Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La tecnología también se entrena

La aparición del mp3 en el 2000 y de los smartphones, en la actualidad, sirven como un vehículo más para aquellos corredores que disfrutan de la innovación

Miércoles 18 de octubre de 2017 • 15:40
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Los dispositivos móviles, en alza entre los corredores aficionados; la elite los usa poco
Los dispositivos móviles, en alza entre los corredores aficionados; la elite los usa poco. Foto: soyfinisher.com

En la década de los 80, quienes salían a correr y deseaban escuchar música tenían que hacerlo con el Walkman de Sony, el cual brindaba la opción de escuchar la radio o poner un casete que había que dar vuelta cada vez que se terminaba un lado. Además, la experiencia estaba acompañada por los primitivos auriculares del ya prehistórico gadget, por cierto muy poco ergonómetricos y con orejeras recubiertas de goma espuma que producían más irritación que comodidad. En los 90 llegó el Discman, el dispositivo diseñado para escuchar CD, que nunca resultó práctico como para ser usado durante el ejercicio, ya que la mayoría de las veces los discos terminaban rayados tras una jornada de entrenamiento.

Recién, en 2000, con el desembarco del mp3, la aparición de dispositivos como el iPod de Apple y auriculares de diseño hizo que finalmente quienes quisieran correr con música lo pudieran hacer de forma mucho más confortable. Hoy, el mp3 casi pasó de moda y se lo ha reemplazado por los smartphones, que no sólo permiten cargar la música favorita, sino también descargar aplicaciones que posibilitan usarlo como monitor para medir el ritmo de la rutina.

La música y los corredores

Correr puede ser un acto solitario o grupal, de acuerdo con las necesidades de cada atleta. Se habló y escribió mucho sobre cómo influye la mente a la hora de correr, cómo la cabeza puede jugar a favor o en contra en el momento en el cual se necesita un plus para completar, por caso, una maratón.

La música puede ser un buen acompañante para capear esos momentos en los cuales se busca despejarse, cuando la distancia es excesiva (esos, a veces, eternos fondos de 30K o más), o como complemento frente a un paisaje imponente que muchas carreras de montaña obsequian.

Cada perfil de corredor se siente identificado con un tipo de sonido, o le gusta un determinado estilo. No siempre se tiene el tiempo suficiente para descubrir una nueva música o el ritmo de la canción que se escucha no coincide con el tipo de actividad que se está realizando. El gusto y el momento para una determinada melodía es tan variable como cantidad de corredores hay. A veces, es más oportuno escuchar un tempo más rápido cuando se está haciendo una pasada a ritmo intenso, o algo más relajado cuando llega el turno de aflojar. En otras oportunidades, los corredores, pese al fanatismo por determinados grupos, aprovechan para sentir nuevas melodías para combinar el ejercicio con el descubrimiento de algo nuevo. Otros, tan sólo utilizan su dispositivo favorito para escuchar radio.

Aplicaciones

Esta tendencia fue rápidamente adaptada por las marcas deportivas y distintas aplicaciones musicales. Todos, en conjunto, entendieron que ante la explosión del running tenían una oportunidad.

En su última gran actualización, realizada en junio último, la firma de streaming sueca Spotify anunció su modalidad Running, el servicio que recomienda melodías acorde a los gustos, mientras se entrena, se sigue el ritmo en el cual se mueve el atleta (sobre todo amateur). La compañía recurrió a especialistas para armar las listas de temas y realizó un acuerdo con Tiesto, uno de los DJ más influyentes del mundo, que creó nueve temas originales exclusivos para quienes se sumen a esta app. "Desarrollamos sonidos especiales para acompañar al corredor y usamos música sin voces para que se acomode a los pensamientos y sensaciones del corredor, y que no se distraiga en la carrera", reveló Raúl González, marketing Manager de Spotify para Latinoamérica. Además, el ejecutivo destacó que la compañía está en una búsqueda constante "para hacer cada vez más personal la aplicación".

Las marcas deportivas también entendieron que no se podían quedar fuera de esta tendencia y crearon sus propias plataformas. Tal es el caso de aplicaciones como Adidas GO, que busca ser un complemento para los entrenamientos sin la necesidad de tener una cuenta en un servicio de streaming. La app toma los temas almacenados en el smartphone y los reproduce según el ritmo; una vez que finaliza la rutina se puede subir la información a la aplicación Mi Coach, la app que sirve para hacer tracking de la actividad.

También existen otras aplicaciones independientes como Rock My Run, que ofrece sets y compilados de tiempos predeterminados, y es avalada por otro de los DJs de peso: David Guetta. Está pensada para los que tienen un tiempo fijo para salir a entrenarse y un gusto musical definido.

Característica social

Estas aplicaciones también tienen un factor social que las hace interesantes para todos los corredores, dado que no sólo comparten sus entrenamientos, sino que también se puede escuchar la música que les gusta a otros atletas tecnológicos que se conocen o se admira.

Esto fue lo que intentó hacer la marca automotriz Ford, para todos los inscriptos de la Media Maratón We Run, donde puso a disposición de todos los corredores listas con música elegida por la deportista de elite Marita Peralta, ganadora de la edición 2014 y 2da en la última. Allí se podían escuchar los temas preferidos de la representante argentina en la maratón de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y, entre tema y tema, prestar atención a "cápsulas" que hablaban de motivación.

A favor y en contra

Si bien correr y escuchar música son dos actividades placenteras para el deportista, correr con música puede no ser del todo bien visto. Muchos entrenadores recomiendan no escuchar música cuando se sale a rodar, a entrenar por caminos abiertos o si se va a participar de una determinada carrera. El uso de auriculares puede ser perjudicial debido a que, en rigor, actúan como un obstáculo auditivo para escuchar algún tipo de indicación o ruido que pueda alertar de algo que está pasando (la bocina de un auto, por ejemplo) o, en el caso de una competencia, alguien que pida que se lo deje pasar.

Como contraparte, fuentes científicas afirman que correr en compañía de la música hace que las habilidades mejoren. Un estudio del Jornal de Ciencia y Medicina del Deporte afirma que correr escuchando música trae importantes beneficios, entre los cuales se encuentran: un aumento del 15% en el tiempo que se demora en sentirse fatigado, disminución del 7% de la necesidad de oxígeno, y, como si fuera poco, puede ayudar a cubrir un 2% extra de una distancia en la misma cantidad de tiempo. Detalles que motivan e impulsan a muchos a correr conectados a una buena melodía.

Lo ideal, lo necesario y lo que gusta

Es imposible rechazar que los avances tecnológicos brindan beneficios y ventajas en muchos aspectos de la vida cotidiana. El running, como fenómeno de masas, no queda exento de esta lógica y ve cómo ciertas prácticas que antes eran incómodas se simplificaron. Si en los 70 se le decía a un corredor que en el futuro iba a existir un dispositivo capaz de medir los entrenamientos mientras escuchaba música, la respuesta hubiera estado cargada de absoluta incredulidad.

La sencillez que acarrea el hecho de salir a correr es uno de los puntos que favorecen el crecimiento de la usina runner a nivel mundial. Todo, acompañado del marketing que, por supuesto, involucra a la tecnología. Lo que en un momento parecía una utopía o requería de varios elementos para conseguir el mismo resultado, hoy puede realizarse con un simple dispositivo que monitorea cada zancada. Cada vez quedan menos excusas y las distancias se acortan para que todos salgan a correr. La elección depende de uno.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas