Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Massa: "Toda fuerza política nueva tiene permanente tensión"

El precandidato presidencial del FR evitó confrontar con Giustozzi y Cariglino

cerrar
Miércoles 13 de mayo de 2015
SEGUIR
LA NACION
0

Afiebrado y congestionado. Así llegó ayer a la Redacción de LA NACIÓN Sergio Massa, para ser entrevistado en el ciclo Conversaciones en LN. El candidato presidencial del Frente Renovador (FR) no cree que esté somatizando nada y prefiere atribuir su persistente estado gripal al hecho de estar siempre en medio de tanta gente con la que se saluda en sus incesantes caminatas proselitistas.

El ex jefe de Gabinete de Cristina Kirchner afirmó que su condición de ex funcionario no lo invalida ahora en su cruzada contra el mismo Gobierno al que perteneció, así como, puso de ejemplo, nadie cuestiona que Graciela Ocaña o Martín Lousteau también revisten en la política desde la vereda opositora. Fue cauteloso al referirse al éxodo de Cariglino, Giustozzi y otros intendentes de la fuerza que comanda.

Massa viene de transitar días muy particulares de su candidatura para bien y para mal: cerró un acuerdo con el gobernador cordobés, José Manuel de la Sota, y el 1° de mayo fue el protagonista de un acto multitudinario en el estadio de Vélez. Sin embargo, la diáspora de intendentes clave del conurbano que aqueja a su fuerza sigue su curso inquietante.

-¿Estás somatizando algo?

-No, para nada. A la falta de recursos frente a tanta publicidad oficial, del gobierno de la Provincia y de la Ciudad, que hace que tengan presencia desde la televisión, nosotros la compensamos con mucho cuerpo a cuerpo, mucha caminata con la gente. Y bueno, a veces hace que así como te traés alegrías, angustias, depresiones o esperanza, también te traés algún virus.

-Alberto Fernández fue muy crítico con el momento del FR.

-Toda fuerza política nueva permanentemente tiene tensión, que tiene que ver con el crecimiento. Nosotros tenemos claro nuestro objetivo: construir un cambio justo para la Argentina. Que tenemos que contribuir a terminar con este ciclo. Después alguno mete su ambición personal, pero nosotros no tenemos que perder de vista cuál es nuestro objetivo central: así como le pusimos un freno en 2013 al kirchnerismo, ser el puente hacia el futuro en 2015. Eso a veces deja de lado alguna ambición o especulación personal.

-Jesús Cariglino dijo que escuchás más a los obsecuentes, pero que esto es matemática pura.

-La verdad es que lo quiero mucho a Jesús. Le tengo respeto y cariño personal. Lo que creo es que la política no puede ser la especulación del resultado: tiene que ser las convicciones, las ideas, los sueños, los proyectos y esperanzas de la gente. Si no, se transforma todo en una cuestión matemática de qué me conviene ahora, qué mañana. Jesús no fue fundador del FR: se sumó cuando anunciamos la conformación. Ni Jesús, ni Gustavo Posse, ni Jorge Macri. Ellos eran parte de otra construcción. Hoy tengo más preocupación por qué pasa con Carlos Fayt, con la Corte, con esta idea de llevarse puesto al Poder Judicial, que por una cuestión de un nombre más o menos.

-El tema es si los intendentes están evaluando si les sumás o no.

-Mirá, creo que eso lo van a definir las urnas. El 11 de diciembre, a los que ganen en sus territorios y gobiernen, los voy a recibir en la Casa Rosada para que podamos trabajar juntos por sus comunidades.

-¿Qué te sumó Tinelli?

-Tinelli construye un puente con la gente, desde otro lugar. Si uno es inteligente y aprovecha ese puente para plantear sus ideas, suma, construye vínculo. Y creo que hoy hay que tener la inteligencia de usar cada balcón.

-¿Creés que hay alguna esperanza de hacer una PASO grande?

-La verdad es que más que una PASO grande o chica, que es la especulación de los cargos, sí convocaría a todos a dejar la miseria de lado y definir políticas de Estado. ¿Vamos a ponernos de acuerdo con que en la Argentina sigue la jubilación pública y no vuelven las AFJP? ¿Vamos a definir un modelo educativo de escolarización desde los tres años, de jornada extendida, de nuevas tecnologías en el aula? ¿Vamos al acuerdo que asumimos frente a la Iglesia, para definir una política de lucha contra el narcotráfico? ¿Vamos por la extinción de dominio? ¿Sabe cuando la gente va a volver a creer en la Argentina? El día que vea que a un corrupto como Ricardo Jaime le rematan la casa y la plata va a un jardín de infantes o una escuela.

-¿Qué harías con 6,7,8 si sos Presidente?

-Creo que le hace mal a un Gobierno tener periodismo militante. Cuando te mentís en el solitario, después te creés que sos campeón mundial de solitario. La negación de los problemas termina afectando la capacidad de reacción del Gobierno.

-¿Lo pensabas cuando fuiste jefe de Gabinete, y empezó 6,7,8?

-No fue en mi gestión, fue después.

-Fue en abril de 2009 y te fuiste en junio...

-Sí. A ver. El sistema de medios públicos tenía una administración propia. Yo, en abril, y lo ves en los diarios de la época, ya tenía una decisión tomada de salir del Gobierno. Pero probablemente este tipo de cosas son las que me alejan del Gobierno: la soberbia, querer avanzar sobre el Poder Judicial, esta idea de la justicia militante. La mejor justicia es la que milita contra los delincuentes.

-¿No creés que el electorado se confunde un poco, al haber sido jefe de Gabinete?

-No, no creo eso. Fijate que Graciela Ocaña fue ocho años funcionaria del Gobierno. Martín Lousteau también. Creo que la gente sabe que vos tenés que tener el coraje de decir lo que sentís y pensás. Yo hago lo que hago con pasión y digo lo que siento. Y cuando creo que algo está bien, lo apoyo. Yo apoyo la Asignación Universal por Hijo. No creo, como otros sectores políticos, que la gente se la gaste en el chupi y el juego. Me da asco escuchar eso. Hay gente que la necesita. Ahora, ¿eso significa que legitime todo? ¡No! Hay cosas que valoro, no creo que el país deba empezar todo de nuevo cada cuatro años.

-¿Tendrías el coraje de bajar a ser candidato a gobernador?

-Macri podría ser un buen candidato a gobernador. Nació en Tandil. Si quiere ser candidato y acompañarnos, lo invitaríamos a la PASO con Francisco [De Narváez]. Uno tiene que hacer lo que siente y lo que cree mejor para el país. Lo mejor es plantear un cambio justo, no volver a los 90.

-¿Qué hacemos con los carteles de Darío Giustozzi?

-No sé, eso se lo tenés que preguntar a Darío. La verdad es que le tengo cariño, respeto, lo valoro. Creo que, en todo caso, tomó una decisión equivocada, y punto.

-El electorado no peronista quizás tenga alguna reserva porque puedas reivindicar el peronismo que está en vos al asumir la Presidencia.

-¿Qué es el peronismo hoy? ¿Quién lo representa? Para mí [José Manuel] De la Sota es el más peronista de la Argentina, porque tuvo el coraje de enfrentar al Gobierno defendiendo esa convicción.

-Hablaba de hibridez porque, en un escenario de segunda vuelta, si es contra Scioli te votaría todo el arco opositor y, si es contra Macri, te votarían los sectores afines al Gobierno.

-Nos quieren convencer de que la Argentina está fracturada en dos veredas, y la verdad es que en el medio hay una avenida de la gente que quiere cambios, pero que también quiere que algunas cosas que se hicieron se cuiden y se mejoren.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas