Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El caso Globant; la empresa que llegó a cotizar en Wall Street

Su CEO, Martín Migoya, contó cómo nació la empresa y su salida a la Bolsa

Domingo 12 de julio de 2015
0

El año pasado, la empresa argentina Globant llegó a tocar la campana en el New York Stock Exchange y así comenzó a cotizar en Bolsa. La compañía líder en software hoy emplea a más de 4300 personas, factura unos US$ 199 millones al año y opera en seis países. Su cofundador y CEO, Martín Migoya, fue entrevistado durante el cuarto panel del Financial Summit, organizado por LA NACION. La historia detrás de su emprendedor, en primera persona.

El emprendedor conversó con José Del Rio, adscripto a la Secretaría General de Redacción de este diario, sobre el camino recorrido desde que su empresa no era más que un business plan de una sola oración hasta que llegó a ser un IPO (initial public offer u oferta pública inicial).

"Vamos a vender solamente en los Estados Unidos y en Inglaterra", decía el plan de negocios que había pensado con sus socios. Lo lograron: en 2003 viajaron y golpearon puertas, hicieron vínculos y hablaron con cuanta persona pudieron contactar. La puerta se abrió en Londres, cuando en 2003 lograron concretar una reunión con el CPO de un sitio que facturaba 1000 millones de libras anuales.

"A los 15 minutos de charla nos hizo una propuesta: en sólo 15 días teníamos que armar un equipo de trabajo y llevar personal para administrar su sitio", contó Migoya y confesó: "Con esa inconsciencia típica de los emprendedores rioplatenses dijimos «por supuesto»."

Luego llegó Google como cliente y así aparecieron otros más, debido a la reputación obtenida en California. Crecieron a pasos agigantados hasta llegar a ser la empresa que son hoy. "Siempre pensamos en grande, en un proyecto de escala", dijo Migoya.

En un momento necesitaron financiación para poder seguir con el ritmo de crecimiento. Ya habían estudiado en detalle a las empresas que tenían como referentes exitosos: todas habían recibido, en algún momento, acceso a la financiación. Y el momento era el indicado para Globant: era tiempo de hacer un IPO.

Decisión

"La noticia de la salida a la Bolsa de la compañía Mercado Libre fue lo que nos llevó a decidir hacerlo también nosotros", contó Migoya. Su IPO, según explica, fue pensado como un medio y no como un fin en sí mismo.

Cuando la empresa logró llegar al New York Stock Exchange (NYSE) de Wall Street, el CEO fue acompañado por su familia. Cuando Del Rio le preguntó qué recuerda de ese momento, relató: "Cuando vi las paredes empapeladas con afiches de mi empresa se me paró el corazón". Y agregó: "La verdad es que fue realmente escalofriante ver y entender que habíamos llegado".

"Con las subas y bajas de la acción en la Bolsa se tiene que ver un tren que sea lógico y ascendente: así se ve cómo sigue la creación de valor que uno hace con la empresa", explicó.

El emprendedor, inquieto y entusiasta al hablar, opinó que hacer un propio IPO "no es imposible" y que "quizá lo que faltan sean emprendedores con ganas de animarse a hacerlo".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas