Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La "segunda ola" de la tecnología en las escuelas de América latina

Después de la entrega de computadoras y conectividad, en la región conviven iniciativas innovadoras con carencias en formación y recursos

Domingo 31 de mayo de 2015
SEGUIR
PARA LA NACION

Las aulas en América latina ya no son lo que eran. La revolución tecnológica que comenzó a vivirse en la última década en las escuelas parece cobrar un impulso definitivo, pero revelando también, como dos caras de una moneda, las falencias y carencias que aún padece la región en materia educativa.

Con proyectos audaces y disruptivos que plantean un nuevo modelo de enseñanza, esta "segunda ola" afianza y complementa la revolución iniciada a mediados de los 2000, cuando casi en forma simultánea todos los países iniciaron planes de conectividad de las escuelas a Internet y de distribución de computadoras o netbooks a los alumnos. Hoy, esas netbooks son moneda corriente, pero también una moda en desuso, al tiempo que irrumpen en el aula proyectores, tablets, smartphones o pizarras electrónicas. Pero, al mismo tiempo, como en todo proceso de mutación hay estructuras que crujen. Mientras surgen o se afianzan iniciativas innovadoras, la revolución tecnológica muestra, en muchos casos, docentes sin suficiente capacitación y una brecha digital que refleja las desigualdades en las sociedades de cada país.

El informe de 2014 del Sistema de Información de Tendencias Educativas en América Latina (Siteal), indica justamente eso: que la región es una de las más activas en cuanto a integración de las TIC, pero está rezagada en la formación docente para su aplicación y tiene cuentas pendientes en cuanto al acceso a una educación de calidad para todos. De todas formas, hay muestras de creatividad e innovación, tanto en el sector privado como el público. Ejemplos no faltan.

En Chile, donde por lo menos el 81% de los establecimientos educativos cuenta con Internet, el sitio Red de Profesores Innovadores de Educar Chile es una plataforma en la que convergen profesionales de todo el país para intercambiar metodologías y experiencias exitosas en el uso de las TIC. Esta plataforma recibe más de 200.000 visitas al año y cuenta con material descargable que los profesores pueden usar en sus clases.

Otra propuesta de trabajo es ClicEduca, uno de los tres proyectos chilenos reconocidos por el BID en 2014 por su aporte a la innovación. Se trata de un software disponible en un la Web para que los profesores puedan hacer sus clases en formato interactivo. El proyecto les permite crear sus propias clases de manera fácil, descargándolas y subiéndolas a la nube de www.cliceduca.cl. Estas clases son almacenadas en un servidor en Internet que permite monitorear los aprendizajes. Se pueden descargar clases hechas y modificarlas o usarlas tal cual, en tablets y teléfonos inteligentes.

En Perú, los métodos educacionales están sufriendo una metamorfosis para adaptarse a esta revolución tecnológica, aunque gran parte de los colegios públicos no tiene acceso a Internet. Pese a eso, hay muchos proyectos que tienen la mira en un futuro que ya llegó. Uno es la Escuela de Talentos, centro educativo público a cargo del Gobierno Regional del Callao, donde los libros y cuadernos han sido reemplazados por laptops, las pizarras tradicionales por otras digitales y proyectores multimedia con tecnología touch. Los trabajos se publican en blogs y son compartidos a través de Facebook, los alumnos escriben con plumones electrónicos, ensamblan y programan robots, usan Google Docs y chat.

Luis Escudero Ramírez, quien puso en marcha el proyecto, señala que el colegio completo es un campus virtual. "Éste es el primer paso para que el alumno esté a la par con el conocimiento, que hoy avanza más rápido que cualquier maestro o libro. Además, todas las aulas están dotadas con proyectores 3D que interactúan de manera paralela con el maestro y con los estudiantes, y tenemos software educativo por cada disciplina".

En la favela también

Uno de los proyectos más originales en Brasil es el que se lleva a cabo en la escuela André Urani, en Rocinha, la mayor favela de América latina, en Río de Janeiro. Sus instalaciones escapan a los patrones tradicionales. El lápiz y el cuaderno comparten el espacio con computadoras con acceso a Internet, y un entorno de trabajo completamente distinto para los profesores. El proyecto forma parte del Gimnasio Experimental de Nuevas Tecnologías Educacionales (Gente), coordinado por la Secretaría Municipal de Educación, el Ministerio de Educación y la iniciativa privada.

Si bien en Brasil las nuevas herramientas posibilitaron un salto en el número de estudiantes a distancia en el nivel superior, las TIC aún son una realidad escasa en las escuelas brasileñas. La investigación nacional TIC Educación 2013, realizada por el Comité Gestor de Internet en Brasil (CGI.br), muestra eso en números: en un universo de 1987 profesores entrevistados de 994 escuelas públicas y privadas en las cinco regiones del país, 52% no cursaron ninguna disciplina específica sobre Internet en la enseñanza superior. El uso de tablets creció de 2% en 2012 a 11% en 2013. Este avance está atado al programa e-Proinfo, creado ese año. A pesar de eso, un 70% de los profesores coinciden en que los alumnos saben más sobre Internet que ellos.

En Colombia, el plan Computadoras para educar ha beneficiado en sus quince años de existencia a ocho millones de niños. Se trata de un programa conjunto del Ministerio de las Tecnologías de la Información, el de Educación y empresas privadas, que busca mejorar la conectividad de las escuelas públicas y dotarlas de computadoras y tablets de calidad. En lo que respecta al sector privado, han surgido proyectos como los Smart School (Colegios Inteligentes) que Samsung se propuso instalar en las principales ciudades del país desde 2013, con recursos tecnológicos de vanguardia. Hasta ahora, el proyecto ha beneficiado a 4000 jóvenes y docentes que asisten a cien colegios de Bogotá y Popayán (Cauca) y se espera que el alcance se amplíe a los departamentos de Sucre y Putumayo.

Con su Plan Integral de Educación Digital (PIED), que forma parte del Plan Sarmiento, iniciado en 2010 con la distribución de netbooks en las escuelas, el gobierno de la ciudad de Buenos Aires también refleja los vertiginosos cambios que se dan en el ámbito educativo. La iniciativa abarca todos los niveles, con la incorporación de las TIC en el diseño curricular y la formación de los maestros. Abarca en el nivel primario a 616 escuelas (170.000 alumnos) y 17.000 docentes, con un facilitador pedagógico digital por escuela. "La idea es aprender haciendo, facilita la comunicación y colaboración entre los chicos. Los incentiva a que sean productores de sus propios contenidos y a darlos a conocer por Internet, con un tutorial para que alumnos de otras escuelas puedan replicarlos", explica María Florencia Ripani, directora operativa de Incorporación de Tecnología del Ministerio de Educación porteño. "El 79% de los docentes considera que mejoró la calidad educativa, y que los chicos aprenden más y mejor, particularmente cuando hay propuestas pedagógicas afines a su cultura y a sus intereses", agrega.

En Venezuela, el Programa Canaima Educación, lanzado en 2009 con la dotación de minicomputadoras a estudiantes en escuelas públicas, le valió el reconocimiento de "buena práctica" en 2013 por la Unesco. Este año el gobierno informó que ha entregado "canaimitas" a 3.521.000 estudiantes de instituciones públicas. Sin embargo, a la fecha se desconocen los resultados de su incorporación en el aula.

Tres usos pedagógicos

1) El profesor online más exitoso

Con sus casi 470 videos, más de 500.000 usuarios y más de un millón de visitas en su canal en Youtube, el profesor de matemáticas colombiano Julio Alberto Ríos, un ingeniero de 41 años ("Julioprofe" en el mundo virtual) ofrece explicaciones didácticas, comprensibles y gratuitas de álgebra, trigonometría, aritmética, geometría, matemáticas y física.Tal fue su éxito online que ya abrió una academia presencial.

2) Tablets educativas

Educa Tablet, fundado en 2012, es una aplicación móvil que se emplea en doce colegios privados en Venezuela, además de en Colombia y México. A través de las tablets, los estudiantes se comunican en un muro digital e intercambian información, los profesores autogestionan contenidos, pueden enviar una encuesta a todos los chicos presentes en el aula y conocer los resultados en tiempo real.

3) Videojuegos para la historia

En el proyecto "Una mirada a la América precolombina", en 2014, la profesora Saimé Figueroa Rodríguez, maestra de Historia de América latina en una escuela de Puerto Rico, propuso a los alumnos usar Minecraft para hacer reconstrucciones de ciudades precolombinas, conetados virtualmente desde sus casas, tras investigar sobre distintos pueblos y armar sus presentaciones usando Emaze, Prezi y PowToon.

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.