Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Trata de personas: el 50 % de las denuncias son de Buenos Aires y Capital

Desde la sanción de la Ley 23.364 fueron rescatadas más de 9 mil víctimas; el 51% era explotadas sexualmente y en el 85% de los casos se trata de mujeres y niñas

Jueves 24 de septiembre de 2015 • 00:10

En la Argentina se conmemoró ayer el Día de Lucha contra la Explotación Sexual y la Trata de Personas. Pero para las víctimas y sus familias esta es una batalla de todos los días.

Más de 600 mujeres de nacionalidad extranjera fueron rescatadas de las redes de trata en lo que va de 2015 en el país, lo que representa el 62 por ciento sobre un total de 1017 casos , informó el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, pero aún son muchas las jóvenes que permanecen desaparecidas.

Madres Víctimas de Trata está integrado por más de quince familias
Madres Víctimas de Trata está integrado por más de quince familias. Foto: Facebook

Denunciar, investigar y acceder a ayuda psicológica son algunas de las dificultades que enfrentan quienes buscan a una familiar que fue secuestrada para ser explotada sexualmente. Por eso, en el barrio porteño de Constitución nació Madres Víctimas de Trata, una Asociación Civil integrada por familiares y amigos de chicas desaparecidas para ser prostituidas. Entre ellos está parte del entorno de Florencia Penacchi, la joven secuestrada por una red en 2005.

Madres Víctimas de Trata no sólo lucha contra ese delito y brinda asistencia. También ofrece un comedor y actividades culturales gratuitas para generar un espacio de contención y ayuda. Detrás está el esfuerzo de mucha gente, pero principalmente el de Margarita Meira, una mujer que hace 23 años perdió a su hija en manos de un proxeneta.

"Siempre digo para qué me metí. Antes pensaba que tener un comedor era dar de comer y nada más, pero detrás está la pobreza, el abandono, el robo de niños, la trata, personas que se mueren y sus familiares que te tocan timbre porque no hay un peso para enterrarlos", cuenta Margarita, que lleva adelante una fuerte lucha y militancia social.

"Mataron a mi hija pero yo ignoraba todo. Ella se fue con una persona que era un asesino, un narcotraficante. Se hizo el novio y se la llevó. Yo no podía saber dónde estaba, la tenía escondida. Denuncié y caminé. Estaba embarazada y pasé todo un embarazo buscándola, pero yo desconocía la trata porque en ese momento no era fácil hablar de eso ni tenía información sobre el tema. Yo sospechaba que él la usaba para vender droga y robar, pensé que ella iba a escapar, pero no. La encontré muerta", cuenta Margarita que, hasta hoy, no baja los brazos y persigue justicia detrás de cada caso que conoce.

Su hija se llamaba Susana. Comenzó una relación sentimental cuando tenía 16 años y al poco tiempo huyó con el supuesto novio sin imaginar que la convertiría en una víctima de trata y luego la mataría. Susy, como la llama Margarita, apareció asfixiada con monóxido de carbono según el resultado de las pericias judiciales, pero el caso nunca alcanzó la luz. Margarita supone que él la asfixió luego de golpearla. Susy apareció muerta en la bañera, pero maquillada y peinada.

"Pensé que sola iba a poder hacer algo, pero no pude. No sabía quiénes eran los responsables de la trata en la Argentina. No tuve datos. Tiempo más tarde me enteré por amigas que ella llamaba por teléfono y les contaba que no podía escapar, que él le decía que me iba a matar a mí y a Guadalupe, su hermana. Un año, después supe que ella estuvo trabajando en "Shampoo", "Cocodrilo" y "Escorpión" -tres conocidos boliches de la noche porteña-, pero nunca pude hacer justicia. Nadie te da datos", explica Meira.

Que un hombre persuada a una mujer y finja ser su novio para ingresarla en una red de trata es una variable posible, pero no la única. La explotación sexual se da a través de distintos canales: secuestro en la vía pública; entrega de la víctima a través de un familiar o alguien de un entorno cercano que vende información y facilita el rapto; una promesa de trabajo; persuasión a través del consumo y venta de drogas, son otras posibilidades.

Madres Víctimas de Trata realizó una campaña de concientización en la vía pública
Madres Víctimas de Trata realizó una campaña de concientización en la vía pública. Foto: Facebook

"En el caso de Susy, cuando tenía 16 años se hizo de novio con este chico que la enamoró y la llevó", recuerda Margarita, pero aclara: "No todos los secuestros son iguales, a veces las víctimas no están completamente encerradas, pero no pueden denunciar porque están golpeadas, amenazadas y drogadas. Además, los líderes de las redes les hacen saber que ellos tienen de su lado a jueces, policías, y políticos. Entonces, ¿a quién le vas a ir a decir? El trabajo que ellos hacen va más allá de un encierro físico.".

Con el paso de los años, Margarita conoció más historias: mucha gente se acercó con consultas o para pedirle ayuda. Así fue que decidió dar un paso más y crear la Asociación Civil que hoy integran más de 15 familias, pero aclara que lo de ella es una "dedicación social".

"Yo militaba para el peronismo, pero fui muy golpeada, porque cuando mi hija desapareció, mis compañeros cobraban las coimas de los prostíbulos porque eran los encargados de la habilitación. Eso para mí fue la peor traición, entonces tiré la toalla. Por donde mirás hay mucha complicidad. Es difícil, por eso decidimos juntarnos para ver si entre todas podemos hablar del tema, porque no se dice cuántas chicas hay secuestradas ni hay un registro real de la situación. Las chicas desaparecen y ya", explica Meira.

Entre abril de 2008, cuando entró en vigencia la ley 23.364 que establece las sanciones del delito contra la trata, hasta agosto de este año fueron rescatadas 9025 personas, según cifras difundidas anteayer por el Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata y publicadas por la agencia de noticias Télam.

El 51 por ciento de esas personas estaba en situación de explotación sexual, en tanto que el 49 por ciento era explotada laboralmente; del total, el 90 por ciento era mayor de edad, indicó el registro oficial.


La línea telefónica nacional gratuita 145 -que recibe llamados todo el año las 24 horas- atendió entre 2012 y agosto último 5300 comunicaciones. Este año, el 50 por ciento de las denuncias provino de Capital Federal y la provincia de Buenos Aires, mientras que Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y La Pampa se ubicaron entras las provincias que siguen.

Más del 85% de las víctimas de este flagelo son mujeres, adolescentes y niñas, quienes son tratadas para ser explotadas sexualmente, obligándolas a prostituirse.

En diciembre del 2012 la ley sufrió una nueva modificación a raíz del impacto generado por el fallo que absolvió a los culpables de la desaparición de Marita Verón. Se eliminó de esta forma la figura de consentimiento; se establecieron nuevos derechos para las víctimas y asistencia integral, buscando la adecuada reinserción de las mismas; se impulsó la creación del Comité Ejecutivo y el Consejo Federal para la Lucha de Trata y Explotación de Personas, en el ámbito de Jefatura de Gabinete de Ministros, pero aún no está reglamentada en su totalidad.

Milagros Moreni Nimer

Tw: @milagrosmoreni

mmoreni@lanacion.com.ar

Te puede interesar