Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Chicos que desaparecen: en el 84,6% de los casos, se fugan

Ayer fue encontrada Carlina, que estaba con un joven en Palermo

SEGUIR
LA NACION
Jueves 30 de abril de 2015

Carlina, la chica de 14 años que desapareció el lunes en el parque Las Heras y que era intensamente buscada, fue encontrada ayer gracias al aviso de un vecino de Palermo que había visto su foto en los medios y se comunicó con la policía.

Según informó el secretario de Seguridad, Sergio Berni, Carlina estaba en el hall de un edificio junto a un joven mayor de edad, protegiéndose de la intensa lluvia de la mañana.

En la Argentina, según datos del Registro Nacional de Información de Personas Menores Extraviadas, el año pasado se registraron 6047 casos. Si se tienen en cuenta las cifras de 2013, hay un incremento de 8,31% (5538 reportes).

Carlina, en la Comisaría N° 2 de Palermo, poco después de ser encontrada ayer
Carlina, en la Comisaría N° 2 de Palermo, poco después de ser encontrada ayer. Foto: Aníbal Greco

"El 84,6% de los chicos de entre 12 y 17 años se fue por voluntad propia, lo que en la jerga policial se llamaría fuga de hogar", afirmó a LA NACION Cristina Fernández, directora del registro. "Las razones tienen que ver con maltratos y conflictos familiares. Los hogares pierden la posibilidad de contener a los chicos y se enfrentan a situaciones expulsivas", agregó.

Juan Carr, de la Red Solidaria, aconseja "hacer un escándalo" cuando un chico desaparece o se pierde. "Si aparece enseguida, bienvenido sea el papelón", dijo.

"Atendemos a los padres de los chicos, hacemos seguimientos, difundimos las fotos, cuando somos autorizados por un juez", dice Fernández. Según la funcionaria, una de las claves de esta herramienta es poder cruzar los datos en las distintas comisarías del país. De la cifra total, según indica el reporte, se logra encontrar al 80% de los chicos.

El caso de Carlina es uno de los 1000 que se dan por año en la ciudad de Buenos Aires, según informó a LA NACION Guadalupe Tagliaferri, la presidenta del Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del gobierno porteño.

"El número se mantiene constante año tras año. Si se tienen en cuenta las estadísticas del Registro de Chicos Perdidos del Consejo, el año pasado hubo 1125 casos, y en 2013, 1132", señala la funcionaria. Carlina forma parte también del 95% de los chicos que logran ser encontrados en la ciudad.

Si bien aún no se conocieron las causas que llevaron a la adolescente a desaparecer por casi dos días -de hecho, se investiga hasta una llamada telefónica con un pedido de rescate-, Tagliaferri indica que el 70% de los menores se suelen ir en forma voluntaria de sus casas. "En función de los números, abandonan sus hogares por situaciones que no pueden resolver en el ámbito familiar. Se rompe el diálogo. A veces, es porque la familia no acepta una relación con un novio o una novia, están embarazadas o hay maltratos", explica.

Antenoche, la encargada del edificio donde vive Carlina, junto a su madre adoptiva, dijo a la prensa que había "problemas familiares" .

Del total de los 1125 chicos que se perdieron el año pasado en la ciudad, el 60% correspondía a la franja que va de los 16 a los 17 años. "La adolescencia es una etapa de muchos cambios, por lo que es muy común que los chicos no se sientan comprendidos por los adultos responsables de la crianza", indica Tagliaferri.

Si se tiene en cuenta todo el país, se mantiene la variable relativa a la edad. El 81,2% de los chicos extraviados corresponde a la franja que se extiende de los 12 a los 17 años. De ese total, la cantidad de chicas (70,8%) supera la de chicos (29,2%).

"Se van de la casa pensando que la vida sin límites es mejor y no tienen conciencia de los peligros a los que están expuestos", advierte desde la experiencia Adriana Sellan, integrante de la comisión directiva de Missing Children.

Qué hacer

Carr considera que cuando un familiar se pierde primero hay que recurrir a la comisaría, la fiscalía y el juzgado. Y en las ciudades más chicas, a los Bomberos y a Defensa Civil. "Luego hay que armar equipos y ponerse en contacto con el círculo en el que se mueve la persona que se busca. La última parte es la comunicacional, que se divide en medios tradicionales (TV, radio, diarios) y las redes sociales", cuenta. Ahora, están aplicando también búsquedas por WhatsApp. "Mandamos la foto o los datos de la persona buscada a celulares amigos", agrega e invita a sumarse a la iniciativa vía mail hola@redsolidaria.org.ar.

"Cuando alguien se pierde, que el país se entere", pide Carr.

Tagliaferri cuenta que luego de que los chicos son encontrados hay que hacer un trabajo de revinculación con la familia. "Hay que establecer los canales de diálogo", describe. Y sobre Carlina, que fue entrevistada en Cámara Gesell para conocer las razones de su desaparición, la funcionaria agregó que se estaban tomando los recaudos para contenerla. Algo que se hace con todos los chicos que son hallados.

Ayer, hasta el cierre de esta edición, era buscada intensamente Luana Garnica. La adolescente, de 16 años, fue vista por última vez hace una semana en Escobar. La joven debía ir al psicólogo y, luego, al colegio, pero no llegó a ninguno de los dos lugares. Según contó su madre a la prensa, Garnica chateaba con un hombre, quien presuntamente la chantajeaba con unas fotos.

Debido a la sensibilidad del tema, la nota está cerrada a comentarios

Te puede interesar