Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Home banking: el cajero automático en tu PC

Política

Con este sistema es posible pagar la tarjeta, transferir dinero entre cuentas y abonar impuestos y servicios desde casa; sólo se necesita una PC conectada a la Web

Por   | LA NACION

Las recientes medidas económicas obligan a planificar los gastos que hacemos todos los días de manera diferente. Ya no es posible depender totalmente del dinero en efectivo, sino que debemos comenzar a pensar la plata en términos digitales, o virtuales. Para eso, nada mejor que la PC, gracias a un sistema denominado home banking . Su nombre se explica solo: en inglés, significa algo así como el banco desde casa.

Es decir que haciendo uso del home banking, cualquier usuario puede tener un cajero automático en su casa con las consiguientes ventajas, no sólo desde el punto de vista de la comodidad y la seguridad.

Además de pagar la tarjeta o mover fondos entre cuentas, gracias a Internet es posible pagar todo tipo de servicios, como la luz, el teléfono, la cuota del club, etcétera.

Los requerimientos básicos para poder hacer uso de este sistema son muy pocos: una PC, una conexión a Internet y, claro, una cuenta en un banco.

Primero que nada hay que confirmar que nuestro banco tenga home banking (ver recuadro). Si no lo tiene, pero pertenece a la red Banelco o Link, puede hacer uso de los sitios http://www.pagomiscuentas.com.ar o http://www.paykey.com.ar , respectivamente, para pagar servicios (no para hacer movimientos de fondos entre cuentas).

Luego, hay que obtener una contraseña especial para acceder al sitio correspondiente. Hay tres métodos, que dependen del banco. En algunos casos esa contraseña se puede solicitar al banco por teléfono, donde le pedirán todo tipo de datos sobre el titular de la cuenta, para confirmar su identidad; en otros, se puede obtener en Internet, usando la clave de 4 dígitos (PIN) que usamos para el cajero automático.

La otra opción es, justamente, en un cajero. Si es de la red Banelco, después de ingresar el PIN que usamos para habilitar sus servicios hay que elegir la opción Otras operaciones> Clave Acceso Home Banking . Allí deberá ingresar el tipo y número de documento del titular de la cuenta, seguido de una clave de 8 dígitos.

Para los cajeros de la red Link, debe elegir la opción Claves>Clave Internet Home Banking , y luego ingresar una clave de 6 dígitos.

El cajero en el hogar

Una vez que obtuvo la contraseña puede acceder al sitio, conectándose con su PC como lo haría a cualquier página Web (ver recuadro), y sin necesidad de instalar ningún programa. Los navegadores habilitados son Netscape Navigator 4.06 o posterior, Netscape Communicator 4.5 o posterior, Internet Explorer 4.01 o posterior.

En el sitio deberá ingresar su número de documento y usar la clave antedicha. Si no hubo errores, se establecerá una conexión segura entre su PC y el banco: los datos que envía o recibe están protegidos contra espías informáticos (se dice que están encriptados).

Establecido el enlace, usted podrá tener acceso a casi las mismas operaciones que en un cajero: consultas de saldo, transferencia de fondos entre cuentas de un mismo banco, ver los últimos movimientos, etcétera. Sólo hay que elegir la operación deseada, el destinatario y el monto a traspasar.

La transferencia de dinero a cuentas de otros bancos depende de cada entidad, pero tanto en Banelco como en Link (las dos redes de conexión digital interbancaria nacional) aseguran que en esta semana estará listo el servicio.

Igual, esta operación se puede hacer desde el cajero, usando la CBU (Clave Bancaria Uniforme) de la cuenta, que debe pedir en el banco. Aquí, la demora en la transferencia del dinero es de 48 a 72 horas.

Pero no es lo único que se puede hacer. También es posible pagar la tarjeta de crédito, ver el resumen con todos sus movimientos, hacer pedidos al banco de chequeras o cambio de datos personales, armar plazos fijos, cancelar cuotas de préstamos, etcétera.

El teléfono y la cuota del club

Gracias al home banking, podemos decidir pagar distintos tipos de servicios sin movernos de casa y sin tener que buscar efectivo: el gas, la luz, el teléfono, los impuestos, las cuotas de clubes, de proveedores de Internet, los servicios prepagos de salud, los alquileres, los colegios, etcétera.

Tenga en cuenta que algunos bancos pueden ofrecer más opciones de pago de servicios que otros. También se puede optar por el débito automático de esas facturas.

Aquí deberá elegir el servicio que desea pagar, de entre las opciones que le ofrecen. Lo único que necesita es tener la factura a mano, para saber el número identificatorio.

Para las facturas de Telecom, por ejemplo, es el número de Pago Electrónico en Cajeros . Para Edenor, es el de cuenta del cliente que figura en la factura. Para el impuesto de alumbrado, barrido y limpieza, el número está anotado como Código de Pago por Redes .

Se ingresa ese código identificatorio, el importe requerido y se presiona el botón de confirmación. Una nueva ventana le pedirá que especifique de qué cuenta se debitará el importe, y listo: la factura ya está paga.

El comprobante de la operación es un número de seguimiento (tal como en las otras transacciones), que aparece en la pantalla una vez realizada la operación, con una disposición similar a los ticket que emite el cajero automático.

Este número tiene la identificación del banco, la empresa para la que se hizo el pago y los datos específicos de la operación. "Debe ser aceptado por las empresas como un comprobante válido: tiene el mismo valor que una factura con un sello de caja", afirma Armando Avagnina, gerente comercial de Red Link.

Los sitios guardan estos comprobantes, por lo que podrá volver a imprimirlos si fuera necesario después de realizada la operación.

Además, los usuarios de la red Link pueden pasar por un cajero automático y recibir un ticket con el detalle de los últimos 6 pagos. En el caso de Banelco, son 9 débitos.

Si accede por Pagomiscuentas. com, tendrá que ingresar el banco, el documento de identidad y la clave. Si lo hace mediante PayKey. com, deberá apretar el botón de Mis pagos , ir hasta el final de la nueva página que se genera y ahí elegir el banco del que es cliente, para ingresar en el portal de home banking .

El sistema no tiene muchos más secretos. Cada banco ofrece algunos servicios distintos, con los que busca diferenciarse de la competencia. Pero en todos los casos, el resultado es el mismo.

Lo bueno de usar home banking es que los pagos se debitan en el momento en que se realiza la operación. En ese sentido, es como pagar en efectivo desde el hogar, pero en forma virtual.

Direcciones útiles

Algunos de los bancos
que ofrecen el servicio *

(*) Esta lista no es exhaustiva. Consulte en su banco la disponibilidad del servicio.

Cómo configurar el navegador para usar el banco en Internet

Para poder hacer home banking, el navegador de su PC tiene que tener habilitadas las cookies, unos pequeños archivos de texto que se almacenan en su disco rígido y que le dicen al sitio, entre otras cosas, quién es usted, qué puede ver de la página, etcétera.

Como la información en juego es muy importante, si el sitio no logra identificarlo (es decir, no puede dejar una cookie) se negará a habilitar el servicio.

Usualmente, la aceptación de cookies está activada; si no es así, puede hacerlo fácilmente, y definir en su navegador si acepta sin discriminación todas las cookies, o si prefiere que el browser le avise cuando llega cada una, para aceptar sólo las que le interesan.

En el Internet Explorer 5.x tiene que ir a HerramientasOpciones de Internet>Seguridad , hacer clic en el botón Nivel personalizado , y habilitarlas. En el IE 6 , debe ir a Privacidad>Opciones avanzadas y allí configurar la aceptación de cookies. Con el botón Editar del cuadro anterior puede definir sitios como confiables (para que la PC acepte las cookies automáticamente). En el Netscape 4.x o 6.x , debe acceder al menú EditPreferences>Advanced , y allí habilitarlas.

Cada vez que inicie una sesión de home banking, se establecerá una conexión segura entre su PC y el servidor del banco. Esto significa que los datos intercambiados estarán encriptados (codificados de tal manera que sólo su computadora y la página Web pueden entenderlos). ¿Cómo sabrá si esto es así? Porque aparece un candado cerrado en la base de la ventana del navegador.

Si hace doble clic sobre el candado, verá el certificado emitido por una entidad que asegura que la conexión está protegida de miradas ajenas. Sin embargo, en algunos casos puede aparecer, en el certificado, un cartel que dice This certificate has failed to verify for all of its intended purposes (este certificado no pudo ser verificado para todos sus propósitos). Según explica Armando Carratalá, gerente de tecnología de CertiSur, una de las entidades que emiten estos certificados, se debe a una falla en el Internet Explorer (más datos en http://support.microsoft.com/support/kb/articles/Q233/4/79.ASP ). Es decir, que la conexión sigue siendo segura, y sus datos están protegidos.

Por supuesto, aquí se aplica el mismo concepto de seguridad que en un cajero electrónico: la clave de acceso al sitio de home banking debe ser secreta y personal. Además, es importante usar la opción de finalizar la sesión que ofrecen estos sitios, sobre todo si no está en su computadora, así informa al banco que efectivamente usted ya no está usando el sistema. Otra opción es cerrar la ventana del navegador para anular la cookie que se usó para esa sesión. Esto es importante porque de otra forma, si sigue navegando y se va de la PC, alguien podría usar el comando Atrás del navegador (o el del Historial ) para acceder libremente a su cuenta.

Una respuesta para las Pyme

No todas las empresas permiten recibir pagos electrónicos y entrar en los beneficios del home banking para sus clientes.

No es porque no les interese: montar un sistema para cobrar electrónicamente es caro, y no todas las compañías puede afrontar el gasto.

Por eso, Gustavo Frencheli creó Cajadepagos.com. "La idea es simple: tercerizamos la gestión de cobranzas. En principio nos ocupamos de cobrar cada cuota -explica frencheli-: un proveedor de acceso a Internet, un colegio, una empresa de monitoreo de alarmas, etcétera."

El sitio permite generar un cupón de pago virtual, que se puede imprimir y pagar en la red de Pago Fácil, permitir que el pago se retir a domicilio, que se abone con un cheque, con patacones, etcétera.

Pero también hay un acuerdo con Decidir.com (el que Frencheli es cofundador) para que los clientes puedan pagar con la tarjeta de crédito, sin débito automático. El servicio se llama Sistema de Pago Seguro (SPS), y genera una conexión entre el sitio de la Pyme (en realidad, el de Decidir.com con una interfaz adecuada a su cliente) y el de la tarjeta de crédito, para así brindar una opción de cobro electrónico.

"Le ofrecemos una opción a las Pyme para entrar en el e-commerce -dice Frencheli-, y le damos un costo predecible al cobro de las facturas". .

TEMAS DE HOYAmado Boudou procesadoArgentina en defaultConflicto en Medio OrienteTorneo Primera División