Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Córdoba ya perdió un millón de toneladas de soja por inundaciones

Quedaron afectadas más de 300.000 hectáreas en toda la provincia

SEGUIR
PARA LA NACION
Lunes 23 de marzo de 2015
0

CÓRDOBA.- Las inundaciones en Córdoba afectaron unas 300.000 hectáreas productivas (el 5% del total provincial) según los últimos datos de la Bolsa de Cereales de la provincia. La mayor parte es cultivo de soja, aunque también hay daños significativos en la cuenca lechera del departamento San Justo. En dinero, las primeras estimaciones plantean unos US$ 300 millones menos para la soja y unos $ 100 millones mensuales de pérdida para los tambos que, en unos tres meses, podrían normalizar su funcionamiento.

Diego Cedriani, delegado del Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (Renatea), calcula en mil los peones afectados, número que incluye a los eventuales. Explica a LA NACION que hay despidos específicos en establecimientos muy afectados por el temporal y finalización de contratos. En las zonas inundadas hay unos 30.000 trabajadores rurales: "El relevamiento por ahora es en áreas periurbanas porque en la mayoría de los campos todavía no se puede entrar; en veinte días recién habrá un panorama más claro", sostuvo el dirigente. También constataron problemas en 42 plantas de silos, aunque el nivel de daño todavía no se determinó.

Néstor Roulet, ex presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera (Cartez), cree que de las 15,5 o 15 millones de toneladas de soja estimadas para esta cosecha en Córdoba habrá un millón menos, además de una baja del rinde promedio por hectárea en torno del 5 por ciento. En diálogo con LA NACION advirtió que, de todos modos, buena parte de los cálculos dependen de cómo sigan las condiciones climáticas. Hay soja lista para cosechar hace diez días, pero "no hay piso" para que ingresen las máquinas.

"La pérdida de oportunidad de levantar la soja todavía no es clara, la tierra en algunas zonas orea bien, pero hay que seguir esperando", agrega.

El otro aspecto que remarca es que se viene un paisaje de "silos a pleno", porque los caminos para mover la producción están destruidos. "Hay que prepararse para que nos empiecen a criticar porque donde haya una lomada habrá una bolsa hasta tanto se pueda volver a transitar", ironizó.

Juan Manuel Garzón, economista del Ieral, de la Fundación Mediterránea, señala que el temporal terminó de complicar un año difícil para los productores que ya arrastraban una pérdida fuerte de rentabilidad. Los márgenes brutos del ciclo 2014/2015 en un campo de Marcos Juárez se ubicarán al 50% de lo que fueron en las últimas 11 campañas; la situación no difiere mucho según los granos.

La pérdida por las inundaciones se suma a la baja del precio internacional de los granos, que oscila entre 25 y el 30 por ciento respecto de la cosecha anterior, dependiendo el período de comercialización del grano.

"El poder de compra de la soja en términos de mercado interno es el más bajo de los últimos 14 años, apenas por encima del período 1999-2001, cuando no la valía nada en el mundo", comenta.

Cuenca lechera

En Córdoba funcionan unos 4000 tambos concentrados en la zona de San Justo. Unos mil sufrieron complicaciones. Roulet señala que unos 20 debieron cerrar mientras que el resto redujo entre 10 y 15 por ciento su producción. Es decir, unos 10 millones de litros de leche menos por día, lo que implica unos $ 100 mensuales.

La expectativa es que -con buenas condiciones climáticas- en dos o tres meses la situación pueda regularizarse. Los campos anegados también implican mayores costos, ya que las vacas no pueden pastar y se usa alimento balanceado.

Declaran la emergencia agropecuaria

El gobierno de la provincia de Córdoba declaró la emergencia agropecuaria. El principal beneficio es la prórroga del pago del Inmobiliario Rural. Para la producción agrícola, la medida alcanza hasta el 30 de junio y, para ganaderos y tamberos, se extiende hasta el 31 de diciembre. Si siguen los anegamientos puede haber prórroga. El productor afectado deberá presentar una declaración jurada georreferenciada de daños. Si superan el 50% de la producción estará incluido en el estado de emergencia y, si alcanza el 70%, será "desastre agropecuario".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas