Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Aplausos a la española

En la escena madrileña de hoy, varias obras argentinas se han convertido en las preferidas de público y crítica

Domingo 26 de julio de 2015
SEGUIR
PARA LA NACION
0

MADRID.- El acento argentino, en especial el porteño, vicios del habla rioplatense y también virtudes de una generación criada en el circuito independiente se cuelan en la escena madrileña. En un país inmerso en una crisis económica, azotado por un impuesto que encarece el costo de las entradas, una obra, Adentro, de pluma y elenco argentinos, funcionó a sala llena en el Centro Dramático Nacional (CDN) y agotó las localidades de todas sus funciones. Esta propuesta de Carolina Román es el suceso de la temporada y los críticos la ubicaron en el podio de toda calificación. En el off, otro espectáculo, Carne viva, una desopilante pieza interpretada por varios actores argentinos, regresará cuando termine el verano, a pedido del público.

El romance entre el espectador español y el teatro argentino permanece a flor de piel. Otro de los "embajadores" que arrancan suspiros con sus textos y su gran pulso para la dirección es Pablo Messiez, quien presenta Las plantas, en el Lara.

Este actor que trabajó bajo las órdenes de Daniel Veronese repondrá en septiembre La piedra oscura en el CDN y luego la llevará de gira por el país. Alejandro Tantanian ofreció a principios de mes en el marco del Festival Frinje El rastro, con Analía Couceyro. Hace algunas semanas, 1982, Obertura solemne, de Lisandro Fiks, realizó nueve funciones en dos salas de la capital española.

En los próximos meses un desembarco de propuestas nutrirá la cartelera. En agosto, Daniel Veronese, ya instalado en Madrid, estrenará Bajo terapia, del argentino Matías del Federico, en los Teatros del Canal. Luego, en enero llegará La estupidez, de Rafael Spregelburd, en El Matadero, con dirección de Alberto Castrillo Ferrer e interpretado por Fran Perea. En abril, en esa misma sala, Claudio Tolcachir presentará su versión de Tierra de fuego, de su compatriota Mario Diament. También es probable que tras su estreno porteño Gotan viaje a Madrid, donde su director, Manuel González Gil también montaría una versión de Made in Lanús. A su vez, en el marco del puente trazado entre el Complejo Teatral de Buenos Aires y el Teatro Español, Corina Fiorillo llevará en septiembre El arquitecto y el emperador de Asiria, de Fernando Arrabal, ya estrenada en la sala oficial porteña, y Juan Carlos Pérez de la Fuente montará a comienzos de 2016, con elenco argentino Numancia, de Cervantes.

Pablo Silva, productor argentino, está abriendo su oficina en Madrid, donde ya ha llevado varios espectáculos. Su objetivo es construir un vaso comunicante con sus obras entre ambas plazas y trasladar su experiencia a España: "El modo de crear en el off a la usanza argentina puede aportar una visión más alta artísticamente, con textos y actores más consagrados y, a su vez, y producciones con una visión comercial. La repercusión de tener o de generar teatro con actores argentinos es siempre positiva. Esto ocurre desde los ochenta, con los grandes artistas que se instalaron, como Héctor Alterio o Federico Luppi. Ellos, junto con los docentes argentinos, fueron creando un caldo de cultivo interesante".

Hay una escuela, una estirpe de maestros, que ha moldeado a una generación. Uno de ellos es Juan Carlos Corazza (ver recuadro) y también destaca Cristina Rota, madre de Juan Diego Botto, quien partió en 1977 al exilio con sus dos hijos [su pareja está desaparecida]. Otra argentina que acaba de inaugurar su espacio es Heidi Steinhardt. En La Brújula, la realizadora, quien reparte las temporadas entre Madrid y Buenos Aires, dicta sus talleres de interpretación, dirección y análisis de diversos autores y creó un espacio de encuentro, tertulias mensuales, donde se discute la actualidad teatral.

Desde las tablas, che

Los afiches de las estaciones de subte y los colectivos desplegaban esa letra "a" en imprenta mayúscula que aludía a la inicial del país y del título de la obra, Adentro, el rotundo éxito de la temporada. Ambientada en el barrio de la Chacarita, Carolina Román, protagonista y autora, convocó junto al director, quien es también su pareja, el español Tristán Ulloa, a un equipo de argentinos: los intérpretes Nelson Dante, Araceli Dvoskin y Noelia Noto y a Diego Sabanés, asistente de dirección (el realizador de la película Mentiras piadosas). "Fue una gran sorpresa. Hablo, desde lo pequeño, de lo universal. No es un texto autobiográfico, pero tiene mucho de mí. Tengo una necesidad casi compulsiva por escribir y lo hago desde la butaca, pensando qué querría ver como espectadora. Siento un profundo respeto y responsabilidad por la persona que viene a ver la obra. Sigo remando y soñando fuerte. Me gustaría ser profeta en mi tierra, llevar mis obras a la Argentina", dice Carolina, quien también tiene en cartel Luciérnagas. Adentro regresará el año próximo al CDN -un hecho, la reposición de una obra, inusual para esta sala oficial- mientras prepara su debut como directora de cine, con una película sobre el deseo (su título aún no está confirmado).

Mario Gas es uno de los directores más queridos y prestigiosos del teatro español. Ha dirigido innumerables puestas, entre ellas, El veneno del teatro, con los argentinos Miguel Ángel Solá y Daniel Freire. Califica de "brillantísimo" el espectáculo Adentro y esboza una definición del estilo e identidad de la escena argentina: "Sus directores son inteligentes. Cuentan con un sentido de la preparación colectiva, apuestan a ciertos aspectos de la improvisación y también al resorte de la interpretación a bajo volumen. Es un teatro despojado, muy directo, con gran personalidad".

En el barrio de Las Letras, la directora uruguaya radicada en España Denise Despeyroux, presentó Carne viva, ambientada en una "comisaría de la inclusión", custodiada por una foto del rey Juan Carlos y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Integran esta compañía, entre otros, los argentinos Sara Torres, Agustín Bellusci, Victoria Facio y Fernando Nigro. Esta comedia es también una de las obras que más elogios cosechó, por su originalidad y por el trabajo de los actores (quienes realizan tres funciones por noche, ya que la propuesta es un tríptico espacial que juega con la mirada del espectador, quien se desplaza por tres escenarios). A su vez, Victoria y Fernando constituyen una eficaz e hilarante dupla del off, dueños de una poderosa química, juntos han realizado diversas obras, como Parir padres (1 y 2), y preparan un próximo espectáculo de creación colectiva, Capricho, en el que se sumará otra argentina al elenco, Natalia López, y junto con el español Chema Abellón serán dirigidos por Tony Ruiz.

El humor argentino es la gran cuenta pendiente, para el periodista y crítico Antonio Castro Jiménez: "Desde que llegaron a España actores como Nacha Guevara, Cipe Lincovsky, Alfredo Alcón o Norma Alendro, hace unos cuarenta años, sabemos que los argentinos tienen una enorme calidad. Que son capaces, actores y directores, de hacer una gran obra aunque sea solo con el mapa turístico de una ciudad. Pero hoy creo que nos falta conocer la faceta lúdica y festiva del teatro argentino. Predomina la idea de que siempre son intensos. Queremos conocer el humor más allá de Les Luthiers".

Pérez de la Fuente, director del Teatro Español, resume el momento que respira el teatro argentino en su plaza: "Sus dramaturgos, actores y directores están caminando a la vez. No van de prisa, cada uno por su parte. Sois también un país sin pudor. Creo que estáis haciendo unos vómitos agridulces, a veces más dulces y otros más agrios. Es decir, hacéis tragicomedias de modo muy serio".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas