Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Tres dirigentes tucumanos abandonaron el massismo

Son dos legisladores y un intendente que ahora apoyan a Scioli; se fueron tras el acuerdo UCR-Pro

Martes 28 de abril de 2015
SEGUIR
PARA LA NACION
0

SAN MIGUEL DE TUCUMÁN.- El Frente Renovador que lidera Sergio Massa ayer sufrió bajas sensibles en Tucumán y peligra la alianza que éste venía tejiendo con el diputado radical y candidato a gobernador, José Cano, de cara a las próximas elecciones.

Los hermanos José y Enrique Orellana, legislador provincial e intendente de la ciudad de Famaillá, respectivamente, anunciaron que abandonan las filas del massismo para retornar al oficialista Frente para la Victoria (FPV), que conduce el gobernador José Alperovich e impulsa la candidatura a gobernador de Juan Luis Manzur. Los mismos pasos seguiría el parlamentario peronista José Teri, quien, a la hora de justificar su volantazo, declaró que el ex ministro de Salud Manzur "es muy distinto a Alperovich y le puede dar mejores cosas a Tucumán".

La decisión de los dirigentes justicialistas venía cocinándose desde hace varias semanas, pero fue apurada por el reciente acercamiento entre Cano y el Pro de Mauricio Macri, que están a las puertas de sellar un acuerdo electoral de cara a los comicios provinciales del 23 de agosto y las elecciones nacionales de octubre. De las discusiones para el armado de un amplio frente opositor que le dispute el poder al alperovichismo también participa el sector liderado por el intendente de San Miguel de Tucumán, Domingo Amaya. Se espera que en los próximos días haya una definición al respecto.

En diálogo con LA NACIÓN, el legislador José Orellana dijo que la decisión de volver al oficialismo implica retirarle el apoyo la postulación de Massa para adherirse a la candidatura de Daniel Scioli. "No se puede estar en dos partes al mismo tiempo. Si acompañamos a Manzur y al FPV, vamos a respaldar la candidatura de Scioli. Además, Massa nos pedía que apoyemos a Cano, pero nunca estuvimos de acuerdo con eso, y es lo que hoy nos hace ir por caminos separados", argumentó.

De todos modos, Orellana reconoció que la decisión también obedece a "una cuestión de supervivencia política", dado que a cambio les ofrecieron espacios en las listas de candidatos del oficialismo. "Esperábamos que Cano y Amaya alcancen la unidad, pero todavía no lo hicieron y así no podrán ganarle al FPV, que es el único que nos garantiza sostener nuestro proyecto. A mí me ofrecieron una candidatura a diputado nacional en segundo término, mi hermano Enrique iría como candidato a legislador por el Oeste y su esposa (Patricia Lizárraga) se postularía como candidata a intendenta de Famaillá", precisó.

Hasta ahora, el único dirigente "de peso" que no sacó los pies del plato y sigue acompañando el proyecto de Massa en Tucumán es el legislador Gerónimo Vargas Aignasse, quien aspira a convertirse en intendente de la capital provincial.

"No vamos a volver al oficialismo, nos quedaremos con el Frente Renovador, porque hace falta un cambio en Tucumán y porque estamos convencidos de que Sergio Massa va a ser presidente. No se puede estar con Dios y con el diablo al mismo tiempo", dijo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas