Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Celos e intrigas: lo que nadie te contó sobre los premios Milton Friedman 2015

La segunda edición resultó un boom en las redes; el premio a la trayectoria fue para Daniel Heymann; también galardonados el Indec (mejor ficción), Amado Boudou (ex ministro procesado) y el autor de esta nota

SEGUIR
PARA LA NACION
Domingo 31 de mayo de 2015
0

Votantes que se preguntan por qué "los economistas las prefieren rubias". Representantes del mundo económico K y anti-K con resultados equilibrados. Candidatos ternados que, a tono con la música oficial del momento, se dan "baños de humildad" y se bajan de la competencia. Mucho ruido en redes sociales y más de 1300 sufragios en una veintena de categorías irónicas (y no tanto) con una irreverencia poco común en el gremio de los economistas argentinos.

Así de vertiginosa y lunática fue la votación y la entrega de los Premios Milton Friedman 2015, un galardón que convoca a economistas y periodistas especializados en economía para opinar sobre lo mejor del año en rubros como "trayectoria", "look económico", "frase del año", "futuro ministro" y "eco-discutidores", entre otros.

Es la segunda vez que se organiza: el año pasado votaron 500 personas, y esta vez casi el triple. "El que viene vamos a hacer la entrega con una fiesta en algún bar, con shows de econo-músicos, estatuillas con curvas de oferta y demanda, comida y tragos alusivos", dice Mercedes D'Alessandro, economista de la UBA, creadora del premio, quien vive temporariamente en Nueva York junto a su marido, el físico y especialista en neurociencias Pablo Polosecki.

Foto: LA NACION

El premio principal, a la "trayectoria", fue para Daniel Heymann, profesor de la UBA y Udesa, y director del Instituto Interdisciplinario de Economía Política (IIEP) de la universidad estatal. Heymann, un macroeconomista keynesiano, no está en las redes sociales, pero al enterarse acercó un comentario de aceptación vía Walter Sosa Escudero, profesor de Udesa: "Hola, Friedmanianas y Friedmanianos: me han llegado noticias de la edición de este año del MF. Les agradezco, y me alegra realmente, que se hayan acordado (bien) del suscripto. Voy a tomar tan digna mención a la trayectoria como un incentivo para meterle con ánimo al trabajo. ¡Sigamos participando!". Heymann se impuso a Julio Olivera y a Roberto Frenkel.

En los días previos fue muy peleada la carrera para "futuro ministro": iban turnando posiciones Axel Kicillof y Eduardo Levy Yeyati, dependiendo de si entraban a votar oleadas de simpatizantes K o sufragantes anti-K. Finalmente ganó el actual ministro por margen escaso (30 votos).

Lo paradójico para el funcionario fue llevarse un galardón con el nombre del padre del monetarismo. Existe un premio Milton Friedman en la vida real, en los Estados Unidos, pero sin ironías: The Milton Friedman Prize por Advancing Liberty, que otorga 250.000 dólares en efectivo en una celebración de los conservadores norteamericanos, en honor del economista que falleció en 2006. El ministro también ganó por la frase del año: "No tengo el número de pobres, pero me parece una medida un poco estigmatizante". Según los organizadores, votaron cientos de empleados del Ministerio, que en la categoría "mejor funcionario" respaldaron a Augusto Costa por encima de Ariel Langer y de Emmanuel Agis.

En Twitter, el hashtag "#MF2015" se confundió con el de los Martín Fierro, con lo cual hubo por momentos una fusión muy alocada entre chismes de la farándula y consideraciones sobre un sector supuestamente más "serio" como el de los economistas. Pero el glamour y las consideraciones de alcoba no fueron ajenos a los Friedman: en "mejor pareja económica", la actriz Carla Peterson y el ex ministro Martín Lousteau le ganaron a la periodista Ángela Lerena, y el periodista y economista Alejandro Bercovich, a Luciana Salazar-Martín Redrado y a Marta Minujín-Juan Carlos Gómez Sabaíni. "Los economistas las prefieren rubias", observó un votante en la previa. En "look económico" ganó la dueña de casa, D'Alessandro, por encima de Matías Tombolini y del ministro de Economía griego, Yanis Varufakis.

Pero Bercovich tuvo su desquite por partida doble: ganó en la categoría "periodista poscrisis de los 30" y en libro de economía del año, por Vaca Muerta, junto a Alejandro Rebossio. Como mejor periodista especializado Sub 30 triunfó Darío Gannio, en mejor programa de TV Plan M (de Maxi Montenegro) y en "divulgación económica underground" la estatuilla virtual fue para "Economix", un podcast de D'Alessandro y Gabriel Burín, periodista y economista. El econo-tuitero del año fue Ariel Setton, quien también procesó el premio, en tanto que en el renglón de "economistas en la red" el galardón fue para Economía Femini(s)ta.

Como en un panel de programa nocturno de discusiones interminables, en el que nadie da el brazo a torcer durante varios días, los "eco-discutidores Martín Tetaz, Agustín D'Attellis y Fernanda Vallejos pelearon cabeza a cabeza hasta el último instante. Finalmente, el Milton fue para Tetaz, del Cedlas de La Plata, quien en su discurso de aceptación manifestó: "Hubiera preferido un resultado todavía más cerrado, así se la seguía discutiendo".

Así como Paul Krugman escribe sobre "comercio intergaláctico" y decidió seguir economía gracias a la saga de La Fundación, de Isaac Asimov, a nivel local la ciencia ficción también parece tener una vinculación creciente con la economía. En este rubro, de economía de ciencia ficción, por segundo año consecutivo el Indec se llevó el reconocimiento. "Y eso que esta vez tenía un contrincante difícil: el programa Intratables", marcan los organizadores. Hasta el cierre de esta edición, el titular del organismo, Norberto Itzcovich, no había enviado su discurso de aceptación, aunque fue invitado a hacerlo. Siguiendo con la temática, en la categoría "eco-futurista" se impuso este cronista (lindo poder hablar en tercera persona de uno mismo, como Maradona) por las notas sobre "robots y clase obrera androide". Fue con el récord de votos para los Milton 2015, así que hay sospechas de fraude con sufragios masivos de entidades no humanas.

En otros rubros, Lousteau ganó como "economista más heterodoxo", Magalí Brosio como "neo-economista joven Sub 30", Amado Boudou como "ex ministro de Economía procesado" (se impuso sobre Domingo Cavallo y Felisa Miceli) y también como econo-músico; María José Castells como "eco-industrial neo ISI", Juan Graña en el rubro "eco sindical", Javier Finkman en "eco financiero-Lobo del Merval", Andrés Asiaín en "Hippienomics", Luciano Cohan como "eco-numerólogo", el blog Abuelo Económico como "eco campesino" (aquí hubo un "baño de humildad" de Iván Ordóñez, ganador del año pasado, quien se bajó para pasar la posta) y Ariel Slipak como "eco internacionalista".

Entre las "medidas con las que está de acuerdo", la más votada fue "levantar el cepo al dólar", la apuesta mayoritaria para el valor oficial de la divisa estadounidense en enero de 2016 es de 10 pesos y como "enemigo económico más temible", el propio "modelo económico" fue más elegido que Thomas Griesa y que la inflación. En la categoría "eco-opositor" arrasó en las preferencias José Luis Espert, a quienes los organizadores del Friedman presentaron en los resultados de la premiación con su cara insertada en una ilustración de Mi Villano Favorito.

Párrafo aparte para los centenares de comentarios de los votantes, tanto o más graciosos que las ternas mismas. Hubo quienes se autocalificaron como "economista desarrollista del agro y clown", o "mago y administrativo". O un "liberal de centroderecha" que se considera "huérfano político en un país que se debate entre progres del siglo XIX y el Khmer Rouge".

Sincero, al desnudo, un empleado del ministerio confesó que ve las ventanas de su oficina y se imagina matrices cuadradas, que pide los deliveries en términos de costo-beneficio y que a veces siente que se debería ir a vivir al campo, "pero no sé si la productividad relativa de la tierra me va a permitir vivir". Hubo sugerencias para nuevas categorías en la edición 2016, de las que los organizadores tomaron nota, como "eunuco económico". ¿Habrá postulados?

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas