Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Lunes negro: tras el desplome chino, se hunden las bolsas de Europa, EE.UU. y América latina

El derrumbe en Asia, encabezado por Shanghai, que cerró con una caída cercana al 9%, arrastró a los mercados del mundo; las plazas europeas cayeron más del 5% y Wall Street, San Pablo y la bolsa porteña abrieron con fuerte baja

Lunes 24 de agosto de 2015 • 14:53
0

SHANGHAI.- La preocupación por la situación de la economía china provocó el hundimiento de las bolsas asiáticas, que luego arrastraron a las plazas de todo el mundo, en un lunes negro provocado por el temor en los inversores por las perspectivas de la economía mundial.

Shanghai lideró el desplome general, con una caída del 8,49%, después de haber llegado a perder el 9% durante la sesión, y cerró en su nivel más bajo en ocho años, con 3.209,91 puntos. La semana pasada había bajado más del 11%.

El Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró la jornada con una pérdida del 4,61%, cayendo a su nivel más bajo en seis meses, tras cinco sesiones consecutivas en rojo.

Lunes negro: por la caída china, se hunden las bolsas en Asia y Europa
Lunes negro: por la caída china, se hunden las bolsas en Asia y Europa. Foto: Reuters

La situación reveló como inefectivas las masivas intervenciones del gobierno de Pekín desde hace semanas en los mercados, pues las caídas de los últimos días borraron de un plumazo todas las ganancias que se habían producido en lo que va del año.

También Hong Kong se vio afectada, donde el índice Hang Seng bajó un 5,17 por ciento, en tanto que la Bolsa de Taipei en Taiwán perdió un 4,8 por ciento. En India, el Sensex retrocedió un 5,94 por ciento hasta los 25.741,56 puntos, su peor caída desde enero de 2008.

En Europa

La ola de contagio llegó hasta Europa, donde las principales plazas bursátiles abrieron con pérdidas de alrededor del 2,5%, que se profundizaron con el paso de las horas por el desplome de las bolsas chinas, la apreciación del euro y la caída del precio del petróleo.

La Bolsa de París fue la más afectada: perdía más del 7,5 % a dos horas del cierre de la sesión, ante las informaciones sobre el agravamiento del descenso del petróleo después del catastrófico día en los mercados asiáticos Finalmente, cerró con una baja del 5,35%.

En tanto, en la Bolsa de Milán veinte de los cuarenta valores que cotizan en el selectivo estuvieron suspendidos, mientras su índice selectivo FTSE MIB cedió un 5,96 %, hasta situarse en 20.450,43 puntos y el índice general FTSE Italia All-Share perdió un 5,70 %, hasta las 22.046,39 unidades.

El DAX 30 de la Bolsa de Fráncfort se desplomó hoy más de un 7% y luego redujo su caída a un 4,70%. En tanto, la Bolsa de Londres perdió 4,67%.

La Bolsa española sufrió su mayor caída en tres años. El Ibex 35, el índice más importante del país, cerró con una baja de 5,01%, un descenso que no registraba desde el 2 de agosto de 2012, en medio de la crisis de deuda y durante el verano del rescate a los bancos españoles. Durante la jornada llegó a desplomarse más de un 7,5 por ciento.

El selectivo español cerró la jornada en 9.756 puntos, regresando a cifras de principios de enero. Golpeada, la Bolsa española ha perdido todo lo que había ganado este año.

En una Grecia en plena crisis, la Bolsa de Atenas cerró con fuertes pérdidas, que alcanzaron el 10,54 %, y su índice general se situó en los 568,38 puntos.

Mientras tanto, el euro subía y se cambiaba a 1,1628 dólares, frente a los 1,1494 dólares a media jornada y los 1,1427 dólares en las primeras horas de la negociación europea del mercado de divisas.

Wall Street

Wall Street también tuvo un inicio de semana complicado y en los primeros minutos de contrataciones el Dow Jones llegó a perder más de 1000 puntos, aunque después ya se moderaban las caídas en sus tres indicadores.

Hacia el mediodía local el índice Dow Jones Industrial Average cedía 1,95%, o sea 321,02 puntos a 16.138,73 tras haber perdido hasta 6,62% cinco minutos después de la apertura. El Nasdaq perdía 1,82% y se ubicaba en 4.620,29 puntos.

El índice extendido S&P 500 perdía 2,11% y quedaba en 1.929,25 puntos.

Nunca antes el Dow Jones se había hundido tanto en el arranque de una jornada. El anterior récord fue el 29 de septiembre de 2008, en plena crisis financiera, cuando esa referencia de Wall Street se desplomó 777 puntos, según apuntaba la cadena de televisión CNBC.

La bolsa neoyorquina ya había retrocedido fuertemente el viernes, cuando el Dow Jones Industrial Average sufrió su peor baja en una sola sesión en cuatro años al caer 3,12% y terminar en 16.459,75 puntos, su nivel más bajo desde octubre de 2014. El Nasdaq había perdido todavía más: 3,52% para cerrar en 4.706,04 puntos.

América latina

Los mercados financieros latinoamericanos también se vieron arrastrados por el desplome en su apertura, pero luego moderaron su caída a mitad de la jornada.

En Brasil, el Bovespa de la Bolsa de San Pablo se hundía 4,99% en la apertura, y operaba con una caída del 2,49 por ciento al cumplirse la mitad de la jornada, situándose en los 44,580.54 puntos con un retroceso de 1139.10 unidades.

La bolsa argentina también colapsó. El índice Merval de Buenos Aires cayó un 5,05% a 9.965,07 unidades a las 11.10, pero pasadas algunas horas lograba recuperarse, y bajó 3,19 por ciento colocándose en 10.160,62 puntos.

En México, el índice de bolsa IPC abrió con pérdidas de más de 6% y a media sesión cedía 1,9%.

Preocupación global

Las principales causas de la ola de ventas son la inseguridad sobre la marcha de la economía global; la preocupación de que China, como motor del crecimiento mundial, vaya más lento de lo previsto; así como la decepción de los inversores que esperaban nuevas inyecciones de fondos públicos por parte de Pekín.

La sorpresiva devaluación del yuan el 11 de agosto -percibida como un intento desesperado de las autoridades chinas para impulsar sus exportaciones y su actividad económica- no hizo más que aumentar la inquietud general, causando una oleada de impactos en los mercados.

Desde entonces, se han esfumado al menos el equivalente a 5 billones de dólares en valor de las Bolsas mundiales.

Con un espíritu tranquilizador, Pekín anunció ayer que el gigantesco fondo de pensiones nacional invertirá en las bolsas.

El fondo de pensiones podrá invertir hasta un 30% de sus activos netos en acciones. Con anterioridad, sólo podía invertir en bonos del Tesoro y depósitos bancarios.

Al margen de las preocupaciones sobre China hay incertidumbre sobre si -y cuándo- el banco central estadounidense, la Fed, decidirá aumentar las tasas de interés. Aunque en Tokio se esperan ahora compras para aprovechar los bajos precios, el mercado seguirá en una fase de corrección hasta que esté claro cuándo la Fed subirá las tasas, indicaron los expertos.

Agencias AFP, EFE, Reuters y DPA

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas