Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los asalariados representan el 65% de la distribución del ingreso

La remuneración de los empleados y de los autónomos o monotributistas supera la de las empresas

PARA LA NACION
SEGUIR
Orlando J. Ferreres
Miércoles 10 de junio de 2015 • 01:05
0

La remuneración de los asalariados y de los ingresos mixtos, como pueden ser los trabadores autónomos o los monotributistas, supera a la remuneración de las empresas aún sumando los intereses, los alquileres y el rendimiento de bonos y otros activos financieros. Para poder clarificar bien la situación efectiva de la distribución del ingreso tenemos que tener en claro de dónde salen estas cifran, es decir, cómo se calculan las cuentas nacionales.

En el lado izquierdo tenemos la contabilidad desde el lado de la oferta: lo que producen la agricultura, la minería, la industria, las empresas de servicios eléctricos, la construcción y demás sectores oferentes. Si sumamos a esta oferta, calculada a costos de productor, los impuestos menos subsidios tenemos el PIB a precios de mercado.

¿Quién compra los bienes y servicios ofrecidos? Aquellos que reciben ingresos por haber trabajado en la generación de valor agregado en la producción. Los salarios y aportes jubilatorios, la remuneración de autónomos y monotributistas y los ingresos de las empresas (intereses, dividendos, rentas, alquileres) y la reposición del capital desgastado (amortización).

Fuente: OJF & Asoc. en base a cálculos propios e Indec, Cuentas nacionales Base 2004
Fuente: OJF & Asoc. en base a cálculos propios e Indec, Cuentas nacionales Base 2004.

Tal como está organizada la economía, el total de los ingresos coincide con el total del valor agregado de la producción. Esto también es válido para cada producto o servicio. Por ejemplo, la parte de los ingresos destinados a comprar pan es igual a la producción de pan valorizada a precios de mercado. Todos los bienes y servicios tienen esa coordinación de manera que el total de ingresos destinados a un bien o a un servicio coincide exactamente con la oferta de ese bien o servicio. Aquí nos referimos solo al ingreso interno, por lo que no hablamos de ingreso nacional que incluye las cuentas con el exterior, que no cambian significativamente el análisis en lo que respecta a la distribución del ingreso.

Si consideramos el ingreso neto interno (remuneración del trabajo y los ingresos mixtos más el excedente bruto de explotación) la remuneración asalariada más sus equivalentes mixtos representa el 65 % del total del Producto Neto Interno, una cifra realmente alta.

Distribución del Ingreso Neto Interno

-en pesos millones y %, 2014-

Asalariados y equivalentes…….…$ 2.118.992 millones……..65 %

Empresas menos amortizaciones…$ 1.144.254 millones……35 %

Ingreso Neto Interno……………..$ 3.263.246 millones…......100 %

Esta distribución del ingreso orientó mucho los recursos hacia el consumo, en detrimento de la inversión. Es más, esta política llevó a consumir incluso parte del capital del país, que se había obtenido con el esfuerzo de inversiones realizada durante gobiernos anteriores. Tenemos ahora sólo la mitad de las reservas de gas y petróleo que teníamos hace 12 años atrás, tenemos 10-12 millones de cabezas menos del stock ganadero, estamos consumiendo la liquidez de los ahorros jubilatorios con préstamos a tasas negativas y se ha invertido mucho en bonos público en las reservas para pagar a jubilados futuros. Hemos también duplicado el número de empleados públicos en 12 años, lo mismo que el número de jubilados.

"Esta distribución del ingreso orientó mucho los recursos hacia el consumo, en detrimento de la inversión. Hemos también duplicado el número de empleados públicos en 12 años, lo mismo que el número de jubilados. "
Compartilo

Está muy bien consumir y todo el mundo está de acuerdo con esto, sin dudas. El problema aparece cuando nos preguntamos si estos objetivos de consumo son sostenibles en el tiempo. Ya observamos el estancamiento económico de los últimos tres años y la aparición de la inflación en tasas cercanas al 30%, que son los síntomas de la enfermedad cuyo desenlace se avecina. Hemos generado una gran cantidad de planes sociales, con lo que mucha gente que no mejoró su situación ha podido consumir también. Pero con los planes la pobreza se ha mantenido en niveles del 25-30 % de la población total.

"El populismo no se preocupa por el largo plazo, sólo le interesa lo inmediato, el corto plazo, los votos. "
Compartilo

El populismo obtiene resultados muy contundentes con esta política y los votos confirman esta aseveración. El populismo hace cosas que todos queremos hacer y que a todos nos gustaría lograr. ¿Por qué no hacerlas entonces? Porque no son sostenibles en el tiempo. Al cabo de 12-13 años, cíclicamente, se producen las correcciones de estas estrategias insostenibles con su secuela de más pobres. ¿Por qué lo hace el populismo entonces? Porque el populismo no se preocupa por el largo plazo, sólo le interesa lo inmediato, el corto plazo, los votos. ¿Es lógico este caminar político de la Argentina?

No es lógico nuestro enfoque de país a largo plazo. Es necesario recordar que nosotros nos parecíamos bastante a países con un desarrollo intermedio como Canadá o Australia, que hoy tiene un ingreso per cápita de u$s 43.000 por año y nosotros u$s 13.000, cuando hace unos 70 años atrás estábamos en el mismo nivel que ellos. Ahora consideramos como política válida tomar como modelo a seguir a Venezuela, Cuba o Bolivia que son nuestros aliados en los últimos 12 años. Debemos reaccionar para, en el futuro, recuperar nuestra posición en el mundo que está muy deteriorada. Esta es la única realidad y para mejorar se requiere un cambio de enfoque, que es "invertir-consumir" y no el modelo "consumir-crisis" que venimos aplicando desde hace 70 años.

Con el esquema adecuado hoy estaríamos en U$S 43.000 per cápita como Canadá o Australia, sobre todo después de 10 años de precios extraordinarios de las commodities. En lugar de esos niveles tenemos nuestros U$S 13,000 per cápita en dólares oficiales, que incluso sabemos que pronto, cuando se ajuste el tipo de cambio a valores realistas, van a transformarse en una cifra mucho menor aún.

Hay que pensar en largo plazo, es más realista, más patriótico, mucho más que el facilismo del corto plazo.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas