Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Música sinfónica, de cámara y ópera para un circuito indie

Lírica Lado B, el Ensamble Lírico Orquestal o el festival clásico del Konex: alternativas a la oferta del Teatro Colón

SEGUIR
LA NACION
Sábado 09 de mayo de 2015
0

Hace casi una década, cuando las puertas del Teatro Colón se cerraron para el comienzo del gran plan de reciclado de su edificio, la actividad lírica, sinfónica y de cámara realizada en otros espacios adquirió mayor visibilidad. El árbol dejó de tapar el bosque. Se le prestó más atención a la programación de salas como la del Teatro Argentino de La Plata, que antes de caer en cierto letargo por cuestiones presupuestarias ofreció calidad artística, buenas ideas (sobre todo renovadoras) y excelentes espectáculos. No sólo fueron beneficiadas las salas oficiales. También se renovó el interés por las programaciones de entidades con muchos años de trabajo: el legendario Mozarteum Argentino (con más de medio siglo), la Academia Bach, o los clásicos programas operísticos de Buenos Aires Lírica y Juventus Lyrica. Como éstas, hay otras entidades que con esfuerzo producen óperas y conciertos.

La novedad de los últimos años es la aparición de propuestas alternativas que propician una escena indie en Buenos Aires. Hace cinco años que el Ensamble Lírico Orquestal viene ofreciendo concisas temporadas que incluyen una ópera más conciertos sinfónicos corales, que es lo distintivo de su proyecto. Por otro lado existe Lírica Lado B, una apuesta totalmente original y renovadora dentro de la escena operística vernácula, tanto por su producción cooperativa como por el encuadre de sus proyectos.

Por otro lado, Ciudad Cultural Konex ofreció semanas atrás su primer festival de música clásica. En este caso, a la singularidad del espacio (una vieja fábrica y depósito aceitero) se suma la particularidad de combinar conciertos con actividades formativas para músicos y para público en general. Porque la oferta estuvo dirigida a una audiencia de muy amplio espectro.

Ensayo general de Curlew River, de Benjamin Britten, por Lírica Lado B
Ensayo general de Curlew River, de Benjamin Britten, por Lírica Lado B. Foto: Daniel Jayo

La historia del Ensamble Lírico Orquestal comenzó hace casi 15 años. La cantante Cecilia Layseca -formada en el Teatro Colón y con un currículum que incluye actuaciones para distintas salas y asociaciones líricas- cuenta que la idea surgió cuando el Ministerio de Educación de la Nación armó un elenco de músicos y cantantes para ofrecer espectáculos en varios puntos del país. "Fue en ese viaje para hacer Hansel y Gretel que con gente como Gustavo Codina nació la idea de crear una asociación. Eso era lo que queríamos. Desde que egresé del Colón lo que siempre quise fue luchar por quedarme en la Argentina y producir cosas nuevas", dice la soprano, que alterna su labor de cantante con la de productora de ópera.

Con espíritu nómade, comenzaron a realizar conciertos privados y, a partir de 2002, producciones propias en el teatro Margarita Xirgu, en el Espacio Collette y en el Teatro del Globo. Allí, en 2010, iniciaron temporadas que hoy se desarrollan en el Auditorio de Belgrano, diseñadas con conciertos y una ópera.

El último domingo estrenaron una versión de La Traviata, que consideran "alternativa". Según Layseca, le gusta más la palabra alternativa que independiente para el trabajo que realiza esta entidad. "En el Auditorio de Belgrano tenemos un público seguidor. Eso nos ha permitido crear un abono de temporada. Y el Coral Ensamble -creado en 2006 para una versión de Orfeo y Eurídice- es uno de los principales motores para gestar los proyectos. Comenzamos con 34 integrantes y ya tenemos más de 100." Actualmente participan personas de entre 17 y más de 80 años. Por eso el espacio termina siendo, además, un lugar de formación, con ensayos semanales de entre cinco y siete horas. "Hay jóvenes y jubilados de coros profesionales. Es un grupo heterogéneo. Esta versión de La Traviata cuenta con dos elencos que nunca cantaron en teatros importantes de Buenos Aires. Tienen un nivel excelente. Por eso queremos que nos vengan a escuchar." Las próximas funciones serán mañana y el 17, a las 18, en el Auditorio de Belgrano, Virrey Loreto 2348.

Lírica Lado B es una asociación civil que luego creó una cooperativa para poder generar sus propias óperas. ¿De dónde viene el nombre? "Tiene que ver con el lado B de un disco, ese lado menos escuchado, o el que tiene los temas menos pedidos desde la idea del mercado", dice Diego Rodríguez, director de escena y uno de los responsables de este proyecto que nació en 2009, con El Quijote en las bodas de Comacho, de Telemann y Schiebeler, que se montó en La Manzana de las Luces. Como idea suena muy bien, aunque quizá no sea tan fácil llevarla adelante. Pero lo cierto es que mañana presenta su octavo título, una versión de Curlew River, de Benjamin Britten, en el museo del IMPA. Es decir: una obra contemporánea que nunca se vio en la Argentina (es estreno para América latina), en una fábrica recuperada, con entrada libre y gratuita. Todo un desafío.

"Desde el principio nos propusimos traer títulos que habitualmente no fueran muy representados. Y ahora sumamos repertorio del siglo XX -dice el gisseur-. Todo lo que hacemos es por autogestión. Vamos en busca de lo que queremos hacer y de los medios para conseguirlo. Hemos recurrido a las rifas y al crowdfunding. Explotamos al máximo los materiales que tenemos. Los espacios son la escenografía; el vestuario es resultado del reciclado. El Falstaff lo hicimos con cortinas de dormitorio", recuerda Diego, tanto como esos mails que Lírica Lado B enviaba hace un par de años para pedir herramientas de jardín que le servirían para montar otro de sus proyectos.

La compañía se completa con Camilo Santostefano y Mariana Ferrer (dirección musical), Germán Ivancic (régie), Alejandro Spies (barítono), Marita Macchietta (fotografía) y el italiano Andrea Burla (producción audiovisual). A ellos se suma un elenco para cada producción que el grupo encara. "La creatividad es nuestro capital artístico. Por eso asumimos una forma de producción que nos pone en otro lugar", completa Rodríguez.

Otros escenarios

Conciertos y música escénica por fuera del mapa oficial

Lírica Lado B

Nació en 2009. Tiene siete títulos en su haber. Con entrada libre estrena para América latina Curlew River, de Benjamin Britten. Mañana y el 30 de mayo, el 6 y el 13 de junio, a las 20, en IMPA, Querandíes 4290. Gratis.

Ensamble Lírico Orquestal

Abrió su temporada de ópera y conciertos sinfónicos con La Traviata. Repite mañana y 17 de este mes, a las 18, en el Auditorio de Belgrano, Virrey Loreto 2348. Entradas desde 200 pesos.

Alapp

La Asociación Latinoamericana de Pianistas Pedagogos tiene diez conciertos programados hasta fin de año. Contacto: alapargentina@gmail.com.

Museo Fernández Blanco

Es estatal pero cuenta con una Asociación de Amigos que organiza ciclos de conciertos a beneficio del museo, en los que utilizan instrumentos de época. El último miércoles tocó el Cuarteto Petrus. Informes: secretaria@amifeb.com.ar.

Proyecto Bach ?Buenos Aires

Se dedica a la difusión en versiones historicistas de la música del compositor alemán. Todas las novedades están en su página de Facebook.

Sofitel La Reserva Cardales

Programó este año, en su complejo del km 61 de la ruta 9, ocho funciones con recitales de piano y canto, y ensambles sinfónicos.

Fundación Raggio

Ofrece su Ciclo Joven de Música de Cámara. www.fund-romuloraggio.org.ar.

La Bella Música

La agrupación dirigida por Patricia Pouchulu (foto) realiza sus habituales soireés musicales. Serán cinco este año. www.labellamusica.org.

Abrazos musicales

Lleva una década de conciertos en Belgrano. La programación se encuentra en la agenda de www.museosarmiento.gov.ar.

Comunidad Amijai

Hace una década que comenzó sus ciclos de conciertos. En comunidad@amijai.org se puede pedir la programación.

Compañía Belcanto

Programó tres óperas en la Sala Siranush. Mañana será la apertura de temporada.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas