Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los tres principales candidatos buscan un acercamiento con Estados Unidos

Enviados de Scioli, Macri y Massa se reunieron con funcionarios y empresarios en Washington; adelantaron que en el futuro inmediato intentarán recomponer el vínculo

Lunes 01 de junio de 2015
SEGUIR
LA NACION
0

Los tres principales candidatos presidenciales ya enviaron una clara señal a Washington: en el que caso de asumir la presidencia, tanto Daniel Scioli como Mauricio Macri o Sergio Massa están dispuestos a recomponer las relaciones de la Argentina con Estados Unidos, que se vieron deterioradas en los últimos años con la administración de Cristina Kirchner.

Éste fue el mensaje central que enviaron elípticamente los tres candidatos de mayor peso en las encuestas cuando algunos de sus referentes y dirigentes cercanos se reunieron hace 10 días en Estados Unidos con funcionarios del Departamento de Estado, con think thanks vinculados con el poder norteamericano y con empresarios.

Hubo reuniones reservadas y otras más abiertas. Pero en todos los casos quedó flotando en el aire un mensaje de buena sintonía e inminente recomposición de lazos. Así coincidieron ante LA NACION algunos de los referentes que participaron de una visita organizada por la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en la Argentina (AmCham) y la Fundación Centro de Estudios Americanos para entrevistarse con la diplomacia norteamericana y con el establishment de Washington.

Por el macrismo viajaron las diputadas Patricia Bullrich y Laura Alonso; el Frente Renovador estuvo representado por el diputado José Ignacio de Mendiguren, y del lado de Scioli viajó el presidente del Banco Provincia, Gustavo Marangoni.

En todos los encuentros con empresarios y funcionarios norteamericanos hubo predisposición de escucha de parte de los visitantes. Sin embargo, en dos reuniones clave de esa visita los dirigentes argentinos fueron consultados por el futuro inmediato de la Argentina y llevaron un mensaje pacificador respecto del vínculo con Estados Unidos. Según pudo saber LA NACION, esto se vio en las reuniones que hubo con William Ostick, que es director de la oficina del Cono Sur del Departamento de Estado, y la charla que mantuvieron con Dan Restrepo, director del Center for American Progress, una organización que acompañó a Barack Obama en el diseño de las políticas públicas de su gestión.

"Dijimos lo que pensamos: que en los últimos años la Argentina no se convirtió en Venezuela porque aquí hay una fuerte oposición que pone límites a los ataques a la libertad de expresión y a las instituciones, por lo que creemos que con el próximo gobierno vendrán tiempos mejores", expresó Bullrich. La diputada macrista dejó sentado en Washington que en el caso de que el jefe de Pro llegue a la Casa Rosada habrá "una apertura con Estados Unidos tendiente a establecer relaciones normales". También aclaró que se dejará atrás "la etapa de la confrontación permanente" que estableció Cristina Kirchner.

Bullrich también fue muy dura con el Gobierno en lo que atañe al memorándum sellado con Irán por la causa AMIA y los polémicos acuerdos firmados por la Argentina con Rusia y con China.

No fue la misma impresión negativa del país que mostró el sciolista Marangoni ante los funcionarios norteamericanos. Empero, según pudo saber LA NACION, el titular del Banco Provincia dijo que la nueva etapa que se viene de relaciones entre Washington y Buenos Aires estará signada por las inversiones y el desarrollo económico. En este sentido, Marangoni dejó en claro que a partir del próximo gobierno mejorará el clima con Washington para generar oportunidades de negocios y dar estabilidad política a los vínculos entre ambos países.

El enviado de Scioli evitó críticas al Gobierno y también dejó en claro que sería un error de parte de Washington querer limitar el vínculo con la Argentina a la imposición de una agenda que sólo pase por un acuerdo de libre comercio como quiso hacer Estados Unidos en 2005 con el ALCA.

A su turno, el massista De Mendiguren se mostró optimista por la recomposición de las relaciones de la Argentina "no sólo con Estados Unidos, sino con buena parte del mundo que hoy le dimos la espalda", sentenció. El empresario de la UIA y diputado del Frente Renovador expuso ante los funcionarios norteamericanos la necesidad de que el próximo gobierno "termine con el aislamiento mundial".

Por otra parte, al evaluar la futuro vinculación de la Argentina con Estados Unidos, De Mendiguren remarcó que "para contrarrestar el efecto negativo de la baja del precio de las commodities es imprescindible avanzar en un proyecto de desarrollo regional que tenga como objetivo la agregación de valor a través del sector productivo". Así resaltó que la Argentina y Brasil deben liderar ese proceso de integración para insertarnos en el mundo. En diálogo con LA NACION, el diputado massista subrayó que lo importante del viaje a Washington fue mostrar ante autoridades norteamericanas que tres sectores divergentes de la política nacional pueden dialogar en buenos términos sobre el futuro de la Argentina.

Luis María Savino, presidente de la Fundación Centro de Estudios Americanos, que organizó parte de este viaje, se llevó la misma impresión: "Las presentaciones de los políticos argentinos estuvieron exentas de agresiones o chicanas y marcaron diferencias con todo respeto, dejando la sensación de una sana convivencia política que contrasta con experiencias frustrantes del pasado en circunstancias similares", dijo.

Miradas coincidentes

Daniel Scioli

Candidato del FpV

En el sciolismo aseguran que el gobernador bonaerense buscará una relación "equilibrada" con Estados Unidos. Esto implicará un acercamiento, si se tiene en cuenta la tensión que hubo hasta ahora entre el Gobierno y Washington

Scioli ya se reunió con el embajador norteamericano, Noah Mamet, y ambos coincidieron en la necesidad de mejorar el vínculo entre los dos países en el futuro inmediato

Para el precandidato presidencial del Frente para la Victoria se deberá reforzar la relación económica con Estados Unidos para atraer más inversiones

Mauricio Macri

Candidato de Pro

El jefe de gobierno porteño tiene aceitados contactos con Estados Unidos y considera que en el futuro se deben recomponer las relaciones con Washington para dejar atrás la etapa de confrontación

Macri fue muy crítico de los acuerdos que selló el Gobierno con China y con Rusia. Hacia adelante vislumbra una relación más equilibrada con estos países y un acercamiento con el gobierno norteamericano

Macri ya se reunió con la diplomacia de Estados Unidos, y sus allegados dejaron entrever que, de ganar en diciembre, habrá una recomposición de los lazos

Sergio Massa

Candidato del Frente Renovador

El líder del Frente Renovador se reunió con el embajador de Estados Unidos y le indicó que el próximo gobierno debería tener una relación "normal y duradera" con Washington

Massa también fue muy crítico de los acuerdos que firmó Cristina Kirchner con Rusia y China. No descarta revisar esos polémicos acuerdos en el futuro

En el equipo de política exterior de Massa creen que hacia adelante se debe rever la relación con Estados Unidos y terminar con la tensión que marcó a la administración de Cristina Kirchner con Barack Obama en los últimos años

Un funcionario con peso

William Ostick

Secretario de Estado para el Cono Sur

El perfil

Ostick es uno de los funcionarios del Departamento de Estado de Estados Unidos que más saben de la Argentina, ya que se ocupa directamente de los países América del Sur

La reunión

En el encuentro que Ostick mantuvo con dirigentes de los candidatos presidenciales de la Argentina, quiso saber qué pensaban de la relación con Washington y se mostró optimista sobre el futuro inmediato

Una agenda light para la embajada

El embajador de Estados Unidos en la Argentina, Noah Mamet, sabe que transita momentos delicados de la relación de Washington con el gobierno de Cristina Kirchner. Por este motivo, evitará cualquier tipo de confrontación y limitará hasta fin de año la agenda de la embajada norteamericana a temas no conflictivos. Así quedó demostrado la semana pasada en el agasajo que Mamet brindó para celebrar los 75 años del Visitor Leadership Exchange Program, el programa de intercambio cultural más importante que tiene el Departamento de Estado.

Allí, Mamet no habló de política, mucho menos de fondos buitre o de relaciones diplomáticas. Ante la mirada de los presentes, el embajador norteamericano dijo que durante su gestión buscará "aumentar la conectividad no sólo a través de los programas bilaterales de gobierno y el comercio, sino también promoviendo las relaciones entre las personas". La conmemoración sirvió como marco para distinguir a la Red Argentino-Americana para el Liderazgo (REAL), que preside Juan Laporte y que reunirá a todos los ex becarios de programas.


del editor: cómo sigue. El giro en la relación con EE.UU. parece inevitable; la coincidencia entre Scioli, Macri y Massa habla de un distanciamiento que ninguno intenta defender.
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas