Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

¿Por qué en la Argentina se conmemora el día del maratonista?

Un día como hoy, un 7 de agosto de 1932 y 1948, Juan Carlos Zabala y Delfo Cabrera, respectivamente, obtenían la medalla de oro en la distancia de maratón de los Juegos Olímpicos de Los Angeles y Londres

Lunes 07 de agosto de 2017 • 12:57
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Zabalita dio el primer golpe maratoniano argentino en una cita olímpica
Zabalita dio el primer golpe maratoniano argentino en una cita olímpica.

Dos atletas. Dos medallas de oro. Una misma distancia. Un mismo día, un 7 de agosto, ocurrieron dos de las grandes gestas del atletismo y del deporte argentino. En los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1932, Juan Carlos Zabala conseguía la medalla dorada en la prueba madre, el Maratón. Y 16 años más tarde, en los Juegos de Londres 1948, Delfo Cabrera repetía la proeza argentina. Por eso, en honor a ambos enormes fondistas, se celebra cada 7 de agosto en nuestro país el día del maratonista.

La efeméride trae a colación un dato muy singular. Los dos atletas cumplieron con una similitud, además del gigante valor de sus preseas, al relegar al segundo puesto a atletas de Gran Bretaña. Zabala aventajó en 2h31m36s (récord olímpico de la época) a Samuel Ferris (2h31m55s), mientras que Cabrera, con 2h34m52s dejó atrás a Thomas Richards (2h35m08s).

Delfo Cabrera, ganador de la medalla dorada de Londres 1948
Delfo Cabrera, ganador de la medalla dorada de Londres 1948.

Zabala aún detenta el privilegio de haber sido el maratonista campeón más joven de la historia del olimpismo (con 19 años, pese a que en su pasaporte lo hicieron pasar de 20). Además, el denominado "Ñandú Criollo", tal como lo apodaron, vistió los colores de la Federación Atlética Metropolitana (FAM) y del Club Sportivo Barracas.

Asimismo, el mítico fondista se adueñó de numerosos triunfos: Campeonatos Nacionales de 3000 y 5000 metros en 1929 y 1930, al año siguiente fue campeón Sudamericano de 10.000m y subcampeón de 5000 en la inauguración de la pista atlética del nuevo estadio del Club Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires (GEBA), en Palermo, cuando sólo contaba con 18 años de edad.

Su muerte se produjo el 24 de enero de 1983 a causa de un accidente domiciliario. Hace más de una década y media, a fines de 1999, la Confederación Argentina de Atletismo (CADA) lo nominó como el "Atleta del Siglo".

Por su parte, Delfo, el gran Delfo Cabrera, cuarto de seis hijos de un matrimonio humilde, nació el 2 de abril de 1919 en la localidad de Armstrong, Santa Fe, y en la adolescencia tuvo que aportar su trabajo para apoyar la menguada economía familiar.

Con su hermano, el joven Delforegresaba corriendo a casa después de las largas jornadas. Su físico y carácter quedaron formados desde temprana edad, sumados a la inspiración por el triunfo de su compatriota Juan Carlos Zabala en el maratón de Los Ángeles 1932.

El momento de gloria de Delfo Cabrera llegó en un país lejano, en otro continente y en el hemisferio opuesto. El 7 de agosto de 1948, Cabrera junto a otros dos argentinos tomaron la salida entre los tres participantes del maratón de los Juegos Olímpicos de Londres 1948. Cabrera apenas corría su primer 42K.

Delfo Cabrera, bombero de profesión, regresó de los Juegos Olímpicos como un héroe a Buenos Aires. Su triunfo le permitió hacerse de un hogar como premio de parte de su gobierno, además de cursar estudios en educación física. Delfo Cabrera falleció el 2 de abril de 1981 en un accidente automovilístico de carretera tras recibir un homenaje en la ciudad de Lincoln, en la provincia de Buenos Aires.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas