Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Gobierno negocia inversiones en parques eólicos en la Patagonia

Aumentarán las tarifas que cobran las generadoras eléctricas y brindarán facilidades para reinvertir deuda que el Estado tiene con empresas en sociedad con la estatal Enarsa

Jueves 18 de junio de 2015 • 18:08
SEGUIR
LA NACION
0

La Secretaría de Energía ultima detalles para publicar en los próximos días una resolución que aumenta las tarifas que cobran las generadoras de energía eléctrica y, junto con esta, negocia nuevas inversiones para establecer parques eólicos (molinos que producen electricidad a partir del aprovechamiento del viento).

Energía busca sumar empresas al plan de energía renovables junto con la estatal Enarsa, que actuaría de socio para aportar financimiento. La propuesta oficial a las empresas del sector es utilizar las acreencias que estas tienen con Cammesa (la empresa administradora del mercado eléctrico mayorista) para llevar a cabo las inversiones.

Es decir, debido a la crisis de financiamiento en el sector Cammesa compra electricidad a las generadoras que paga parte en efectivo y parte en derechos de cobro (acreencias). Estos últimos son los que podrían ser utilizados con facilidades para radicar parques eólicos, de acuerdo con una fuente oficial.

Los detalles fueron transmitidos a las generadoras durante una reunión que mantuvieron la semana pasada con Roberto Baratta, subscretario de Control del Ministerio de Planificación; Paulo Farina, subsecretario de Energía Eléctrica; y Esteban Kiper, vicepresidente de Cammesa. Todos insistieron en avanzar en fuentes renovables.

Vale recordar que la normativa actual permite a las generadoras "reinvertir" las acreencias que tienen con Cammesa en nuevas obras para ampliar la capacidad instalada. Hasta el momento, las dos generadoras que utilizaron este recurso fueron Central Costanera y Pampa Energía.

Enarsa ya ha avanzado en estudios de factibilidad para instalar parques eólicos, las inmediaciones de Puerto Madryn (Chubut), Neuquén y extremo sur de la provincia de Buenos Aires, que son las áreas con mejores condiciones naturales. En tanto a los costos, de acuerdo con estadísticas del mercado, la instalación de molinos que produzcan 50 Mw de potencia cuesta unos 100 millones de dólares.

De este modo, los alfiles del ministro de Economía, Axel Kicillof, en la secretaría de Energía buscan reflotar el primer plan fallido de energías renovables de Enarsa, que en 2010 aprobó 32 planes de inversión (casi la totalidad en eólicas), que en un 75% no se concluyeron.

Primeros interesados

El conglomerado empresario de Marcelo Mindlin, Pampa Energía, hizo un acercamiento preliminar al plan -según pudo saber LA NACION- dado que está interesado en ampliar negocios con inversiones en energía renovable.

Su propuesta consiste en utilizar acreencias futuras con Cammesa hasta el 2017 para construir un parque eólico propio en un destino patagónico. Esta podría ser su segunda inversión con derechos de cobro que tiene con el Estado, dado que en octubre del 2014 inició la ampliación de la Central Térmica Loma de la Lata, Neuquén.

Mindlin ha buscado nuevas fuentes de negocios energéticos para ampliar su grupo. En 2014 destinó más de 550 millones de dólares a Petrolera Pampa para inversiones en extracción de gas no convencional (tight gas) principalmente en sociedad con YPF.

Novedad en el mercado

Esta semana se conoció que Pampa Energía finalmente ganó una demanda millonaria contra Isolux Corsán por inconvenientes relacionados con la ampliación de la central Loma de la Lata.

La Central Loma de Lata fue escenario de una disputa legal con Isolux
La Central Loma de Lata fue escenario de una disputa legal con Isolux. Foto: Archivo

Pampa había contratado a Isolux para la instalación de una turbina de vapor en la central térmica que, de acuerdo con la demanda, resultó dañada y generando menos potencia que la esperada. Así la firma argentina planteó un laudo arbitral contra la española que se dirimió en un tribunal arbitral de París.

Luego de una batalla legal de tres años, el tribunal falló en favor de Pampa por U$S 49,03 millones al reconocerle que la finalización de la obra se realizó fuera de término y esto la perjudicó. Como la empresa argentina ya había ejecutado avales bancarios contra Isolux, la suma final que terminará cobrando es de U$S 15,08 millones.

Las empresas se notificaron ayer a través de sus estudios jurídicos en Madrid. Fuentes de Isolux dijeron a LA NACION que "el fallo condenatorio es debido a una entrega fuera de tiempo, pero que no se comprometió la eficiencia de la central". Desde Pampa, los voceros no realizaron comentarios al respecto.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas