Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En Capital, se produce un divorcio por cada dos matrimonios

Según un informe de la Dirección General de Estadística y Censos, desde la década del noventa se detecta un incremento sostenido en la cantidad de matrimonios que se disuelven

Miércoles 17 de junio de 2015 • 17:07
0
Suben los divorcios y caen los matrimonios
Suben los divorcios y caen los matrimonios. Foto: Gobernación

A pesar de todos los encantos que tiene, la ciudad de Buenos Aires no parece ser una ciudad muy apropiada para los matrimonios, según las últimas estadísticas que reveló la Dirección General de Estadística y Censos del gobierno porteño.

En el último informe informaron que se produce un divorcio cada dos matrimonios nuevos y que desde la década del noventa se detecta un incremento sostenido en la cantidad de divorcios que se registran.

Todo esto sin considerar que se hay cada vez menos casamientos en la Ciudad. En un informe difundido el año pasado sobre "Matrimonios en la Ciudad de Buenos Aires 1990-2013", se reveló que el número anual de casamientos registrados en la ciudad entre 1990 y 2013 se redujo casi exactamente a la mitad. Pasó de 21.966 a 11.642.

El informe que acaba de ser publicado con el título "2015: Año del bicentenario del congreso de los pueblos libres" profundiza en las causas de este fenómeno: "La relación entre divorcios y matrimonios, desde mediados de la década de los noventa, muestra un incremento sostenido que se explica por el descenso de la cantidad de matrimonios, mientras el número de divorcios permanece entre los 6000 y los 7000 por año".

Aunque en 2014 la cantidad de divorcios es menor al anterior período analizado (2010), la proporción es mayor porque también descendió la cantidad de matrimonios, por lo que la relación se mantiene.

"En este informe se analizan algunos resultados de las características de los cónyuges divorciados cuyas sentencias fueran inscriptas durante 2014. La composición de los divorciados según su edad en el momento de la sentencia de divorcio, refleja la concentración en los grupos centrales (35-39 a 50-54 años), siendo a edad más temprana en el caso de las cónyuges (30-34 a 50-54 años) debido a que en general las mujeres se casan a edades más bajas y con hombres mayores", continúa el informe.

En el análisis de los divorcios según el estado civil anterior al matrimonio se detectó que en ambos sexos la mayoría resultaron solteros. Además, en el caso de los varones la cantidad de reincidentes (viudos y divorciados) es más alto que en las mujeres: 536 y 363, respectivamente.

Otro dato interesante es que a partir de los 45 años el número de divorciados masculinos de primera unión disminuye llegando a un mínimo luego de los 54 años. En cambio el de los divorciados reincidentes aumenta con la edad.

En las mujeres, el número de divorciadas de primera unión se reduce desde los 40 años, pero también lo hace el de las divorciadas reincidentes desde los 55 años: "Es decir, en comparación, en los varones de generaciones mayores es menor el número de disoluciones de primera unión ya que se incrementa la reincidencia matrimonial y posterior divorcio".

Los divorcios, en general, se producen después de los nueve años de convivencia y es bajo el número de matrimonios que se separó antes de los cinco años. La edad promedio al momento del divorcio para el varón es 47 años y 44 años para la mujer, observándose una diferencia de dos años en las uniones de 20 años y más de convivencia y mayor a dos años en las más breves.

Por último, "cuando se considera el estado civil anterior al matrimonio que se disuelve de ambos cónyuges en forma conjunta, se advierte que en la mayoría de los casos para ambos era su primera unión, siguiéndoles en importancia, pero con valores muy inferiores, las siguientes combinaciones: divorciado-soltera, soltero-divorciada y divorciado-divorciada".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas