Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

River no levanta en el torneo: empató contra Lanús y ya piensa en la Sudamericana

Tras el superclásico, el Millonario mejoró su nivel pero igualó 1 a 1 contra el Granate; el equipo de Gallardo sacó cinco de los últimos 18 puntos

Domingo 20 de septiembre de 2015 • 20:16
SEGUIR
LA NACION
  |  
River PlateRiver Plate

-

P
LanúsLanús

-

P
0

De local, River sigue sin poder sumar tres puntos
De local, River sigue sin poder sumar tres puntos. Foto: Telam

A poco más de un mes de haber vuelto de Japón, River no se encuentra. El regreso futbolístico se le está haciendo más largo que haber cubierto el trayecto a las antípodas. Hay conciencia del extravío, lo reconoció Gallardo durante la semana: "Hay que empezar a renovarnos y volver a las fuentes de lo que somos como equipo". Desde que obtuvo la Suruga Bank, trofeo que levantó antes de que se cumpliera una semana de haber conquistado la Copa Libertadores, el nivel bajó y los resultados se le torcieron: tres derrotas, dos empates y un triunfo (un 4-1 a Nueva Chicago exagerado de acuerdo con lo que fue el desarrollo).

Por primera vez desde que Gallardo es el director técnico, River transita por una competencia sin posibilidades de pelear por el título. Lejos de una crisis, aun habiendo perdido con Boca, sin urgencias por la lógica tolerancia y comprensión que le transmiten los hinchas, River toma este momento como una transición para hacer algunos replanteos.

En ese intento por retomar la esencia futbolística de algún tiempo atrás, Gallardo disolvió ayer el doble pivote Kranevitter- Ponzio que le fue útil en varias batallas coperas. La formación, por nombres, era una apuesta por jugadores más técnicos, al juntar a Pisculichi, Viudez y Bertolo. En medio de todo esto, el plantel está sometido a algunos recambios, de los cuales, por ahora, no sale favorecido. Si la zurda de Ariel Rojas se extraña en días como ayer, cuando se vuelve a poner el acento en la pelota, la agresividad defensiva y empuje que transmitía Funes no se advierten en este Álvarez Balanta inseguro y con tendencia a perder la marca.

River no pudo con Lanús en el Monumental
River no pudo con Lanús en el Monumental. Foto: LA NACION / Fabián Marelli

Los refuerzos todavía no levantan el potencial del equipo. Bertolo no se parece en nada al extremo profundo y desequilibrante que era en Banfield. Apenas llegó se desgarró. Recuperado físicamente, sus participaciones son intrascendentes, no incide en ataque y, producto de su desorientación, le cometió por imprudente un penal a Acosta que no fue sancionado. Viudez, que tan bien impresionó en su debut en Paraguay por la Copa Libertadores, no siguió en esa línea a partir de que al poco tiempo se desgarró. Sus reapariciones fueron intermitentes, con algunos apagones perjudiciales, como la pelota que ayer perdió en el círculo central y obligó a Balanta a frenar con foul al juvenil paraguayo Almirón. De ese tiro libre, Aguirre sacó un zurdazo de su repertorio, tan tremendo como la floja lectura que Barovero hizo de la ejecución. Lanús se ponía 1-0 ante un rival poco claro, espeso, con Alario como uno de los pocos que no se equivocaban con la pelota y el más despierto para tirar desmarques. El ex Colón es la incorporación que está dando más reditos, mientras Saviola, con poco ritmo y sin olfato de goleador, acumula más minutos en el banco que en la cancha.

River mejoró con los ingresos de Mayada y Mora. El lateral es un velocista que encontró mucho terreno para escalar porque Lanús se retrasó excesivamente: no venía a cuento de nada renunciar a atacar a un adversario que no estaba firme atrás.

Sin mucho fútbol, River tuvo espíritu, puso corazón para encender un partido chato, predestinado a no ser recordado. Si alguna seña de identidad recuperó River fue la llave al gol que tiene en la pelota detenida con Pisculichi. Su tiro libre de zurda desde un costado fue conectado para el empate por Mora, otra pieza que River necesita en su versión más rendidora. Tuvo un poco más de envión River, aunque fue insuficiente para comprometer a un Monetti que demoró todo lo que pudo cada reanudación del juego.

A River y Lanús les espera entre semana la Copa Sudamericana. Ése es el objetivo de ambos. Al que River quería llegar tras reecontrarse consigo mismo, pero la búsqueda está a mitad de camino.

La Copa. El miércoles River debutará en la Copa Sudamericana, en la que defiende el título logrado en 2014. El equipo de Núñez será local de Liga de Quito de Ecuador, a las 19.

El gol de Aguirre

El gol de Mora

gm/ae

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas