Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Lesiones: tendón rotuliano

Es una de las lesiones más comunes entre los deportistas, sobre todo en aquellos deportes de impacto como el atletismo

Jueves 08 de junio de 2017 • 18:54
0

La tendinitis rotuliana se trata de un dolor en la zona situada entre la rótula y la parte superior-anterior de la tibia y por dificultades a la hora movilizar la rodilla. Suele estar acompañado por una sensación de pérdida de fuerza en la articulación y por agudas molestias al incorporarse luego de permanecer sentado o al intentar ponerse en cuclillas.

Causas

La causa principal de la tendinitis rotuliana suele ser un mal gesto (en carrera o en el pedaleo de la bicicleta por ejemplo) que de a poco daña el tendón hasta producir una inflamación del mismo. La misma se conoce como microtraumatismo por repetición. Este microtraumatismo se produce por una mala postura de la pierna. Otra posible causa puede ser debido a un mal entrenamiento o a la debilidad del cuádriceps ocasionando una degeneración del tendón que, a veces, puede llegar a la rotura de alguna de sus fibras producto del trabajo de fortalecimiento de dicho músculo y no alternarla con ejercicios isométricos.

Otra de las causas más usuales tiene un origen congénito, ya que la desviación en la posición de la rótula también puede ser causa de tendinitis. En estos casos una solución bastante frecuente es la quirúrgica.

Signos y síntomas

Dolor al flexionar o extender la pierna.

Edema e hinchazón en la zona.

Dolor y sensibilidad en el área del tendón rotuliano.

Dolor al pedalear o simplemente al caminar.

Permanecer mucho tiempo con la rodilla flexionada.

Tratamiento

El tratamiento varía mucho según el tipo de tendinitis del paciente, pero los protocolos hhabituales de tratamiento son:

Corregir errores del gesto deportivo (mala técnica).

Reposo deportivo.

Ejercicios de estiramiento y fortalecimiento.

Láser de baja frecuencia y ultrasonidos.

Corregir el déficit de la hidratación.

Utilización de material deportivo correcto (zapatillas en mal estado, plantillas).

Medicamentos antiinflamatorios no esteroides.

Aplicar bolsas de hielo para reducir la inflamación (primeras 48 a 72 horas).

Cincha circular en la rodilla que comprime la mitad del tendón.

Masaje descontracturante y de descarga del músculo cuadriceps.

Masaje transverso para movilizar el tendón (masaje tipo cyriax).

Ejercicios de musculación isométrica del cuádriceps (nunca en flexoextensión).

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas