Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Elogios mundiales por la encíclica del papa Francisco sobre medio ambiente

Presidentes como Barack Obama o Francois Hollande, organismos como la ONU o la FAO y ONG's como Greenpeace y WWF felicitaron al Sumo Pontífice por su compromiso contra el cambio climático y a favor de la Tierra

Jueves 18 de junio de 2015 • 18:04
0

Redacción Internacional.- Varios presidentes, la ONU y diversas organizaciones ecologistas y religiosas han celebrado la publicación hoy de la encíclica "Laudato si'", la primera escrita enteramente por el papa Francisco desde su acceso al pontificado y que versa sobre el cambio climático y los riesgos que acechan al medioambiente.

El presidente Barack Obama saludó el mensaje "fuerte y claro" de Francisco, que exhortó este jueves a los dirigentes mundiales a actuar rápidamente para salvar el planeta, amenazado de destrucción por el cambio climático y el consumismo.

"Admiro profundamente la decisión del Papa de llamar a la acción sobre el cambio climático de manera clara, fuerte, y con toda la autoridad moral que su posición le confiere", subrayó el mandatario estadounidense.

"Tenemos una profunda responsabilidad de proteger a nuestros hijos, y a los hijos de nuestros hijos, de los efectos dañinos del cambio climático", subrayó Obama en un comunicado al anotar que EE.UU. debe "ser un líder en ese esfuerzo".

Depósito de porquería

El papa Francisco publicó hoy su esperada encíclica sobre medioambiente en la que advirtió contra el comportamiento "suicida" de un sistema económico mundial que ha convertido el planeta en un "depósito de porquería".

El presidente francés François Hollande espera que la "voz particular" del papa Francisco, que sea "escuchada en todos los continentes, más allá del ámbito de los creyentes".

"Cuando Francia se prepara a recibir las negociaciones climáticas, saludo este llamado a la opinión pública mundial y a sus gobernantes", agregó Hollande en un comunicado. Para el presidente francés, "la encíclica del papa Francisco vuelve a colocar el tema ecológico en una perspectiva humanista".

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, propuso hoy la creación de una alianza público-privada que afronte de forma conjunta el cambio climático que amenaza al país austral, donde ya se han empezado a percibir sus consecuencias.

Tras la publicación de la encíclica papal y durante la inauguración en Santiago de una conferencia del Foro Globl de Crecimiento Verde de la Región de América Latina y el Caribe, la mandataria aseguró que el compromiso de los poderes públicos "no es suficiente" para frenar la modificación del clima . "No basta con el sector público: tiene que ser una alianza público-privada y con el conjunto de la sociedad", aseveró.

En el encuentro impulsado por los gobiernos de Dinamarca, México, Corea del Sur, China, Kenia, Qatar y Etiopía, Bachelet aseguró que el cambio climático es un "fenómeno que llegó para quedarse en Chile y en el planeta".

"Lo vivimos a fines de marzo con la inesperada lluvia en el desierto de Atacama, el más árido del mundo, y que provocó deslizamientos de tierra, inundaciones, que dejaron a miles de personas afectadas. Lo vivimos con la sequía que arrastramos por años y la desertización de gran parte de nuestro territorio", sostuvo la mandataria.

La ONU felicita a Francisco

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dio la bienvenida a la encíclica del papa y urgió a los gobiernos a que en la Cumbre del Clima, que se celebrará en París del 30 de noviembre al 11 de diciembre próximos, adopten un acuerdo "ambicioso" contra el cambio climático.

"Su primera encíclica enfatiza que el cambio climático es uno de los mayores retos que afronta la humanidad y que es un asunto moral que requiere de un diálogo respetuoso con todas las partes de la sociedad", dijo Ban en un comunicado.

En la 'Laudato si' ("Alabado seas"), el papa denuncia la debilidad de la reacción política internacional y los intereses económicos a la hora de afrontar la defensa del medioambiente y pide una "valiente revolución cultural" para salvar el ecosistema.

La Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) consideró un "hito" la encíclica y pidió un cambio global para hacer frente a los efectos del cambio climático.

El director de la división de Clima de la FAO, Martin Frick, dijo que el documento recién publicado es "realmente un hito porque nunca un papa habló tan directamente sobre el medioambiente", a pesar de que los dos anteriores, Juan Pablo II (1978-2005) y Benedicto XVI (2005-2013), ya se habían "expresado a favor del medioambiente".

"El modelo de negocios del último siglo funcionó, sacó a mucha gente de la pobreza y creó procesos tecnológicos fantásticos, pero ignoró completamente los límites del planeta", destacó Frick, que agregó que eso hace necesario un "nuevo orden mundial".

El director ejecutivo del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Achim Steiner, agradeció la llamada a la acción contra el cambio climático lanzada por el papa.

"Esta encíclica es una llamada que resuena no solo en los católicos, sino en todos los pueblos de la Tierra. La ciencia y la religión están alineadas en esta materia: Ahora es el momento de actuar", añadió Steiner.

ONG's a favor

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) señaló hoy que la encíclica de Francisco supone una "llamada a la acción" para "todos, en todas partes", mientras que la organización ecologista Greenpeace calificó de "valiosa" la "intervención" del pontífice.

El director ejecutivo de Greenpeace Internacional, Jumi Naidoo, expresó su satisfacción por la publicación del documento y dijo que se trata de una "valiosa intervención del papa Francisco en la lucha común de la humanidad para prevenir la catástrofe del cambio climático".

Por su parte, representantes de la Iglesia católica y ortodoxa defendieron hoy su derecho a opinar tanto de cuestiones científicas, como en relación con el medioambiente, durante la presentación de la encíclica.

El Vaticano organizó hoy una rueda de prensa con el presidente del Pontificio Consejo de Justicia y Paz, el cardenal Peter Turkson, y con Ioannis Zizioulas, representante del Patriarcado ortodoxo de Constantinopla, muy activo en la defensa de la ecología. Turkson defendió que la "ciencia es dominio público y es un tema sobre el que todos pueden hablar".

Zizioulas, que llegó al Vaticano en representación del patriarca Bartolomé, también afirmó que es necesario que la Iglesia hable del "pecado contra el medioambiente, el pecado ecológico".

Agencias Reuters, EFE, AP y AFP

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas