Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ya llegó al "patio" de la Casa Rosada la estatua de Azurduy

Desde ayer, operarios trabajan en el montaje de la escultura en la plaza Colón

Lunes 08 de junio de 2015
SEGUIR
LA NACION

La escultura en bronce de Juana Azurduy, donada por el gobierno boliviano y que reemplazará detrás de la Casa Rosada al monumento a Cristóbal Colón, llegó ayer a la plaza que será su ubicación definitiva.

La tarde soleada de domingo no transcurrió como cualquier otra. Los vecinos y los turistas que pasean por la zona de Plaza de Mayo descubrieron, con sorpresa, que la figura de Juana comenzó a ser bajada en piezas desde camiones y depositada en la plaza Colón, sobre la avenida La Rábida.

Realizada por el artista Andrés Zerneri y financiada por Evo Morales, una vez montada será la más grande confeccionada en bronce en el país. Mide nueve metros de alto y, con el pedestal, alcanzará los 16 metros.

Si bien todo indica que la estatua a la heroína de la Independencia será inaugurada el próximo 12 de julio, cuando se festeja el Día de la Confraternidad Boliviana Argentina y fecha de nacimiento de Azurduy, aún no existe una confirmación oficial.

La escultura reemplazará al imponente monumento a Colón de mármol de Carrara, que había sido donado por los inmigrantes italianos con motivo del centenario de la Revolución de Mayo. Tallado por Arnaldo Zocchi, fue finalmente inaugurado en 1921.

Su remoción generó una fuerte polémica que duró dos años. Originalmente, fue una decisión tomada unilateralmente en 2013 por el gobierno nacional. Se opusieron referentes de la comunidad italiana, el entonces grupo denominado Salvemos las Estatuas, la asociación Basta de Demoler y el gobierno de la ciudad, que rechazaba la intervención intempestiva de la Casa Rosada sobre un bien patrimonial y un espacio verde de todos los porteños.

La mudanza fue frenada por un amparo judicial, pero el gobierno nacional continuó desmantelando el grupo escultórico con el argumento de la necesidad de una restauración, encargada al especialista Domingo Tellechea.

Como posible destino del monumento, la Casa Rosada evaluaba a la plaza Colón de Mar del Plata, pero las otras partes no aceptaron la propuesta. El gobierno porteño empezó a ceder su posición en contra, al aceptar que la estatua fuera traslada, pero siempre dentro de la Capital por tratarse de un bien inventariado en el distrito.

En agosto de 2014, la Cámara de Diputados ratificó el convenio que habían firmado Cristina Kirchner y Mauricio Macri para la mudanza, con votos exclusivos de los legisladores que les responden. Un mes después, la Legislatura de la ciudad avaló que Colón fuera a recalar a la Costanera Norte.

La semana pasada, varias piezas del grupo escultórico donado por los italianos fueron trasladadas al espigón Puerto Argentino, frente al aeroparque, donde será reinstalado cuando concluyan las tareas preliminares, probablemente a fines de 2015 o principios de 2016.

Los otros actores continúan rechazando la mudanza y explican que el último fallo judicial que permitió la remoción no está firme, porque falta que se expida la Corte Suprema de Justicia.

Pero Juana Azurduy desde ayer se abre paso detrás de la Casa Rosada. "La mayoría conservábamos la esperanza de que el día no llegara", sintetizó Graciela Fernández, vecina de la zona y miembro de Mirador del Lezama, que también estaba en contra del desmantelamiento de Colón.

Según trascendió, la escultura de Zerneri será de color verde pompeyano, como la cúpula del Congreso Nacional. Será pintada una vez ubicada sobre el pedestal.

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.