Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Admitió Aníbal Fernández que, sin cepo, las reservas duran tres días

Le respondió así al presidente de la Bolsa, que había planteado la necesidad de eliminar las restricciones cambiarias; Vanoli se sumó a las críticas: "Está proponiendo una fuerte devaluación"

Sábado 01 de agosto de 2015
SEGUIR
LA NACION
0

El Gobierno admitió ayer que no hay posibilidades de levantar el cepo. Con una sinceridad demoledora, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, incluso aseveró que, de hacerlo, las reservas del Banco Central (BCRA) se esfumarían en tres días.

Lo dijo en respuesta al titular de la Bolsa de Comercio, Adelmo Gabbi, que anteayer había afirmado que, si se liberaran las restricciones cambiarias, "el dólar valdría menos" que los $ 15 a los que se opera en el mercado paralelo.

"La Argentina y los argentinos tenemos una moneda fuerte. Ahora, si cualquiera fuera a cualquier lugar y va y compra dólares, perdemos las reservas en tres días", dijo ayer Fernández, en su habitual conferencia de prensa matinal. "En la Argentina tenemos muchas reservas, 33.900 millones de dólares, que son protegidas como corresponde", agregó.

Fernández aludió a la creciente presión que existe en el mercado cambiario, aunque no admitió a que ésta se debe precisamente a la percepción generalizada de que el peso perdió ya casi toda su competitividad, ante el avance de la inflación y la mayor emisión para financiar el gasto público. Todo, en un contexto en que el Gobierno ya no tiene el ingreso de dólares suficiente para financiar la fuerte demanda. Más aún, Fernández sentenció: "No estamos en una situación de depreciación de nuestro peso".

Pero no fue el único que salió a responderle a Gabbi. También el presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, dijo que levantar el cepo implicaría una devaluación.

"Eso no va a pasar, creo que hay que seguir con el camino de la flotación administrada porque en la Argentina ya sabemos qué significan esas propuestas", dijo Vanoli, en declaraciones radiales. "Si alguien propone levantar todas las restricciones cambiarias, está proponiendo una fuerte devaluación y vaciar las reservas del Banco Central. En realidad, son propuestas demagógicas, impracticables", subrayó.

Más presión

El economista Luciano Cohan, de la consultora Elypsis, señala que el tipo de cambio real multilateral -que calcula en función del comercio exterior- se depreció casi 25% sólo en el último año. Mientras que el economista Roberto Cachanosky destaca que el tipo de cambio real ya está en los mismos niveles que tenía en el último mes de vigencia de la denominada "tablita" de Martínez de Hoz, en 1981.

Así las cosas, en julio, al BCRA se le hizo más complicado contener la demanda de divisas en el mercado oficial. De hecho, según señala el economista Pedro Rabasa, de la consultora Empiria, terminó el mes vendiendo unos US$ 50 millones, pese a que se registraron "muy buenas liquidaciones del agro".

Sólo la demanda de dólar ahorro por parte del público minorista se tradujo en un drenaje récord de $ 680,5 millones, según el dato que informó ayer la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). Nunca antes, desde que se abrió parcialmente el cepo en enero del año pasado, se había registrado tal cantidad de compras en un mes. La demanda de julio superó en 32% las registradas el mes anterior.

"Ya esta semana el Banco Central tuvo que empezar a vender dólares casi a diario para abastecer al mercado mayorista. Y se supone que la mayor cantidad de liquidación de divisas del agro ya se hizo, con lo cual ahora en los próximos meses se le va a presentar un importante desafío", anticipó ayer a LA NACION un operador de un banco de primera línea que pidió no ser identificado. "El BCRA vendió entre 50 o 60 millones de dólares por día a lo largo de la semana, el problema son los 600 o casi 700 millones de dólares que se están yendo por ahorro", apuntó.

Si bien el billete en el mercado oficial se mantuvo ayer sin cambios, a $ 9,20, en el paralelo volvió a encarecerse unos centavos, hasta cerrar en 14,94 pesos. En el mes, el dólar paralelo avanzó 11,5%, pese a los mayores controles que aplicaron desde la Comisión Nacional de Valores, el BCRA y la Procelac para reducir las operaciones informales.

"La resultante es una brecha cambiaria del orden de 60%. En la experiencia histórica de las múltiples ocasiones en que se instala una brecha de esta magnitud, esta situación prenuncia una corrección del tipo de cambio oficial", señalan desde la consultora Finsoport, que dirige Jorge Todesca.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas