Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Parque Sarmiento: la ciudad suma una cancha de rugby para 10.000 espectadores

El gobierno porteño cederá la explotación a la Unión Argentina de Rugby por cinco años; la iniciativa prevé que allí se jueguen competencias internacionales

Sábado 18 de julio de 2015
SEGUIR
LA NACION
0

El gobierno porteño planifica dar en concesión por cinco años un sector del parque Sarmiento, en el barrio de Saavedra, con el objetivo de que funcione allí un estadio de rugby para competencias internacionales. Será la Unión Argentina de Rugby (UAR) la responsable del montaje y la explotación de las instalaciones.

Según confirmaron el subsecretario de Deportes, Francisco Irarrazaval, y fuentes de la UAR), el estadio será desarrollado sobre tribunas tubulares removibles en un área del parque hoy ocupada por una cancha de fútbol y una pista de atletismo. Si avanza la idea, estará listo para fines de año o principios de 2016,con capacidad para 10.000 espectadores.

Preocupados por la pérdida de espacio público y por el impacto que tendrá la afluencia generada por el uso de la cancha, algunos vecinos objetan el despliegue del dispositivo y prometen movilizarse en contra (de lo que se informa por separado).

El proyecto surgió luego de que la Argentina lograra ingresar al torneo Super Rugby, disputado por equipos provinciales de rugby del hemisferio sur, del que hasta ahora sólo participaban conjuntos de Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica, exponentes de lo mejor de este deporte.

La incorporación, para el período 2016-2020, fue aprobada por la South Africa New Zealand Australia Rugby (Sanzar), entidad que nuclea a los equipos de esos países y organiza el mencionado campeonato, bajo determinadas reglas. La Argentina deberá disputar como local ocho fechas en 2016 y siete en 2017, en principio.

Los voceros de la UAR explicaron que los estadios de fútbol existentes resultan muy grandes para los 10.000 espectadores que esperan captar para cada partido. Por su parte, Irarrazaval, que integró la selección de rugby nacional, los Pumas, comentó que la unión no encontró tampoco ningún lugar apto para construir su estadio en la zona norte del conurbano, cuna de los principales equipos locales.

Y consideró que, para la Capital, la concreción del estadio en el parque Sarmiento traerá muchos beneficios indirectos: "Profundizará el posicionamiento de Buenos Aires como ciudad deportiva, que gracias al plan estratégico que venimos desarrollando desde 2007 hasta logró convertirse en sede olímpica. Además, se impulsa el desarrollo económico y la promoción del turismo, que dejará ganancias no sólo en la ciudad, sino en todo el país", sostuvo el funcionario.

"Vendrá lo mejor del rugby a nivel mundial, y sus seguidores. El público del rugby es tranquilo, el estadio no va a tener un alto impacto en ese sentido, ni en muchos otros. No sumará cemento, no impermeabilizará el suelo, no emitirá sonidos estridentes, sólo se usará pocas veces al año. Y fortalece la identidad deportiva del parque Sarmiento, en coincidencia con que en 2016 el rugby empieza a ser un deporte olímpico y que, en 2018, el parque ya va a alojar las competencias de BMX, mountain bike y cross country de los Juegos Juveniles", enumeró.

En tanto, fuentes de la UAR consideraron que tampoco será fuerte el impacto por la afluencia de autos durante los eventos. "La existencia de estacionamientos internos en el parque y las instalaciones de clubes lindantes son, junto al estacionamiento de Tecnopólis, alternativas que ofrecen seguro reparo a este aspecto. Las amplias avenidas circundantes, General Paz, Balbín, Triunvirato y Acceso Norte, dan garantías de fluida evacuación post eventos", dijeron.

La instalación del estadio prevé la colocación de tribunas tubulares de 8 metros de alto por 18 de ancho, junto con la demolición o readaptación de una tribuna de cemento ya existente, para el funcionamiento de vestuarios, puesto médico y cabina de transmisión televisiva. "Una de las exigencias de la Sanzar es la televisación de los partidos. También, que el estadio esté muy próximo o dentro de la ciudad, y que el campo de juego respete determinados criterios y se conserve inalterable. Por eso, permanecerá cerrado al público cuando no haya partido", sostuvieron desde la UAR.

Hoy, la cancha que será intervenida es utilizada para torneos de fútbol amateur, que podrán utilizar otras existentes en el parque Sarmiento. En cambio, se quedarán sin opción los deportistas que entrenan en la pista de atletismo, que también es utilizada por escuelas de la zona: las otras que funcionan en la Capital quedan lejos, en parque Avellaneda y parque Chacabuco.

"Corren más personas por fuera del parque, rodeando el perímetro, que por la pista", reflexionó Irarrazaval, aunque se mostró proclive a reunirse con los damnificados en busca de alguna alternativa a la desaparición de la pista.

El gobierno porteño lo entregará en concesión por cinco años. A cambio, la UAR no pagará canon alguno, sino que introducirá mejoras en el parque y dictará clases de rugby social para chicos de la zona. Concluido el plazo, el campo de juego y el equipamiento fijo quedarán en poder del Estado.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas