Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Yamila Heram, la crítica de TV, discurso sobre un discurso

Domingo 31 de mayo de 2015
SEGUIR
LA NACION
0

En la Argentina, primero fue el discurso y después la TV. En efecto, en los años 20 y 30 los diarios del país ya recogían las noticias sobre el nuevo medio y especulaban con su llegada a estas tierras. Habría que esperar a los años 60 para que madurara un discurso especializado sobre los programas de televisión en la prensa, mientras los aparatos de TV llegaban a 800.000 en el país, se multiplicaban los canales y se sofisticaba la programación. "En esos años aparece la crítica de TV como tal, con una tensión entre la fascinación del medio de masas y la exigencia de calidad según ciertos valores de otros productos culturales, como el cine y el teatro", apunta Yamila Heram, que eligió a la crítica de televisión como su objeto de estudio, una investigación que la ha llevado, desde la maestría y el doctorado hasta sus trabajos actuales, a mirar tanto las transformaciones tecnológicas y de usos de la TV como los cambios en el género de la crítica, que tiene sus particularidades. "Hay una tensión entre las características del medio y la crítica, que hace que no tenga legitimidad para decidir el consumo televisivo, como sí lo tiene la crítica de cine, y que sea vista como un género mejor", describe. En sus trabajos, para los que recopiló críticas de distintas épocas -trabajó en particular la década del 90, la de los multimedios y la privatización-, y entrevistó a críticos de TV, de teatro y de cine. "La TV se ha transformado, y la crítica también -apunta-. Es un objeto efímero, pero que hoy tiende a ganar más legitimidad con el desarrollo de la ficción televisiva como lugar de experimentación y consumo de culto, como sucede con las series", dice.

Edad: 34 años

Perfil: doctora en Ciencias Sociales (UBA), investigadora del Instituto Gino Germani, becaria posdoctoral del Conicet.

Su tema: crítica de televisión

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas