Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Histórico acuerdo nuclear entre Irán y las seis potencias

El pacto frena el acceso de los iraníes a la bomba atómica a cambio del levantamiento gradual de sanciones económicas

Martes 14 de julio de 2015 • 08:25
acuerdo nuclear Irán Estados Unidos potencias John Kerry Teherán Washington Federica Mogherini
acuerdo nuclear Irán Estados Unidos potencias John Kerry Teherán Washington Federica Mogherini. Foto: Reuters

VIENA.- "Momento histórico". Tras 21 meses de negociaciones, Irán y el grupo de seis potencias lograron hoy en Viena un acuerdo que limita el programa nuclear iraní a cambio de un levantamiento gradual de las sanciones económicas impuestas a la república islámica.

Tras años de disputas diplomáticas y luego de 17 días de intensas negociaciones en la capital austríaca, Teherán y las cinco potencias con derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU (Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, China, Rusia) más Alemania (5+1) firmaron el pacto que prevé una reducción de las capacidades nucleares de Irán a cambio del levantamiento de las sanciones económicas impuestas por Occidente sobre la república islámica.

Además de poner fin a 35 años de enfrentamiento entre Washington y Teherán, el acuerdo puede reconfigurar la geopolítica en una región sacudida por la violencia extremista.

El ministro de Exteriores de Irán , Mohammed Javad Zarif, alabó el trabajo de los negociadores. "Creo que este es un momento histórico. Hoy podría haber sido el final de la esperanza, pero ahora estamos iniciando un nuevo capítulo de esperanza'', dijo. Además, agregó que el acuerdo "no es perfecto" pero "todos ganan con él".

El llamado Plan de Acción Conjunta fue alcanzado tras más de dos semanas de frenética diplomacia, durante las cuales los negociadores incumplieron tres plazos límite que se habían autoimpuesto. Tanto Zarif como el secretario de Estado de Estados Unidos , John Kerry, quien condujo la mayoría de las negociaciones, amenazaron con abandonar la mesa de diálogo al tiempo que intercambiaron acusaciones de intransigencia.

La responsable de política exterior de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, quien coordinó al grupo en estas negociaciones, dijo que el pacto "supone una señal de esperanza para todo el mundo".

"Creo que todos sabemos que la decisión está relacionada con su programa de armas, pero es mucho, mucho más que eso. Esta decisión abre un nuevo capítulo en las relaciones internacionales", planteó.

El acuerdo

El Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA), clave en la conclusión del acuerdo final, firmó hoy con Irán una "hoja de ruta" que autoriza una investigación sobre el programa nuclear de Teherán en el pasado, que se sospecha podría haber tenido una dimensión militar, indicó el director general de este órgano de la ONU.

Además de levantar las sanciones económicas internacionales impuestas a Irán y de frenar su programa nuclear por una década, el acuerdo impulsará la normalización de las relaciones de Occidente con Irán, una potencia hegemónica y de mayoría chiita cuya colaboración ayudaría a cerrar varios frentes abiertos en Medio Oriente, específicamente en Siria e Irak, desestabilizados por el avance de la organización terrorista sunnita Estado Islámico.

"Error histórico"

"De las primeras informaciones que nos llegan ya podemos inferir ahora que este acuerdo es un error histórico del mundo", se quejó a través de un comunicado el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, tras su encuentro con el ministro de Exteriores holandés, Bert Koenders.

Netanyahu, desde siempre crítico con estas negociaciones, no ve cambio alguno en las intenciones nucleares de Irán, cuya doctrina estatal contra Israel sigue intacta. Hace unos días, el premier conservador ya había dicho que el acuerdo "enviará miles de millones de dólares a una máquina de terrorismo y conquista".

Negociaciones de largo aliento

En abril, los negociadores alcanzaron un acuerdo-marco en Lausana (Suiza), que fijó las grandes líneas del texto final.

Iniciadas en septiembre de 2013, las negociaciones entraron en su fase final el 27 de junio último con el objetivo inicial de sellar un acuerdo definitivo en tres días, pero el plazo del 30 de junio ha sido postergado tres veces, la última hasta ayer.

Las discusiones se han alargado a causa de las divergencias sobre la duración del acuerdo, el ritmo del levantamiento de las sanciones o el acceso a los enclaves militares iraníes.

Entre los puntos de desacuerdo, también se encontraba el levantamiento de las restricciones sobre las armas, que Teherán, apoyado por Moscú, exige que sea inmediato.

Los occidentales consideran delicada esta demanda por la implicación iraní en varios conflictos, sobre todo en Siria, Irak o Yemen.

En Estados Unidos, donde la toma de rehenes en la embajada estadounidense de Teherán en 1980 permanece viva en la memoria colectiva, un eventual acuerdo también se enfrenta a una fuerte oposición.

Agencias AFP, AP y EFE

En esta nota:
Te puede interesar