Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ladrones golpeados por vecinos cuando robaban

Sucedió en dos casos en barrios de la capital; ambos están heridos

Viernes 03 de julio de 2015
SEGUIR
PARA LA NACION
0

CORDOBA.- Un día después de que una docena de vecinos de Córdoba fueran imputados por la Justicia por dos casos de linchamiento (en uno el delincuente murió después de una agonía de dos semanas), ayer salieron a la luz otros dos hechos que terminaron con los presuntos ladrones internados por los golpes que recibieron.

Una de las situaciones se produjo en Villa Revol en una parada de ómnibus en la calle Ricchieri al 2600. La policía, en un comunicado, indicó que un menor de 16 años intentó robar la cartera de una mujer que estaba por subir al colectivo.

Un grupo de vecinos que estaba en el lugar reaccionó e impidió el asalto. El adolescente fue golpeado por el grupo que llegó en defensa de la mujer asaltada y, como consecuencia de las lesiones recibidas, debió ser trasladado al Hospital de Urgencias.

El otro episodio se produjo en barrio General Paz, una zona donde hace meses que los vecinos vienen convocándose y reclamando más seguridad. El caso fue en una verdulería de 25 de Mayo al 1200, donde un hombre de 48 años entró a robar; la dueña lo reconoció porque ya la había asaltado en otra oportunidad. La pareja de la propietaria lo atacó. Lo golpeó e inmovilizó. Después llamó a la policía, que detuvo al delincuente. Por los fuertes golpes recibidos fue derivado a un hospital.

En tanto que en los dos casos anteriores en los que los vecinos atacaron a los delincuentes, la Justicia sigue investigando porque presume que hay más atacantes que aquellos que han sido imputados.

El fiscal Rubén Caro, cabe recordar, imputó a siete personas del barrio Quebrada de las Rosas por el supuesto delito de homicidio en agresión, que prevé penas de entre dos y seis años de cárcel.

Todos tienen entre 35 y 65 años y habrían golpeado brutalmente a José Luis Díaz, un ladrón que intentó robarle un celular a un adolescente. El delincuente murió dos semanas después.

Por su lado, el fiscal Carlos Matheu imputó a cinco vecinos del barrio General Bustos por el delito de lesiones leves en agresión por un intento de linchamiento que sufrió otro hombre al que se lo acusó de querer robarle un celular a una estudiante.

Ante estas reacciones el fiscal general de la provincia, Alejandro Moyano, pidió "prudencia" a la ciudadanía y enfatizó que la gente tiene que "tratar de no incurrir en conductas de justicia por mano propia, pido la tranquilidad de la población y que confíe en la policía".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas