Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La inflación no llega a 2%, pero alertan por subas en alimentos

Las mediciones privadas advirtieron acerca de fuertes aumentos en los productos de la canasta básica y en el rubro de atención médica en agosto

Jueves 10 de septiembre de 2015
SEGUIR
LA NACION
0

Por tercer mes consecutivo, hoy se conocerá que la inflación volvió a ubicarse por debajo de la barrera del 2% mensual. Sin embargo, el dato preocupante es que, en agosto, el rubro alimentos y bebidas volvió a liderar los aumentos, lo que se traduce en un impacto mayor para los hogares de menores ingresos, que destinan la mayor parte de su presupuesto a la compra de bienes más básicos.

Esta tarde se presentará el llamado Índice del Congreso, que se elabora a partir de las mediciones que hacen las principales consultoras privadas. Para agosto se descarta que la suba mensual seguirá por debajo de 2% -según la consultora el incremento ronda entre 1,5 y 1,9%-, pero con un peligroso salto en los precios de los alimentos.

De acuerdo con la medición que hace la asociación Consumidores Libres, que lidera el ex diputado Héctor Polino, agostó había cerrado con una suba de 1,53% en la canasta de alimentos.

Mientras tanto, la consultora FIEL informó una suba aún más pronunciada, del orden de 3,2%, en la canasta de alimentos, lo que a su vez impulsó la inflación a 1,8 por ciento. De esta manera, una familia tipo (dos adultos y dos menores) necesitó tener ingresos por $ 3560 mensuales para no caer en la indigencia.

Los aumentos en los alimentos también explican gran parte de la suba en el costo de vida que relevan otras consultoras privadas que miden la inflación.

"Según nuestra medición, agosto cerró con una inflación de 1,9%, empujada por los aumentos en la medicina prepaga y en los productos de la canasta básica. En este caso no hay que perder de vista que en julio se había producido el incremento en los artículos que integran el programa Precios Cuidados y en el último mes se trasladaron las subas al resto de los productos", explicó el economista Camilo Tiscornia.

Conducta precautoria

El motor que representan los alimentos también fue reconocido por la medición que hace el estudio de Miguel Bein, el economista de cabecera de Daniel Scioli. Según Bein, la inflación de agosto se ubicó en 1,5%, frente al 2,3% de julio. Sin embargo, como contrapartida, los alimentos tuvieron un desempeño superior al promedio y cerraron el mes con un alza de 2,4 por ciento.

Para Finsoport, la consultora del economista Jorge Todesca, la suba en los alimentos fue aún más pronunciada y en promedio llegó al 3% en agosto.

El aumento de los alimentos además fue el responsable en el cambio de tendencia de la inflación, que en agosto llegó a 1,9%, contra el 1,6% de junio y el 1,8% de julio. "Las causas de esta reversión en el descenso de la inflación pueden atribuirse al mayor consumo asociado a aumentos salariales, a una conducta precautoria a la hora de fijar precios previendo una futura devaluación y a la propia alza del tipo de cambio marginal", explicaron en Finsoport.

En Elypsis, la consultora que lidera el economista Eduardo Levy Yeyati, destacaron en cambio la desaceleración de la inflación, que en agosto se ubicó en 1,6%, frente al 2,1% de julio.ß

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas