Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La UOM y Comercio van a la calle en reclamo contra el tope salarial de Kicillof

Los gremios oficialistas de Caló y Cavalieri se movilizan contra el Gobierno para rechazar el techo del 25%

Jueves 07 de mayo de 2015
SEGUIR
LA NACION
0

Presionado por el Gobierno para cerrar aumentos salariales a raya, el gremialismo oficialista, encarnado en la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y el Sindicato de Empleados de Comercio, romperá su pasividad con dos movilizaciones de alto simbolismo: protestarán en las narices del Ministerio de Trabajo y de la Secretaría de Comercio, dos organismos clave en lo relativo a los sueldos y a la inflación.

Los metalúrgicos de Antonio Caló, jefe de la CGT alineada con la Casa Rosada, se plantarán esta tarde en la puerta del Ministerio de Trabajo para forzar un acuerdo que se aproxime a sus pretensiones iniciales, que eran de un 32 por ciento por pagarse en dos cuotas.

"Vamos a cerrar la paritaria sin el tres adelante a pedido de la señora [por la Presidenta], aunque estará cerca del 30. Puede ser del 28", arriesgó ayer un jerárquico de la UOM. La pulseada con las seis cámaras empresarias del sector continuará hoy después de semanas de idas y venidas y de la reciente intervención del ministro de Economía, Axel Kicillof, quien ordenó que el trato no supere el 25%, según blanqueó Caló el lunes último.

Los mercantiles, en tanto, se movilizarán recién la semana próxima. Así lo definió ayer su consejo directivo. Su jefe, Armando Cavalieri, sugirió hacer un paréntesis para intentar poner paños fríos a su cruce retórico con Kicillof, a quien comparó con el menemista Domingo Cavallo por "imponer una barrera a los salarios". Habrá protestas en el interior del país, pero la convocatoria central será en la sede de la federación, que, casualmente, está ubicada en frente de la Secretaría de Comercio y del Indec.

"Las medidas de fuerza no son en contra de los empresarios. ¿De qué sirve parar los supermercados? El Gobierno fue el que no nos homologó el acuerdo del 30% que habíamos convenido con los empresarios", justificó el reclamo Orlando Machado, secretario general de Comercio de las seccionales de Lanús y Avellaneda.

Cavalieri había ido el jueves pasado al Ministerio de Trabajo con el borrador de su acuerdo salarial bajo el brazo. Había alcanzado un trato con Carlos De la Vega, presidente de la Cámara de Comercio, por un alza salarial anual del 30%, por pagarse en dos tramos de 15%. Tomada no lo avaló por orden de Kicillof, según relató el sindicalista. Al hacerse pública la disputa, a De la Vega se le abrió otro foco de conflicto, pero en la universidad Caece, propiedad de la Cámara. Allí, el empresario se niega a otorgarles a los docentes el mismo aumento que había pactado con Cavalieri.

Mientras que los oficialistas de la UOM y Comercio transitan un inusual terreno de conflictividad, el Gobierno encontrará en los estatales de UPCN y en los albañiles de la Uocra a sus dos aliados ideales para escenificar cierta paz paritaria. Ambos gremios aceptarán firmar subas entre el 25 y el 28%. Se firmarían en el corto plazo. Ayer, Andrés Rodríguez, jefe de UPCN, anudó de palabra parte del acuerdo, aunque restaba definirse en cuántas cuotas se efectivizaría el alza. La negociación de la Uocra la lleva en silencio Gerardo Martínez, que terció a favor del Gobierno en la puja salarial porque confía en que los acuerdos bilaterales con China y Rusia le garantizarán más empleo para sus afiliados.

Más allá de lo que puedan resolver los gremios aliados y del pedido de "no dramatizar" que hizo ayer Tomada, la conflictividad en torno a las paritarias sigue con rumbo alcista, como la inflación. Hoy seguirán las huelgas parciales en los bancos, que no abrirán el martes próximo, y habrá paro de los docentes de la Universidad Tecnológica Nacional, quienes no aceptaron el 22% que ofreció el Estado.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas