Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Alivio para el Gobierno tras el crucial giro de Griesa con el Citi

Para los analistas, la autorización del pago le da respiro; la disputa se postergará a septiembre

SEGUIR
LA NACION
Lunes 23 de marzo de 2015
0

Un triunfo para el Citibank y un alivio importante para el Gobierno. Eso representa la decisión del juez neoyorquino Thomas Griesa de dar marcha atrás y autorizar al banco norteamericano a pagar a los bonistas con títulos de deuda reestructurada bajo legislación argentina. Así, podrá "patear" por lo menos hasta septiembre la negociación de la deuda en default, según opinaron los analistas y especialistas consultados por LA NACION.

Sin embargo, también advirtieron que la decisión de Griesa no cambia demasiado el tema de fondo y que ya resulta claro que para encontrar una solución a la disputa de la Argentina con los holdouts habrá que esperar el próximo gobierno.

Si bien hasta anoche no se conocían los alcances y detalles de la autorización de Griesa, según el comunicado que dio a conocer anteayer el propio Citibank, podrá procesar el pago del vencimiento de deuda del 31 de marzo y, "bajo ciertas condiciones", también el del 30 de junio. Además, la entidad dijo que Griesa no impedirá que su filial local "ejecute su salida del negocio de custodia de títulos en Argentina" respetando las "leyes y regulaciones vigentes".

Ambos puntos -la autorización para hacer los pagos de marzo y junio y la luz verde para avanzar con la venta del contrato de custodia de los bonos argentinos- eran los que reclamaba el Citibank para evitar lo que definían como "un conflicto de leyes internacionales sin precedente" en el que habían quedado atrapados tras la decisión de Griesa de prohibirle el giro de fondos y la amenaza del gobierno argentino de quitarle la licencia para operar localmente. Como una manera de presionar indirectamente a Griesa, el viernes la Comisión Nacional de Valores (CNV) había designado a su vicepresidente, David Jacoby, como veedor.

"Es un alivio para el Citi, porque puede avanzar con su decisión de salirse de un negocio marginal como es el de la custodia de la deuda argentina y, a la vez, se saca de encima la amenaza de perder la licencia para operar en el país", explicó el abogado especialista en temas de deuda Lucas Piaggio.

Anoche, a última hora, NML Capital, uno de los fondos buitre en litigio, le agregó complejidad al asunto con un comunicado que podría molestar al Gobierno: admitió haber acordado con el Citi para que el banco no apelara el fallo de Griesa que bloquea el pago de deuda bajo legislación argentina. Según el fondo, "el juez aprobó este acuerdo, que se aplica solamente a Citibank y fue diseñado específicamente para hacer frente a las circunstancias singulares que afronta Citi Argentina después de que Citibank anunció que saldría del negocio de custodia de bonos en la Argentina". Esta decisión del Citi, que había anticipado que agotaría "todas las alternativas legales para liberar los pagos", es importante para los fondos buitre, porque dejaría firme el bloqueo.

Hasta anoche se había especulado con que la autorización de Griesa a cumplir con los pagos de marzo y junio también representaba un paso atrás para los fondos buitre, que en los últimos días le habían reclamado al juez que no permitiera hacer ningún otro pago. Sin embargo, en la pelea de fondo que tienen la Argentina y los holdouts, liderados por NML y Aurelius Capital, no se perciben grandes cambios y, más allá del impacto político, todo indica que la solución del problema de la deuda en default no llegará con este gobierno.

"El Gobierno claramente le ganó esta mano al juez. Sin embargo, los efectos prácticos no son demasiado relevantes. El Citi es sólo uno de los intermediarios en el pago. La cuestión central es si en el futuro la Caja de Valores podrá o no procesar pagos al exterior sobre deuda externa argentina", explicó el abogado Marcelo Etchebarne, socio del estudio Cabanellas.

"Es una autorización temporaria que intenta evitar un conflicto entre el Citibank y el gobierno argentino dada la situación de tensión que se había generado", explicó Eugenio Bruno, socio del estudio Garrido. "No cambia el escenario de la negociación ni la imposibilidad de nueva emisión, ya que Griesa considera, como lo resolvió en su fallo anterior y no ha cambiado con su última decisión, que cualquier bono emitido en el exterior cae bajo la sentencia de pari passu. Es decir, no sólo los bonos del canje, sino también nuevos bonos ofrecidos en el exterior quedan bloqueados por la sentencia de Griesa", agregó.

El economista Nicolás Dujovne coincidió: "Se trata de una buena noticia para el sistema financiero porque implica un lío menos y disipó cualquier posibilidad de una crisis por este frente".

En el Ministerio de Economía, mientras tanto, destacaron que la decisión del juez norteamericano de autorizar el pago era "una nueva muestra de las incongruencias de Griesa", pero a la vez ratificaron que el veedor designado por la CNV seguirá en el Citi, "acompañando el proceso de pago del vencimiento de deuda".

El banco le ganó la pulseada al juez

Marcha atrás

El viernes, el juez Thomas Griesa autorizó un pago del Citibank a los bonistas, dando marcha atrás con un fallo propio previo

El ganador

El Citibank logró sus dos objetivos: la Justicia de Nueva York le autorizó el pago de la deuda argentina y, a la vez, le dio un plazo para desprenderse del negocio de la custodia de los bonos argentinos

Respiro temporal

Para el Gobierno la medida representa un alivio en la pelea que tiene con los fondos buitre porque le da aire para estirar la disputa hasta septiembre

Solución para 2016

Todo indica que una solución definitiva para la deuda quedará en manos del próximo gobierno

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas