Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Alta ocupación en los lugares turísticos; el mar, para osados

A pesar del abrupto cambio en las temperaturas que vino con la llegada del otoño, se desplazaron decenas de miles de personas; buenas expectativas para Semana Santa

Martes 24 de marzo de 2015
SEGUIR
LA NACION
0

MAR DEL PLATA.- Llegaron entusiasmados detrás de noticias recientes que resaltaban esas jornadas calurosas, más propias de enero, que reinaron por aquí durante los últimos 15 días. Pero en coincidencia con el inicio del fin de semana largo y el cambio de estación, se acabó lo que se daba.

Desde el sábado, el sol juega a las escondidas, los paradores son una alternativa sólo para pasadas breves y los abrigos están a la orden del día. Los turistas andan por aquí por decenas de miles, aunque del verano les quedó poco y nada. Se fue en el almanaque y también en los hechos.

Eso sí: hay que reconocer el entusiasmo y las ganas de aquellos que aun con temperaturas de 20 grados recalan en la arena con trajes de baño y avanzan hacia las olas. No fueron muchos, pero sí suficientes como para hacerse notar en balnearios que por primera vez en el año obligan a pisar la arena con buzos y camperas. "Los chicos no tienen frío y se meten, pero para nosotros el mar ya pasó a ser una postal", confiesa Matilde, de La Plata, que ve a sus hijos Catalina y Mauricio, de 8 y 7 años, que chapotean en la orilla de Playa Grande.

El arribo de viajeros fue muy bueno desde las últimas horas del viernes y en particular durante todo el sábado. Las reservas ya anticipaban una excelente respuesta para esta fecha, quizá la última chance que quedaba para instalarse unos días en la costa con expectativas de disfrutar de la playa.

El fenómeno turístico no fue exclusivo de Mar del Plata, sino que se percibió en todo el frente de localidades balnearias, desde San Clemente del Tuyú hasta Necochea. Cariló y Mar de las Pampas volvieron a marcar los puntos más altos en términos de porcentaje de ocupación.

El sector hotelero asoma como el primer gran ganador de estos feriados de marzo. Por aquí tenía huéspedes confirmados el 80% de las habitaciones. Más que positivo si se tiene en cuenta que en ocho días tendrá una nueva chance de sumar fuerte, con los feriados de Semana Santa.

Como para tener referencia, en un hotel de cuatro estrellas se ofrecían paquetes de estada con alojamiento y media pensión por 5500 y 6900 pesos por persona según se optara por la oferta de tres o cuatro noches. Es uno de los niveles donde mejores porcentajes de ocupación se están dando.

El otro rubro que está cosechando beneficios es el gastronómico. Había que caminar el domingo al mediodía por ese complejo de restaurantes del puerto, donde para conseguir una mesa disponible hubo que esperar más de una hora.

"Es un fin de semana muy interesante", reconoció el encargado de uno de esos restaurantes, que se prepara para máxima demanda en Semana Santa.

Ayer, con una tibia resolana y aire fresco en la costa, funcionaron muy bien las propuestas de la zona centro y el paseo comercial de calle Güemes. Las mesas al aire libre tuvieron demanda desde la mañana hasta última hora de la tarde. Y los paseos de compras, en particular el de outlets de prendas de vestir y fábricas de sweaters de avenida Juan B. Justo, estuvieron bien concurridos.

Si, como se prevé, el tiempo acompaña con condiciones similares a las de estas últimas jornadas, habrá hoy un último pico de demanda. Al menos hasta después del mediodía, horario en el que se acelera el éxodo.

En la estación ferroautomotora confirmaron que para esta fecha se agregaron unos 150 ómnibus adicionales a los servicios habituales. Una cifra importante para la época y que promete ser superada en ocho días, cuando comience otro fin de semana súper largo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas