Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Para Trabajo, los convenios tienen un nuevo tope: 28%

Desde el lunes pasado, acepta homologar acuerdos que no superen esa cifra

Jueves 07 de mayo de 2015
SEGUIR
LA NACION
0

La orden del ministro de Economía, Axel Kicillof, era que este año ninguna paritaria podía superar el 25% de aumento. Sin embargo, ante la creciente conflictividad gremial, el lunes pasado, en el Ministerio de Trabajo impartieron una nueva orden a todo aquel que intentaba homologar algún acuerdo salarial: hasta el 28% de aumento se acepta, no más.

"Cuando uno acuerda de forma privada con el gremio, es decir, sin intervención del Ministerio de Trabajo ni conflicto, antes de homologar, te fijan una audiencia de ratificación ante un funcionario de la cartera laboral. Si lo acordado es superior al 28 por ciento, no te dejan ratificarlo", confió a LA NACION un abogado de varios gremios de peso. "Ésta es una orden que arrancó el lunes, obviamente, no está escrita", confirmó.

Hace ya algunas semanas que en el equipo económico había quienes se mostraban dispuestos a elevar algunos puntos el tope para los aumentos salariales que se había fijado en Economía. Pero, esta semana, en Trabajo ya se habría empezado a aplicar el retoque.

"Al principio, se hablaba de un 25% de tope; ahora, del 28%. Y si los apuran, en una de ésas le sacan el 29 por ciento", confió otra fuente del sector, que arriesgó que, tal como sucedió otros años, lo más probable es que muchos gremios cumplan con este máximo, y luego completen los acuerdos incorporando sumas no remunerativas. "Lo importante es dibujar de alguna manera el 28 por ciento", ironizó.

Entre los representantes de las empresas, admite una fuente, la nueva preocupación pasa por que los gremios acaten la conciliación obligatoria ante un conflicto. Es lo que sucedió anteayer con la UOM, el gremio de metalúrgicos, que encabeza Antonio Caló, hasta ahora el hombre más cercano al Gobierno dentro de la CGT oficialista, que había llegado a amenazar con un paro de 36 horas.

Salarios retrasados

De acuerdo con un estudio de la consultora Finsoport, que dirige Jorge Todesca, pese a los aumentos convalidados en los últimos años, los salarios reales dejaron de crecer en 2012 porque, como consecuencia del estancamiento económico, las empresas se vieron en dificultades para conceder mejoras salariales que permitieran acompañar la inflación.

Desde 2003 y hasta fines de 2011, señala el informe difundido ayer, los salarios reales -tanto del sector público como los del sector privado registrados y no registrados- crecieron 41%, considerando el índice salarial que publica el Indec y ajustándolo en función de la inflación oficial (hasta 2007), y tomando también indicadores de precios alternativos.

En tanto que, a partir de 2012, la situación cambió. Desde entonces y hasta hoy, los salarios se mantuvieron estancados, incluso con períodos de caída. A marzo pasado, los sueldos acumulan una contracción del 1,3 por ciento.

"El salario real está por lo menos estancado desde fines de 2011, lo que coincide con el deterioro de otros indicadores de la economía y, particularmente, con la crisis del sector externo y la introducción del cepo cambiario", concluye el informe.

Dos etapas de una gestión

41%

Aumento

Es el porcentaje que, según un informe de Finsoport, aumentaron los salarios reales -públicos y privados- entre 2003 y fines de 2011

1,3%

Caída

Es el porcentaje que se contrajo el poder adquisitivo desde 2012 hasta marzo pasado, según Finsoport. El estancamiento económico y el cepo cambiario, algunas de las razones

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas