Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Baja el agua y quedarían 2000 evacuados

Las zonas más complicadas son Luján y Salto, donde Scioli estuvo ayer de recorrida

SEGUIR
LA NACION
Sábado 15 de agosto de 2015
0

LA PLATA.- Mientras el mejoramiento de las condiciones climáticas permite el descenso de las aguas en los puntos más afectados de la provincia de Buenos Aires, y surge la inquietud por la situación sanitaria en el corto plazo, el gobernador Daniel Scioli reapareció ayer públicamente en la ciudad de Salto, una de las más perjudicadas por el fenómeno meteorológico, que obligó al gobierno provincial a declarar la emergencia hídrica en 40 municipios bonaerenses.

El temporal ya dejó cuatro muertos, y aún se mantiene la expectativa de encontrar con vida a Ezequiel del Valle, el joven que desapareció en el agua mientras intentaba cruzar un arroyo para llevar remedios a su madre, en Lobos. Ayer lo buscaba un centenar de policías, bomberos y buzos, aún sin éxito.

El alivio que trajo el descenso del nivel de las aguas estuvo acompañado por el inicio del paulatino regreso de los evacuados y autoevacuados a sus hogares. "La peor parte ya pasó. La gente está saliendo de los centros de evacuados. Algunos deciden quedarse y otros volver a sus casas. El trabajo, ahora pasa por los ministerios de Desarrollo Social y Salud, con la asistencia y la desinfección. Eso está ocurriendo en este momento, por lo que no se puede precisar un número exacto, pero seguro que quedan menos de 2000, en total", dijo ayer a LA NACION el director provincial de Defensa Civil, Luciano Timerman.

Según informó el funcionario -estuvo junto a Scioli en la recorrida-, las zonas más complicadas son Pilar, donde el agua baja más lentamente, y Salto, donde ha llovido más de 400 milímetros en una semana, y donde más personas permanecen fuera de sus casas. "Llegó a haber 680 evacuados. Ahora hay entre 550 y 600. El resto se reparte entre Luján, Salto, Pilar, Arrecifes y Navarro, dijo Timerman. También Rauch y Ayacucho seguían complicadas.

De recorrida por Salto, acompañado por el secretario de Seguridad, Sergio Berni, estuvo Daniel Scioli que dijo que "si las obras (hídricas) no se hubieran hecho" durante su gestión, "hoy estaríamos hablando de consecuencias peores, mucho más dramáticas" vinculadas a las inundaciones.

Y se preguntó: "¿Esto nos conforma? No. La prioridad es la gente, que esté contenida", porque "mientras haya un solo evacuado, vamos a seguir trabajando arduamente".

Luego de sobrevolar la cuenca del río Luján, visitar el cuartel de bomberos y dialogar con vecinos, la presencia de Scioli en Salto buscó dar una respuesta tras las críticas recibidas por su viaje a Italia el martes pasado, que se vio obligado a suspender ante la gravedad de las inundaciones.

El gobierno bonaerense puso ayer en marcha el operativo "Vuelta a casa", que incluye un plan sanitario de asistencia a los afectados.Vialidad provincial, en tanto, llevó a cabo la asistencia en rutas que, como las nacionales 8 y 9, presentan agua sobre la calzada, por lo que el tránsito se realiza con reducción de carriles, y se ofrece asistencia por la presencia de agua en terraplén en las rutas 41, 51, 191, 31,3 2, 55 y 29.

También en Santa Fe las aguas comenzaron a bajar lentamente, aunque las rutas continuaban complicadas en el sur de la provincia, con cortes en la ruta 33, 34 y la ex ruta 9. Desde el gobierno santafecino dijeron que si las condiciones meteorológicas mejoran -como se prevé-, durante el fin de semana no quedarán familias evacuadas.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas