Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Pro dejará los elogios al Gobierno y endurecerá el discurso

Cambiará la estrategia que expuso el domingo del ballottage porteño; focalizará en promesas concretas de obras en todo el país

SEGUIR
LA NACION
Jueves 20 de agosto de 2015
0

Aquel discurso de la noche del 19 de julio, con elogios a las "muchas cosas que se hicieron bien" durante el kirchnerismo, quedará definitivamente atrás.

Mauricio Macri y su mesa chica de campaña nacional acordaron comenzar, a principios del mes próximo, una campaña diferente a la que el líder de Pro y candidato de Cambiemos llevó adelante hasta las primarias, en las que el frente obtuvo poco más del 30% de los votos y quedó a más de ocho puntos de Daniel Scioli.

A los timbreos y las reuniones con vecinos, previo paso por las redes sociales, se sumarán propuestas "en el lugar", escenificaciones de los proyectos que Macri prometerá llevar adelante en caso de llegar a la Casa Rosada, en diciembre.

"Vamos a ir al lugar donde falta un puente o una obra hídrica y vamos a decir: acá va a estar a partir de que ganemos las elecciones", relató a LA NACION uno de los dirigentes presentes en las reuniones en las que se decidió el cambio de estrategia. Macri, por cierto, estará en cada una de las obras "emblemáticas" que se prometan en la provincia de Buenos Aires o en cualquier otro rincón del país.

Además de las promesas de campaña, Macri continuará con el discurso de diferenciación en el plano económico: seguirá sosteniendo la necesidad de levantar el cepo cambiario "desde el primer día de gobierno", lejos del gradualismo y de la mesura de aquellas palabras que siguieron a la ajustada victoria de Horacio Rodríguez Larreta en el ballottage porteño.

Desde el flamante edificio de Parque Patricios afirmaron que a la nueva estrategia, que intentará contrastar de manera directa con Scioli y otros gobernadores kirchneristas, le falta definir "el dónde y el cuándo", lo que dependerá de la coyuntura política y el grado de voltaje que tenga la pelea con el Gobierno. "Empezará en septiembre, la gente está cansada de elecciones y campaña, hay que dejarla descansar", agregó uno de los responsables del equipo de comunicación, que encabeza Marcos Peña.

Actividades

Más allá del parate en la campaña -hoy Macri iniciará unas breves vacaciones, en un lugar no confirmado dentro del país-, algunas acciones no se detendrán, sobre todo en los lugares en los que Pro pretende aumentar su cosecha de votos.

Una de ellas es la incorporación del presidente de la UCR, Ernesto Sanz, a la campaña. Hoy estará en Junín con el ministro de Gobierno porteño, Emilio Monzó, analizando los resultados de las PASO con los candidatos a intendente de la segunda y la cuarta sección electoral bonaerense. "La idea es fortalecer Cambiemos, mostrarnos juntos y darle volumen al frente común", afirmó a LA NACION el propio Monzó, quien ya tiene prevista una serie de actividades conjuntas con Sanz, sin la presencia de Macri. ¿Y Elisa Carrió? "Está de vacaciones, cuando vuelva decidirá si se suma", agregaron en el macrismo.

Sanz y Monzó estarán en la provincia de Buenos Aires, pero también en el norte del país, donde los resultados electorales estuvieron lejos de ser los ideales para la mesa de campaña de Pro.

El radicalismo -o los votos radicales- será otra meta. Macri estará el martes en Chubut junto al senador Mario Cimadevilla, que pelea por renovar su banca en el Senado. Salvo Gabriela Michetti, ningún dirigente de Pro visitó esa provincia antes de las primarias.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas