Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La FIFA suspende de por vida al “topo” del FBI Chuck Blazer

El ex secretario general de la Concacaf recibió la sanción por haber sido "un jugador clave" en las tramas de corrupción por las que se declaró culpable y a las que ayudó a destapar ante la Justicia de Estados Unidos

Jueves 09 de julio de 2015 • 09:43
Chuk Blazer, expulsado de por vida de la FIFA
Chuk Blazer, expulsado de por vida de la FIFA.
0

ZURICH.- Después de haber destapado el escándalo más importante dentro de la FIFA, el estadounidense Chuck Blazer fue suspendido de por vida hoy por el comité de ética del ente rector del deporte a nivel mundial, acusado de haber desempeñado un papel clave en tramas de corrupción.

"El señor Blazer cometió numerosas infracciones de manera constante y repetida mientras ejercía varios cargos directivos e influyentes en la FIFA y en la Concacaf (Confederación de América del Norte, Central y el Caribe)", señaló en un comunicado el Comité de Ética del ente rector del fútbol mundial.

"[Blazer] fue un jugador clave en tramas que implicaron la oferta, aceptación y recepción de pagos, sobornos y comisiones no desvelados e ilegales, además de otras tramas lucrativas", precisó el comité de ética de la FIFA en un comunicado. Blazer se declaró culpable de 10 cargos incluyendo asociación ilícita, fraude, conspiraciones para lavar dinero y evasión fiscal.

Blazer, de 70 años, no podrá desempeñar ninguna actividad relacionada con el fútbol en lo que le queda de vida, precisó la FIFA. "Esta sanción entra en vigor el 9 de julio de 2015, fecha de notificación de la presente decisión", explica la nota.

Culpable

El estadounidense fue secretario general de la Concacaf entre 1999 y 2011 y ocupó durante años un asiento en el Comité Ejecutivo de la FIFA, cargo que dejó en 2013.

Admitió haber recibido pagos dentro de una trama de sobornos por importe de 10 millones de dólares para apoyar la exitosa candidatura de Sudáfrica a organizar el Mundial 2010. La trama liga a Blazer a otras dos personas, que en ese momento formaban parte del comité ejecutivo del ente, recibió dinero en efectivo que funcionarios sudafricanos pidieron a la FIFA que transmitiera a través de sus cuentas oficiales en 2008.

Blazer admitió además su implicación en una trama de venta de entradas para el Mundial y de abusar de su puesto como secretario general de la Concacaf para obtener millones de dólares en comisiones ilegales por acuerdos comerciales que negoció para la Copa de Oro.

Según medios, después de admitir su culpabilidad, Blazer colaboró a partir de 2011 con la Justicia estadounidense en una profunda investigación que culminó en la detención de varios altos directivos de la FIFA en mayo, entre ellos los empresarios argentinos Alejandro Burzaco, junto con Hugo y Mariano Jinkis.

La FIFA abrió una investigación ética contra Blazer cuando quedó al descubierto la gestión financiera supuestamente corrupta de la Concacaf en 2012. "El señor Blazer cometió muchos y varios actos de mala gestión de forma continua y repetida durante su época como funcionario en diferentes e influyentes posiciones de alto rango en la FIFA y la CONCACAF", señaló hoy el comité de ética.

Los procedimientos de la FIFA se suspendieron en 2013 por la mala salud de Blazer y mientras se desarrollaba el proceso federal en Estados Unidos.

Blazer dijo ante un juzgado de Brooklyn en noviembre de 2013 que había sido tratado de un cáncer de recto. Fue sancionado con más de 1,9 millones de dólares cuando se declaró culpable y accedió a pagar más cuando sea sentenciado.

Estados Unidos y Suiza están investigando actualmente a la FIFA por la presunta corrupción de sus miembros y por la polémica adjudicación de los Mundiales de Rusia 2018 y Qatar 2022.

Detenidos y sancionados

El lunes último, el chileno Harold Mayne-Nicholls, que fue presidente de la comisión de evaluación de ambos Mundiales, fue suspendido siete años por la FIFA.

Estados Unidos realizó la semana pasada una petición formal para extraditar a siete dirigentes y ex dirigentes de la FIFA que están detenidos en Zúrich por orden de Estados Unidos desde el 27 de mayo.

El grupo de detenidos, en su mayoría oficiales latinoamericanos, fueron arrestados por haber participado supuestamente en sobornos de empresas de marketing deportivo vinculadas a la venta de los derechos de competiciones de fútbol en Estados Unidos y América Latina. El monto de los sobornos podría superar los 100 millones de dólares.

El escándalo, que golpeó a la FIFA durante su Congreso en Zúrich, llevó a Joseph Blatter a anunciar su dimisión cuatro días después de ser reelegido como presidente del organismo.

Agencias DPA y AP

fc/

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas