Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Razones y motivos para correr con un entrenador

Cómo influye la presencia de una persona capacitada para realizar la rutina de entrenamiento; si bien no garantizan el éxito en la búsqueda de una marca o distancia, nos aproximan al objetivo

Foto: Gentileza Chino Avalos
SEGUIR
PARA LA NACION
Martes 20 de junio de 2017 • 23:46
0

A simple vista, el running es uno de los deportes o actividades más democráticas que existen. Para hacerlo, sólo basta con cambiarse, calzarse un par de zapatillas y salir a sumar kilómetros. Tal vez, la inmensa mayoría de quienes hoy despuntan el sano vicio de correr se hayan iniciado solos. Algunos, los más pretenciosos, acaso consultaron con algún corredor más experimentado o incluso con un entrenador cercano. Pero una vez que se comienza a surfear por este fantástico ambiente, los resultados se hacen visibles. La sensación de mejoría suele ser rápida.

Sin embargo, para acompañar la búsqueda de una determinada meta, como una media maratón o una maratón, es imprescindible acudir a un entrenador. Su impronta y conocimientos son claves para que correr siga siendo algo placentero. Además, bajo su supervisión el atleta puede respaldarse y enfocarse en superar una marca.

Como el entrenador personal no se adapta al bolsillo de todos los amantes del running, los grupos de entrenamientos aparecen como la válvula de escape ideal para contar con una planificación específica. En todos los casos, el principio de individualidad es una de las claves a tener en cuenta para elegir a un entrenador. No es lo mismo un atleta que recién se inicia a uno que acumula varios años devorando kilómetros. Replicar la misma rutina a dos atletas con antecedentes opuestos derivará en una casi segura lesión del principiante. Esta situación puede observarse en las rutinas que se encuentran a raudales en Internet. Su lógica iguala a todos los corredores y deja de lado cuestiones como la edad, la trayectoria como corredor, el peso, los objetivos. Todos ítems que un entrenador contemplará al momento de elaborar un plan en el que establecerá los distintos ejercicios, los ritmos y las distancias a cumplir.

Asimismo, otra de las ventajas es que se genera una relación en la que se produce una necesaria retroalimentación a partir de las sensaciones, las dudas y las consideraciones de ambas partes. De esta manera y al margen del resto de los entrenados, el corredor tiene a su lado personal idóneo que lo aproxima -no lo garantiza, claro- al objetivo deseado.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas