Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cómo invertir 15.000 pesos

Por las enormes diferencias de ingresos que existen, los inversores minoristas quedan totalmente desatendidos; algunas pautas a tener en cuenta

Martes 30 de junio de 2015 • 01:42
0

En nuestro país, como en toda América latina, las enormes diferencias de ingresos que existen entre las distintas clases sociales hacen que el segmento de los inversores minoristas (aquellos que pueden ahorrar entre 1000 y 3000 pesos por mes) queden totalmente desatendidos y confundidos en cuanto a qué hacer con su excedente de capital, mientras que los grandes inversores tienen muy en claro el amplio abanico de colocaciones sofisticadas, que van desde la compra de terrenos en barrios privados, hangares para lanchas o inversiones en instrumentos financieros sofisticados y offshore (fuera del país).

En la columna de hoy analizaremos cómo invertir 15.000 pesos, que si bien podría considerarse un monto "pequeño" para las grandes instituciones financieras, para otros significan todo lo que pudieron juntar en este último tiempo sobre la base de ahorro y sacrificio.

Comenzaré explicando por qué sugiero tres alternativas y no sólo una como suelen sugerir los asesores financieros tradicionales para montos como el descripto. Luego, detallaremos las opciones una por una, con sus respectivos rendimientos esperados y riesgo.

Porqué diversificar

"No hay que poner todos los huevos en la misma canasta", es uno de los axiomas más repetidos de las inversiones. Esto hace alusión a la importancia de no centralizar nuestro dinero en un solo activo, quedando expuestos con ello a un único riesgo en vez de repartirlo entre varias alternativas.

La diversificación puede ser "intuitiva" o "profesional". La diversificación intuitiva se logra cuando se compran muchos activos, pero no sirve demasiado porque no es la cantidad lo que hace que baje el riesgo sino más bien el grado de correlación (es decir, de sensibilidad conjunta o no a la variación de valor) que puedan tener las inversiones elegidas. Por deducción, la diversificación profesional se logra cuando se invierte en activos con baja o ninguna correlación entre sí.

Por ello, un inversor puede invertir en 20 cosas distintas y tener una cartera menos correlacionada que otro que "sólo" eligió tres activos distintos.

Ahora bien, dando por sentado la importancia de balancear los riesgos por esta vía, es importante tener en cuenta que uno de los principales enemigos de este plan para los inversores minoristas es el costo de transacción, que puede elevar significativamente el gasto de entrada y mermar con ello el rendimiento final de las operaciones.

Por ello, anteriormente un inversor que quisiese invertir un monto como el que hoy estamos analizando debía forzosamente concentrar sus inversiones en una o, a lo sumo, dos opciones: los costos de transacción lo obligaban a ello. Pero la irrupción de Internet en las finanzas hizo que aparezcan nuevas posibilidades a costos operativos muy bajos, generando un nuevo universo de inversión para aquellos que estén dispuestos a salir de la zona de confort tradicional que significa el plazo fijo bancario.

Pasemos entonces a analizar juntos cuáles son estas tres opciones seleccionadas al detalle.

1) 5000 pesos en Fondos comunes de inversión

Riesgo potencial: En fondos de Fideicomisos es bajo, en fondos de bonos y acciones más alto

Rendimiento esperado: 39% anual

Los fondos comunes de inversión en pesos son instrumentos que pueden operarse a través de agentes de bolsa o incluso muchas veces en el mismo banco en donde se posee cuenta corriente o de ahorro, habilitando previamente una cuenta de inversiones.

En Porfolio Personal, por citar un ejemplo, no existen costos de entrada y salida y se pueden invertir a partir de los 1000 pesos, es decir, con un mínimo realmente bajo.

Según la Cámara Argentina de Fondos Comunes de Inversión, en abril de este año la Industria de Fondos Comunes de Inversión presentó un incremento del +9%, alcanzando un total administrado de 167.088 millones de pesos.

En términos de rendimiento, en 2014 los fondos en promedio retornaron casi 39 por ciento.

Los fondos de renta variable obtuvieron 87,60% y fueron los de mejor performance, seguidos de los fondos de infraestructura que se alzaron con un 38.50%. Dentro del podio, el tercer puesto fue para los fondos de renta mixta con una suba intraanual del 34.4 por ciento.

Un aspecto a tener en cuenta es que el inversor podría elegir hasta cinco fondos distintos para colocar 1000 pesos en cada uno de ellos.

Se recomienda seleccionar entre los mismos alguno de renta variable, otro de renta fija, uno de renta mixta y los otros dos de fideicomisos y mercado de dinero (colocaciones de corto plazo).

Para finalizar, otra ventaja con respecto a las inversiones tradicionales como el plazo fijo es que los rescates de estos fondos se pueden hacer en 72 horas, lo cual brinda cierta flexibilidad que puede ser muy valiosa en momentos de turbulencias, cuando el inversor puede necesitar hacerse del dinero en un período corto de tiempo.

2) 5000 pesos en Préstamos a cooperativas

Riesgo potencial: medio

Rendimiento esperado: 30% anual

El mecanismo es el mismo que en el plazo fijo: el inversor coloca ese dinero en la institución elegida, que se compromete a devolverlo en una fecha determinada. La ganancia está en los intereses que el inversor recibirá en ese entonces.

Las colocaciones a plazo fijo en bancos tradicionales y de segunda línea, siempre dependiendo de plazo y monto, se aproxima al 25% anual.

Pero también existen otro tipo de colocaciones parecidas en cuanto a su parte operativa que no son tan conocidas y que pueden otorgar unos puntos extra de rendimiento: las colocaciones a plazo fijo en cooperativas reguladas por el Banco Central, que captan dinero del público para, al igual que los bancos, colocarlo luego en préstamos personales o corporativos, ganando con ello el "spread" existente entre la tasa activa y la tasa pasiva.

Varias de estas cooperativas prestan el dinero captado del público a trabajadores y/o jubilados mediante un método conocido como "descuento de haberes" (le descuentan al deudor el importe de la cuota directamente de su sueldo); allí el cobro está prácticamente asegurado y el riesgo es muy bajo, lo cual disminuye la probabilidad de que no honren luego los compromisos con sus depositantes (los inversores).

Dado que varias de estas cooperativas son auditadas por el Banco Central e incluso algunas ofrecen las mismas garantías que los bancos en cuanto al capital recibido, podría representar una buena opción invertir una parte de los ahorros a tasas que se aproximan al 30% anual, con un riesgo acotado.

Investigar cuáles son esas cooperativas (muchas de las cuales tienen locales de atención al público en pleno microcentro porteño) es la única tarea que tendría que realizar el interesado en esta opción para luego materializar la inversión.

La inversión mínima aquí es de 1000 pesos.

3) 5000 pesos en Finanzas Colaborativas

Riesgo potencial: Medio

Rendimiento esperado: 42.7 anual%

Es conocido: el negocio de los bancos es el "spread" (diferencial) que cobran entre la tasa activa y la tasa pasiva o, lo que es igual, la tasa que le pagan al inversor que hace un plazo fijo y la tasa que le cobran al deudor (persona o empresa) que pide un préstamo.

Hoy en día, si comparamos las mismas, ese diferencial puede llegar al 35% o más, lo cual hace que el inversor reciba menos y el deudor pague más.

Pero.¿qué pasaría si una empresa cobrase un importe fijo en vez de un amplio "spread" por sobre cada operación de colocación-préstamo concretada, ocupándose al mismo tiempo de evaluar la calidad crediticia del deudor y velando por los intereses del colocador al no dejarlo invertir más de un 5% de su patrimonio total (en este caso, 250 pesos) en cada préstamos pedido?

Buscando responder este tipo de preguntas es que se produjo hace algunos años el nacimiento de las Finanzas Colaborativas que, en resumidas cuentas, representan un nuevo tipo de mecanismo basado en préstamos entre personas "moderados" por una empresa, que busca transformar las condiciones de los créditos y el rendimiento de las inversiones en valores justos.

Empresas como LendingClub,Prosper o Zopa son algunos de los ejemplos exitosos en el plano internacional de una industria que viene creciendo a pasos agigantados (algunas de estas empresas cotizan ya en las bolsas de sus respectivos países).

En la Argentina, existen pocas empresas por el momento que se dedican a ello, siendo Afluenta una de las primeras en explotar este nicho de mercado.

El rendimiento por la colocación que obtendrá el inversor es similar a la tasa que pagarán los individuos que fueron admitidos para recibir créditos por el buen perfil crediticio que poseen, que promedia el 42.7 por ciento.

Esta tasa es muy inferior al CFT (Costo Financiero Total) que aquellos necesitados de capital deberían convalidar en un banco de primera línea para acceder a los fondos, y este es justamente uno de los atractivos que hace que este nuevo modelo de negocios se vuelva rentable tanto para demandantes como para oferentes de capital.

Afluenta, por ejemplo, califica a los solicitantes de crédito en segmentos de A a E. Los mejores clientes, con los mejores antecedentes tienen las mejores condiciones mientras que los clientes con antecedentes adecuados tienen otras condiciones, siempre mejor que la de los bancos.

De esta manera, el rango de retorno esperado para los inversores va desde 36% a 46% anual, dependiendo del perfil del cliente y del plazo del crédito.

La inversión mínima aquí es de 5000 pesos.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas