Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Hora de reacción para un drama urgente

SEGUIR
LA NACION
Domingo 24 de mayo de 2015
0

Evitaremos los preámbulos. Nos saltearemos las introducciones. El drama es urgente y los números, demasiado contundentes. Desde el año 2008, 1808 mujeres fueron asesinadas, víctimas de la violencia de género, en todo el país, según el Observatorio Adriana Marisel Zambrano, coordinado por la asociación civil La Casa del Encuentro. Sólo el año pasado murieron 277 mujeres y niñas. Setenta y tres de ellas fueron baleadas, 68 asfixiadas y 54 murieron por golpes. En 95 casos, los asesinos fueron esposos o novios; en 61, ex parejas. Setenta y cuatro mujeres murieron en su propia casa, 69 en la vivienda que compartían con el homicida y 41 fueron asesinadas en la calle o descampados. Doscientos niños perdieron así a sus madres.

La Argentina es el país de América del Sur donde más mujeres mueren por este flagelo. Si se tienen en cuenta los países de América Central, nuestro país ocupa el quinto puesto en el macabro ranking latinoamericano, encabezado por México. La provincia de Buenos Aires es, por lejos, el lugar del país donde la violencia de género es más grave: allí murieron el año pasado 91 mujeres. Le siguen Salta y Córdoba, con 21 casos cada una.

Las respuestas desde el Estado son débiles o incipientes. En los últimos años se crearon hogares de contención y observatorios, como la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia, una iniciativa de la fallecida jueza Carmen Argibay, pero si bien estos pasos sirvieron para dar visibilidad a la violencia de género y comenzar a generar estadísticas confiables, no redujeron las muertes. También existen más espacios para denuncias o consultas: sólo la Defensoría General de la Nación recibió más de 900 en 2014. Pero una de cada seis mujeres que fueron asesinadas ese año ya habían denunciado, en vano, a sus parejas.

La Casa del Encuentro reclama que dentro del Código Penal no se elimine el "agravante por género", que se declare la emergencia nacional para combatir la violencia contra la mujer y la creación de una comisión de seguimiento e información en el ámbito de las cámaras legislativas nacionales y provinciales para el cumplimiento efectivo de las normas ya existentes.

Con la consigna #NiUnaMenos, un grupo de periodistas, artistas y activistas convocó a apoyar estos reclamos ante el Congreso, el miércoles 3 de junio. Al ritmo de las estadísticas, desde hoy y hasta ese día, al menos otras siete mujeres serán asesinadas. La necesidad de reaccionar no puede ser más urgente.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas