Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ante el pedido de Cambiemos, la jueza Servini de Cubría autorizó a mudar fiscales desde otros distritos al Conurbano

Los dirigentes del frente conformado por el Pro, la UCR y la Coalición Cívica, manifestaron su preocupación por el posible robo de boletas

Martes 28 de julio de 2015 • 17:51
0

La jueza federal con competencia electoral María Servini de Cubría dio lugar a un pedido de la alianza Cambiemos y autorizó finalmente "mudar" fiscales desde la Capital y las provincias al caliente y complicado conurbano, en medio de la preocupación del frente por eventuales robos de boletas en las PASO de la próxima semana.

El pedido, realizado por Mariano Genovesi (primer candidato a diputado por la UCR y apoderado del partido), José Torello (apoderado del Pro) y Juan Manuel Lopez (apoderado de la CC), había sido entregado el jueves pasado en el juzgado federal a cargo Servini de Cubría, quien hoy tomó la decisión de darle lugar a la solicitud, confirmaron a LA NACION fuentes judiciales.

"Los fiscales de los partidos o alianzas nacionales podrán ser electores de un distrito distinto al que pretenden actuar", manifiesta el fallo de Servini de Cubría.

Preocupación

Los dirigentes de la coalición conformada por Mauricio Macri, Ernesto Sanz y Elisa Carrió están preocupados por el robo de boletas. El viernes último el propio Macri había advertido que, durante las próximas primarias,"habrá gente organizada que usará tácticas fraudulentas para obtener ventaja".

En todo el país hay más de 90.000 mesas y en la provincia de Buenos Aires, donde se concentra el cuarenta por ciento del padrón, hay 34.502 mesas, por lo cual cada partido debe poder reunir ese mismo número de fiscales, explicaron a LA NACION en la Cámara Nacional Electoral.

Sin la medida autorizada hoy, a Cambiemos le faltan unos 5000 fiscales, sobre todo en el segundo cordón del conurbano, donde tiene menos poder territorial que en el primero, donde Pro tiene presencia. En el resto de la provincia, en tanto, es la UCR quien goza de buena territorialidad

Por eso, Macri y Sanz podrán mudar ahora unos 5000 dirigentes y punteros porteños y de otras provincias para que actúen como fiscales en el distrito más populoso del país.

Claro que esos fiscales no podrán votar en esas mesas, sino que deberán hacerlo donde están empadronados. Pero luego de emitir sus votos, pasarán rápidamente del otro lado de la General Paz para asumir la fiscalización de las mesas en los distritos más complicados.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas