Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El arte contemporáneo y la historia de la inmigración comparten casa

El Centro de Arte de la Untref y el Museo de la Inmigración abren al visitante una iniciativa que combina las últimas tendencias artísticas, de la mano del Premio Braque, y la añoranza de los días fundacionales del país

Martes 21 de abril de 2015
SEGUIR
LA NACION
0

El edificio está cerca del río, bastante escondido y fuera de los circuitos de arte más concurridos. Ubicado al lado de la oficina central de Migraciones, sobre la avenida Antártida Argentina al 1300, el ex Hotel de los Inmigrantes alberga desde 2012 dos museos fundados por la Universidad Nacional de Tres de Febrero: el Centro de Arte Contemporáneo de la Untref y el Museo de la Inmigración. En el CAC se exhiben hasta el sábado 25 las obras de los veinticinco artistas seleccionados por el jurado del Premio Braque.

Célebre por detectar y difundir el trabajo de artistas que más tarde serían prestigiosos, como Leandro Erlich y Jorge Macchi, el Braque se llevó a cabo en el país entre 1963 y 1997. Impulsado por la Untref y la embajada de Francia, fue relanzando en 2013. De carácter bienal, una de las características del premio es que no ofrece una convocatoria abierta, sino que los artistas reciben una invitación para presentar una obra o un proyecto en cualquier soporte: escultura, pintura, fotografía, video, instalación. En esta edición, Macchi integró el equipo de curadores que eligió los 25 participantes. Luego, un jurado (formado por Daria de Beauvais, del Palais de Tokyo; Aníbal Jozami, rector de la Untref; Erlich, y Guillermo Navone) seleccionó a los ganadores. El primer premio fue compartido entre Florencia Rodríguez Giles por la performance Hipertesia y Vicente Grondona por la obra Circulación ígnea. Hubo una mención especial para Juan Becú (presentó el video Radical fitness, una parodia de la creación artística) y otras menciones para Karina Peisajovich (la instalación lumínica RGB CMY), Donjo León (Epicentro magnético) y Juliana Iriart (Luminador). Los dos primeros premios recibieron una estadía de seis meses en París, con pasajes y hospedaje incluidos, para realizar una beca en la Cité Internationales des Arts durante la segunda mitad de año. Como apoyo al concurso, el Palais de Tokyo ofrece a los artistas una residencia de trabajo.

En la recorrida por la tercera planta del edificio recuperado por la Untref (en el primero y el segundo pisos todavía se conservan millones de fichas y documentos de inmigrantes que llegaron al país entre 1911 y 1951 que están en proceso de digitalización) se pueden ver las dos patas de este enorme museo: en un ala se exhiben las obras de arte contemporáneo del Braque, que impactan por sus colores (muchos eligieron la paleta pastel del ex hotel) y materiales (hay carbón, agua, luces, efectos en 3D).

El sábado 25, a las 16, será la última oportunidad para ver la performance ganadora, en la que participan Bárbara Hang e Ignacio Sánchez Mestre.

En el otro sector está la muestra permanente sobre los procesos de migración, Para Todos los Hombres del Mundo, y también una temporaria, dedicada esta vez a los italianos y los españoles instalados en la Argentina.

"Diseñamos espacios de exhibición donde conviven el pasado y el presente. Hay cuatro zonas: en la primera se explican las razones que provocan las migraciones en el mundo con una línea de tiempo", contó a LA NACION Diana Wechsler, directora del Instituto de Investigaciones en Arte y Cultura Dr. Norberto Griffa de la Untref. Un enorme barco recibe a los visitantes en la entrada de la primera sala. Hay también una recreación del hotel, con un dormitorio parecido al que compartían 400 inmigrantes cada noche. El público puede ver fotografías, documentos del archivo del museo y otros donados por familias, proyecciones de películas como El inmigrante, de Chaplin, y testimonios en video de migrantes actuales que cuentan sus experiencias personales.

El arte contemporáneo también está presente en las muestras sobre inmigración. Entre las obras que contribuyen a expandir la idea de la convivencia entre el presente y el pasado se destaca un antiguo baúl con ropa y telas blancas donde se proyectan conceptos vinculados con los viajes, la memoria y la identidad. Además, hay una instalación sonora con camas del viejo hotel y canciones de cuna en distintas lenguas.

En la sala temporaria se pueden escuchar fragmentos de los radioteatros de Niní Marshal y sus dos personajes migrantes: Catita y Cándida. Allí también se proyectan las películas protagonizadas por la gallega y la italiana. Los segundos sábados de cada mes, el museo organiza charlas sobre cuestiones vinculadas con la inmigración. La próxima tratará sobre la inmigración en el cine.

La agenda en Dársena Norte

Con muestras temáticas permanentes y temporarias, el Centro de Arte Contemporáneo y el Museo de los Inmigrantes pueden visitarse juntos, de martes a domingos, con entrada gratuita.

Las visitas guiadas se realizan los sábados y domingos, a las 14 y a las 16. Los domingos, a las 15, además, hay actividades didácticas y recorridos guiados especiales para familias con chicos a partir de los 5 años.

El Museo de los Inmigrantes está ubicado en la avenida Antártida Argentina 1355, en Dársena Norte. Mayor información sobre las actividades y las iniciativas pueden obtenerse en la página oficial de la Universidad de Tres de Febrero www.untref.edu.ar.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas