Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Fue absuelto el "samurái" que hirió a ladrones en Córdoba

El juez alertó, además, sobre el peligro de los linchamientos

SEGUIR
PARA LA NACION
Miércoles 15 de julio de 2015
0

CÓRDOBA.- La Justicia consideró que el vecino que se defendió de un asalto con una espada japonesa, conocida como katana, no incurrió en excesos, pero cuestionó la "justicia por mano propia" que conduce a la "disgregación social".

El llamado "samurái cordobés" fue absuelto ayer al ser considerado que las lesiones provocadas en tres asaltantes fueron el resultado de una acción de defensa de su familia. A pesar del sobreseimiento, el juez Carlos Lezcano advirtió sobre los riesgos de este tipo de accionar. Consignó que el accionar de Alejandro Nesteruk no configura un caso de "justicia por mano propia", sino que obró "en defensa propia" y en resguardo de su familia.

Sin embargo, subrayó que la decisión "no puede generar en la sociedad, desde ninguna óptica, la creencia de que se trata de un «premio»". En momentos en que en Córdoba sigue el debate por tres intentos de linchamiento (uno de los cuales terminó con un ladrón muerto luego de algunas semanas de internación hospitalaria), por los que hay una docena de vecinos imputados, Lezcano cuestionó la "justicia por mano propia".

Planteó que esas acciones conducen "a la total disgregación social y supone desechar el último eslabón en que se debe cimentar una República, como es la confianza popular en la Justicia, último reducto de credibilidad de todo justiciable, y sobre todo de quienes merecen la máxima atención de ella, que son los más humildes y desposeídos".

En la resolución reclamó a los "operadores judiciales y de la fuerza de seguridad" tener presente que "la sociedad necesita permanentemente de ejemplos claros y determinantes acerca de los límites legales de la actuación de cada uno de los referentes, frente a la violencia urbana irrefrenable que estamos sufriendo todos y cada uno de los ciudadanos de este país".

"Sin ellos, no habrá que esperar mucho para que actos de salvajismo prehistórico se apoderen del conjunto social y se reinstale una práctica desechada hace siglos, cual es la de la venganza", agregó.

"El único autorizado a zanjar estas particulares situaciones es el Estado", indicó. Lezcano insistió en que las reacciones "desmesuradas" pueden constituir delitos. En el caso puntual del "samurái" consideró que no hubo exceso, ya que usó la katana para "detener e incluso repeler a tres personas que representaban una seria amenaza para su vida y fundamentalmente para su esposa, hijo y suegro".

Advertencia

En diálogo con LA NACION, el fiscal general Alejandro Moyano compartió las advertencias de Lezcano: "La gente tiene que saber que a un delito no se le puede responder con otro acto similar. La ley no permite la «justicia por mano propia». Lo dije en referencia a los linchamientos e insisto en el concepto".

En abril, en medio del asalto a su casa, Nesteruk -metalúrgico, de 49 años -reaccionó y descolgó la katana cuando los tres delincuentes (uno de los cuales portaba un arma de fuego) estaban por entrar en el dormitorio de su hijo. Ya lo habían golpeado a él y a su esposa. Entonces los atacó, y los hirió gravemente en brazos, tórax y rostro.

Los ladrones huyeron, pero fueron detenidos poco después junto a otro hombre y una mujer. Los tres heridos estuvieron varios días internados en el Hospital de Urgencias, donde fueron operados. Siguen detenidos. Poco después del ataque, Nesteruk dijo que les había dado "todo" a los delincuentes, "pero querían más; fueron por mi hijo y ése fue el límite".

Más allá del caso de ese hombre que defendió su hogar y la vida de su familia con una espada samurái, en Córdoba causa inquietud la repetición de sucesos en los que los ladrones son golpeados por vecinos al ser capturados.

El mes pasado fue asesinado allí un delincuente cuando un grupo de personas lo golpeó en defensa de un adolescente de 16 años que era víctima del robo. También se conocieron incidentes similares en Buenos Aires, Santa Fe y Jujuy.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas