Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

De buena velocista a ganadora de Grupo 1

La potranca Catch the Cocktail ganó por nueve cuerpos el Gran Premio Selección, en La Plata, en una actuación sensacional

Jueves 17 de septiembre de 2015 • 21:40
0
Catch the Cocktail fue una máquina en la recta
Catch the Cocktail fue una máquina en la recta. Foto: Gentileza DupratPhoto

LA PLATA.- Catch the Cocktail dio el mejor ejemplo de lo vertiginosa que puede ser la evolución de una potranca de 3 años, con su espectacular victoria en el Gran Premio Selección de Potrancas–Copa Criadores Argentinos del SPC (2000 m), el único clásico de Grupo 1 exclusivo para yeguas en el hipódromo de esta ciudad.

La tordilla del stud San Isidoro, que se había revelado como un excelente proyecto para la milla en su debut en el Bosque, donde fue tercera de Pepper’s Pie a medio cuerpo y pescuezo, en el clásico Diego White (G 3-1700 m), había llegado aquí con dos triunfos ajustados en la corta, en San Isidro y Palermo.

Pero aquella promesa fue una realidad mejorada y aumentada ayer, porque se impuso por nueve cuerpos en dos kilómetros, después de correr expectante detrás de la puntera Easytalking y la favorita, Pepper’s Pie. Luego de que ésta dominara por un breve trecho, pasó al frente y acumuló una ventaja impensada.

Comentó Eduardo Ortega Pavón, su jockey: "Es una pinga. Había ganado en 1000 y 1200 y corrió como una leona en 1700. Yo no la pude dirigir en la anterior porque me había accidentado". Luego, el paraguayo confirmó lo que se pudo evaluar desde la tribuna: "Este Selección parecía muy difícil, pero lo resolvió con tanta facilidad que entusiasma. Y demostró que la distancia la favorece, pese que en las de velocidad corrió bárbaro. Por eso no me sorprendió que se alejara como lo hizo".

El entrenador Enrique Martín Ferro hizo toda una descripción de Catch the Cocktail: "Es una yegua chiquita, de 430 kilos, por eso la debuté en la de velocidad, donde perdió en el último salto, pero enseguida ganó dos al hilo. Y estudiándole el pedigree me imaginé que, pese a su contextura, iba a andar bien en las carreras de fondo. Para mejor, cada vez que trabajaba en la cuarta pista de San Isidro, se comía la cancha. Vino al White sin pasada firme en los 1700 y la corrió Walter Aguirre, por la lesión de Ortega, que luego me confesó: ‘Perdí porque no la conocía; anótela en el Selección que gana, se lo afirmo desde ahora’. Y no se equivocó. Es una enorme satisfacción ganar este Grupo I y si todo sigue bien, como esperamos, correremos el Selección de Palermo también".

gg

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas