Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Alicia Terzián, por un mundo mejor

Hoy comienza una nueva edición de este festival, con entrada libre y gratuita

Lunes 31 de agosto de 2015
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Es una de nuestras próceres de la cultura desde el arte de la música. Porque prócer, según su etimología, es la persona eminente, que va hacia adelante con alta calidad y dignidad. Y Alicia Terzián lo es por talento de compositora y directora del más osado grupo instrumental -junto a su cantante- de música de nuestro tiempo, y por conquistar prestigio en su trayectoria internacional.

Es Alicia Terzián quien nos convoca al 47º Festival Internacional Encuentros 2015, con el lema "Por un mundo mejor", cuya sesión inaugural será hoy en la sede de los Conciertos de la Fundación Beethoven: el Auditorio Augusto Sebastiani, de avenida Santa Fe 1452, con entrada libre y gratuita. Los conciertos de septiembre se realizarán allí los lunes, a las 19.

Junto a su Grupo Encuentros, integrado por Claudio Espector (piano), Sergio Polizzi (violín), Carlos Nozzi (violonchelo), Fabio Mazzitelli (flauta), Matías Tchicourel (clarinete) y Marta Blanco (mezzosoprano), la directora Terzián ofrecerá King, de Luciano Berio, en homenaje a Martin Luther King, y luego El niño sombra, de Arturo Corrales; Cuatro sonetos a Casandra, de Franck Martin, como estreno, y el Himno canónico, de Rafi Avakian. Dentro de tal repertorio se sumarán esta vez el tenor Darío Coletto, el barítono Alfredo Martínez y el percusionista Arauco Yepes.

En la segunda parte se entregarán los Premios Trinac 2015 (Tribuna Argentina de Compositores) a los músicos Francisco del Pino y Juan María Solare.

La epopeya de Alicia Terzián transcurre luego del tácito mandato de quien fue su maestro, Alberto Ginastera, en el Conservatorio Nacional, cuando tocaba a su fin el Centro Latinoamericano de Altos Estudios Musicales, dentro de aquel brillante núcleo de la experimentación estética de los años 60: el Instituto Di Tella y su Fundación en 1968. Pero ya antes, a mediados de los 50, la joven Terzián, de 20 años, imbuida de las estéticas del neoclasicismo, el atonalismo, las músicas concreta y electrónica, y sobre todo la microtonal (parte vital de su estilo), había compuesto obras como la Toccata, Danza criolla, Juegos para Diana, Tres retratos, Canciones para niños (canto y piano con versos de García Lorca), Madrigal para coro femenino, Tres piezas para cuerdas y otras. El microtonalismo es, precisamente, el que irradia su conocido Concierto para violín, estrenado en el Teatro Colón, la Asociación Wagneriana y por Rafael Gintoli aquí y en Europa.

La difusora

"Ginastera me dijo: «Alicia, vos deberías encargarte ahora de difundir la música contemporánea; tienes el empuje para llevarla adelante». Y yo empecé con la música argentina. Por esto fundé en 1968 y dirigí los Encuentros Internacionales de Música Contemporánea. Y en 1979 decidí crear el único grupo estable en América latina: Encuentros, para difundir las creaciones y los variados estilos de compositores argentinos, latinoamericanos y la música universal de los siglos XX y XXI.

Alicia Terzián menciona a título ilustrativo a los argentinos Luis Gianneo, García Morillo, Carlos Suffern... Pero claro que también están Alberto Ginastera, José María y Juan José Castro, Juan Giaccobe... y los creadores del mundo que iniciaron la vanguardia musical después de Debussy, Stravinsky y Bela Bartok; los del atonalismo: Arnold Schoenberg, Alban Berg, Anton Webern, y muchos otros, como Luciano Berio, Olivier Messiaen, John Cage, György Ligeti, Mauricio Kagel, Darius Milhaud, Villa-Lobos, Luigi Nono, Penderecki, Honegger, Lutoslawski...

Los 47 años de vida musical de Alicia Terzián son inabarcables en intensidad y extensión. Más de 720 conciertos en 37 giras por los más importantes festivales de los cinco continentes dando a conocer a más de 70 compositores argentinos y cultivando unas 250 obras del repertorio universal; creadora de competencias de creadores, directora de grupos, docente, fundadora de importantes entidades musicales, miembro de sociedades internacionales y jurado en varias otras, conferencista en foros de prestigio mundial, audiciones radiales en Europa, 220 seminarios, miembro del Consejo de la Unesco... Cultiva diversas músicas de ruptura de cánones clásicos, pero nos invita a escucharla "con los oídos limpios y el corazón abierto...". ¡Por un mundo mejor!

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas