Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Sugestivas fallas en los telegramas oficiales

La UCR denunció que sus votos fueron anotados a otros partidos opositores

Miércoles 26 de agosto de 2015
0

SAN MIGUEL DE TUCUMÁN (De un enviado especial).- En la humilde localidad de San Pedro de Colalao se dio un hecho inédito: en la mesa 2896 el ignoto Partido Laborista de la Independencia obtuvo 85 votos y terminó segundo, a menos de cien del Frente para la Victoria, que ganó cómodo con 158. ¿Qué fue lo extraño? Además de la excelente performance de un partido sin chances, el frente opositor que encabeza José Cano figura con cero votos, lejos de los 85 que obtuvo, según el certificado de escrutinio que conservan los fiscales de su partido, el Acuerdo para el Bicentenario.

"Éste es el ejemplo del modus operandi. Los presidentes de mesa tenían la orden de sumarles los votos nuestros a otros partidos en los telegramas oficiales, en especial a los de la línea de arriba o de abajo de nuestro partido", afirmó a LA NACION José Ascárate, dirigente radical cercano a Cano y uno de los cerebros de la denuncia por "fraude" contra el oficialismo tucumano.

Según Ascárate, son al menos 200 los casos en los que se repitió el operativo al estilo del de San Pedro de Colalao. "El viernes anterior a la elección el gobierno provincial reemplazó a muchos presidentes de mesa que faltaron en las PASO o que no actuaron bien. A los nuevos les dieron estas instrucciones", dijo. Otras irregularidades consistieron en mesas con más votos que votantes, como sucedió en las PASO en la 1441 de Famaillá, donde Daniel Scioli ganó con el 105%.

Desde el oficialismo tucumano y desde la justicia electoral rechazaron las acusaciones. "Claro, ellos ganaron en Concepción, en Yerba Buena y en la Capital y ahí no hubo fraude", ironizó un operador de Manzur. "No hay posibilidad de que los telegramas hayan sido modificados", dijo Darío Almaraz, secretario de la Junta Electoral tucumana.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas