Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La inversión no llega, pese a los pagos al Club de París

La desconfianza persiste, aunque ya se cancelaron dos cuotas

Domingo 14 de junio de 2015
SEGUIR
LA NACION
0

El Gobierno anunció hace más de un año, con orgullo, que había logrado un acuerdo con el Club de París, al aceptar pagarle toda la deuda en default, sin negociar ninguna condonación, de 9690 millones de dólares.

Aquel pacto se firmó el 28 de mayo de 2014. Luego comenzaron a firmarse los acuerdos bilaterales, con Estados Unidos, Alemania, Francia, Suecia, Italia y Dinamarca; el Gobierno ya pagó las dos primeras cuotas del convenio global: US$ 642 millones en julio de 2014 y US$ 683 millones el mes pasado. Sin embargo, el país no ha logrado una sola garantía para inversiones de mediano plazo y tampoco han ingresado divisas desde las naciones acreedoras.

Según explicó a LA NACION una fuente diplomática de uno de estos países, "no ingresa dinero porque las empresas no tienen certeza sobre cuándo van a poder sacarlo del país y ni siquiera está escrito cuál es la regulación en ese sentido. Las empresas quieren certidumbre".

La fuente precisó que "por esta razón nuestros gobiernos siguen votando en contra de los créditos a la Argentina en los organismos multilaterales, salvo para programas de pobreza, y también por la cuestión de la falta de transparencia en las estadísticas, lo que se traduce además en la negativa a darle créditos al país en los bancos o agencias oficiales (Eximbanks), pero eso es algo que los funcionarios argentinos no entienden".

Desde otra embajada aclararon que "el Gobierno aún no pagó todos los fallos que perdió la Argentina en el Ciadi y por eso no se le pueden reabrir las líneas de crédito".

Desde una cámara que agrupa a varias empresas transnacionales indicaron "desde lo formal lo del Club de París está operativo, pero cualquier inversión está parada hasta el 11 de diciembre, sobre todo por la cuestión del cepo al giro de los dividendos".

Pero una fuente del Ministerio de Economía relativizó el problema: "Hay que ver empresa por empresa; cuando se firmó el acuerdo con Francia no recibimos comentarios negativos por parte de las empresas respecto de atrasos en los créditos".

Pero los economistas del sector privado consultados por LA NACION coincidieron en que, más allá del acuerdo firmado, no ingresarán fondos por las razones mencionadas y, además, por la falta de unificación del mercado cambiario y por el fuerte atraso en la revisión de la economía por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El economista de la corriente kirchnerista La Gran Makro Agustín D'Attellis dijo: "Este año, salvo algún ingreso puntual, no entrará nada, por varios motivos: la incertidumbre electoral, ya que los inversores no saben qué harán los principales candidatos cuando ganen; el conflicto con los fondos buitre, y, sobre todo, la ausencia de un marco regulatorio sobre las inversiones extranjeras, porque si bien antes hacía falta retenerlas para frenar la crisis, ahora hay que establecer un porcentaje de reinversión de giro de utilidades y el resto permitir que salga, porque de otra manera no habrá forma de que entren dólares".

Por su parte, Miguel Kiguel, ex secretario de Finanzas y jefe de la consultora Econviews, sostuvo que "los principales problemas son el cepo al pago de dividendos y que muchas veces se extiende a los pagos de las importaciones. Además, hay una brecha cambiaria importante que, en alguna medida, refleja la impresión de atraso cambiario y de una posible devaluación una vez que asuma el próximo gobierno, por lo que los incentivos son a diferir la entrada de capitales hasta que se despeje la incertidumbre cambiaria".

Roberto Frenkel, investigador de la consultora Centro de Estudios de Estado y Sociedad (Cedes), afirmó que el acuerdo con el Club de París "era parte de un programa que no se terminó, porque el Gobierno cambió de rumbo al pelearse con la justicia norteamericana; lo que se priva al perderse de estos ingresos de capitales es de crédito con garantía oficial de los gobiernos acreedores y los requisitos para que vuelva a entrar el dinero son los que ya se conocen, como [aceptar la revisión] del artículo IV del Fondo Monetario".

A la espera de un nuevo ciclo

Daniel Marx, ex viceministro de Economía, expresó que esta demora "era esperable, porque lo que entra por el lado comercial y por el sector privado tarda bastante; la falta de un artículo IV influye porque el riesgo político influye. El Gobierno se quedó a mitad de camino".

Otro ex viceministro, Jorge Todesca, jefe de la consultora Finsoport, señaló que "los empresarios están esperando un nuevo ciclo para comenzar con nuevas inversiones y, aunque la Argentina es elegible para el capital, las condiciones para que éste llegue son arreglar el tema de la deuda, las relaciones con el FMI y el sistema de estadísticas, pero, sobre todo, los controles de precios".

En tanto, el economista jefe de FIEL, Daniel Artana, opinó que la falta de inversiones de estos países se debe "al atraso cambiario, las restricciones para repatriar dividendos, el estancamiento económico, la anormal situación con la deuda pública, las regulaciones inadecuadas y la elevada presión tributaria", entre otros factores, que deberá encarar el próximo gobierno.

La visión de los economistas

El cepo y la falta de un marco regulatorio, algunos de los obstáculos

Miguel kiguel

Ex secretario de Finanzas

"Los principales problemas son el cepo al pago de dividendos y que muchas veces se extienden los pagos de las importaciones; además, hay una brecha cambiaria importante que refleja la impresión de atraso cambiario"

Agustín D'attellis

La Gran Makro

"Este año, salvo algún ingreso puntual, no entrará nada porque los inversores no saben qué harán los principales candidatos cuando ganen y por la ausencia de un marco regulatorio sobre las inversiones"

Jorge todesca

Ex viceministro de Economía

"Las condiciones para que llegue el capital son arreglar el tema de la deuda, las relaciones con el Fondo Monetario Internacional y el sistema de estadísticas, pero, sobre todo, los controles de precios"

Roberto frenkel

Cedes

"[El arreglo del Club de París] era parte de un programa que no se terminó porque el Gobierno cambió de rumbo al pelearse con la justicia norteamericana; se pierden créditos con garantía de los gobiernos acreedores"

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas