Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cartas de los Lectores

El Papa en los EE.UU; Humildad; La cadena nacional; Un mal síntoma; Estrategia común; Intolerancia; Los mejores; ¿Deporte o guerra?; Estatua de Canning

Domingo 27 de septiembre de 2015
0

EL PAPA EN LOS EE.UU.

Profeta

La creciente repercusión mundial que tienen las palabras del papa Francisco, aclamado en cada uno de sus mensajes en su gira, trae a la mente el recuerdo de la sentencia del Evangelio "nadie es profeta en su tierra". Durante el tiempo en que fue arzopispo de Buenos Aires y cardenal primado fue visiblemente ignorado por las máximas autoridades políticas de nuestro país.

Víctor Parigi

DNI 7.597.106

Humildad

¡Qué amargura le debe producir a la presidenta Cristina Kirchner ver a Jorge Bergoglio admirado y aclamado en el centro del mundo! Y saber que logró esa devoción sin dar dádivas y sin haber tenido que alquilar transporte para acercar a la gente. El mismo Bergoglio al quien ella y su marido ningunearon durante años, a quien Néstor Kirchner se refirió como "diablo con sotana". El mismo que, devenido Francisco, siguió recibiendo los dardos cristinistas hasta que la Presidenta, pasados pocos días, advirtió que esta postura no le convenía y, en un hipócrita giro de 180°, se convirtió en más papista que el Papa.

Francisco fue ovacionado de pie por un salón colmado en la Asamblea de la ONU. La Presidenta no tuvo esa suerte: sus discursos fueron escuchados por un auditorio muy reducido. Tal vez, la diferencia se deba a que Francisco es no sólo un hombre culto e inteligente, sino también muy humilde.

Delia Malamud Rubens

DNI 5.753.088

La cadena nacional

La libertad de prensa está lesionada por las constantes cadenas de la Presidenta, que violan este derecho de raigambre constitucional al silenciar a todos los medios audiovisuales del país para que los ciudadanos debamos escuchar obligadamente a una persona. No es menor el agravio al derecho de propiedad que se infiere a los propietarios, anunciantes y usuarios. Y por supuesto, aun más grave es la manipulación de la opinión pública, en franca violación del artículo 37 de la Constitución, que garantiza el libre ejercicio de los derechos políticos. Es claro, finalmente, que violan el artículo 75 de la ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual, que autoriza la cadena nacional sólo para situaciones graves, excepcionales o de trascendencia institucional. Sugiero acciones judiciales de los afectados para que la Justicia frene estos abusos.

Horacio M. Lynch

lynchhoracio@yahoo.com

Un mal síntoma

La no participación del señor Scioli del debate presidencial habla muy mal de él como político. El hecho que no se modifique la intención de voto hacia él después de ese hecho habla muy mal de los argentinos que lo votan. Jamás votaría a nadie que no exponga sus ideas ni polemice con quienes pueden tener mejores proyectos. El voto automático, verticalista, irracional, típico de los gobiernos y pueblos populistas y demagógicos, desmerecen la democracia, la libertad y la inteligencia del ciudadano. Como decía Sarmiento, hay que educar al soberano.

Dr. José Mario Lenczner

DNI 10.386.155

Estrategia común

Sería muy bueno que Macri y Massa adoptaran a partir de este momento una estrategia común, cuyo objetivo sea mostrarse juntos, sin dejar de aclarar que ambos compiten por lo mismo, pero que los une algo superior, que es abrir los ojos a los indecisos que podrían votar a Scioli. Juntos, en spots publicitarios, deberían dirigirse al ciudadano para darle la libertad de optar por cualquiera de los dos, pero invitando a impedir la continuidad del relato. Ellos saben que sin segunda vuelta todos estos años de postergación de nuestro país se agravarán, y sus chances políticas se esfumarán. No ayuda verlos por separado criticándose, mientras Scioli sigue engañando al indeciso e inunda los medios con mentirosos datos de su gestión y falsas promesas. Está clarísimo que lo que no pudo hacer en 12 años no lo va a cambiar por arte de magia.

Macri y Massa nos deben ese acto de grandeza y sabiduría.

Ignacio de Uribelarrea

DNI 13.232.448

Intolerancia

Encuentro preocupante la situación de los argentinos como sociedad. El concepto de comunidad está perdido y nuestro país, dividido. Hoy coexisten dos grupos inconexos a causa de sus diferencias ideológicas. Los que apoyan al Gobierno y los que no lo hacen, ambos bandos no aceptan sus diferencias y esto lleva al odio. Sin embargo, existen aquellos que sí respetan más opiniones ajenas, pero son muy pocos. El gran problema en nuestra sociedad es la intolerancia, la aceptación de los puntos de vista diferentes de los propios.

Algo hay que hacer. Es imposible construir una sociedad si no hay compresión hacia el otro. Los argentinos deberían aprender a tolerar. Y entender que en una comunidad siempre va a haber diferencias.

Federico Kalciyan

DNI 42.252.013

Los mejores

En el transcurso de los años la cíclica Argentina resolvió sus estrangulamientos económicos apropiándose de los ahorros de la gente. Quitas de ceros, cambios de denominación de la moneda de curso legal, plan Bonex, corralito, corralón. Qué difícil se hace decir apropiándose y no el término común y que hasta el propio Código Penal emplea, robándole. Todos, antes y ahora, dicen que lo hacen -cual iluminados- por el bien de todos. Así, la troupe del Ministerio de Economía, junto con la Comisión Nacional de Valores y el BCRA, les ha confiscado por el momento una enorme parte de sus dineros a los argentinos que, por acotadas disponibilidades económicas, entran al mercado de capitales por la puerta de los fondos de inversión, casi única alternativa a los tradicionales plazos fijos. Los inversores institucionales, los bancos, las empresas grandes y los particulares de relativa información y volumen no tienen en sus carteras cuotas partes de fondos de inversión.

Desconocimiento, negligencia e impericia parecen ser condiciones insustituibles para el ejercicio de la función pública. De ser así, no tengo dudas, "tenemos a los mejores".

Heraldo Rodríguez Delgado

DNI 12.001.038

¿Deporte o guerra?

Mi hijo Tomás estuvo internado en el Hospital Austral, donde llegó en estado crítico luego de un partido de fútbol supuestamente "amistoso''. Perdió dos litros de sangre y un riñón. El arquero del equipo contrario saltó hacia él con sus piernas flexionadas cuando Tomás se acercó al área en su posición de delantero, y con toda su fuerza, lo lesionó gravemente. Agradezco al equipo de urgencias del hospital, al doctor Paliari que lo intervino y al equipo que colaboró con él, por la celeridad en atenderlo. Esto permitió salvarle la vida. Gracias a los médicos de terapia intensiva e intermedia, a las enfermeras y mucamas por su cordialidad y buena disposición.

Sólo resta hacer una reflexión. Hay una tendencia a hacer del deporte una guerra que convierte al rival en un enemigo. La agresividad que existe en nuestra sociedad apuntala esta realidad. Pero el fútbol no consiste en dar una pelota para que corran detrás de ella, sino que forma parte de un proceso para explicar a través del juego y la competencia cuáles son las reglas que se deben cumplir dentro de una sociedad.

Nelson Mandela, cuando fue presidente de Sudáfrica, usó el deporte para unificar al país. "El deporte tiene el poder de inspirar. Tiene el poder de unir a la gente como pocas cosas lo tienen'', decía. Yo me pregunto: ¿qué pasa con los argentinos? ¿Qué pasa con nuestra juventud?

Reflexionemos antes de que sea tarde.

Mariana Blousson

DNI 14.014.180

Estatua de Canning

Con gran preocupación, he leído que ha sido robada la histórica estatua de George Canning, que data de 1867. Magnífica obra de Robert Garrard, realizada en plata 925, que se encontraba en la Facultad de Ciencias Económicas. Es muy triste, teniendo en cuenta que Canning fue el impulsor del Tratado de Amistad, Comercio y Navegación, firmado en 1825 entre las Provincias Unidas del Río de la Plata y Gran Bretaña. El primer reconocimiento de Gran Bretaña a un país de América latina.

Así le agradecemos a Canning, primero le quitamos su calle y ahora es robada su estatua.

Silvia Bayá C. de Lagache

silbaya.c@hotmail.com

En la Red

Scioli no participará del debate presidencial

Facebook

"¿Por qué no dala cara para debatir de la inflación que no reconocen y del reajuste que se viene?" - Norma Acosta

"Para los que dicen que Scioli no es K. Este es un comportamiento bien kirchnerista, ¡nunca dar la cara!" - Graciela Cristina Lajoa

"¿Qué puede decir Scioli, que va a hacerlo que no hicieron?No puede" - Gustavo Reverzat

"Cuál es el motivo real? Muy simple, sin debatir....gana seguro. Debatiendo corre la posibilidad que todo se le revierta y termine perdiendo" - Guillermo Raitzin MacLoughlin

Carta de la semana

El mensaje de Francisco al mundo

El paso del Papa argentino por los Estados Unidos es ya un hecho histórico sin precedente. Con sencillez y firmeza, inteligencia y sabiduría ha dejado un mensaje de magnitud para el pueblo estadounidense y para el mundo. Condenar enfáticamente la pena de muerte y la guerra, manifestar su condición de inmigrante y pastor universal, sentar su posición frente al cambio climático y al comercio de armas en el mismo Capitolio, aplaudido por legisladores del país más poderoso del mundo, significa dejar en claro su deseo de cambiar la Iglesia y al mundo, para hacerlo más humano, más solidario, más transparente. Su expresión: "Cada vida es sagrada, cada persona tiene una dignidad inalienable", es para que nuestra clase política toda se dé cuenta de que hay un cambio de ciclo, una nueva forma de entender la política, una sustancial y necesaria apuesta al servicio de la gente.

Ojalá quienes asuman los distintos cargos tengan la visión trascendente de Francisco, para que entendamos que es el diálogo, la honestidad, el educado disenso el camino y que quien vaya por la división, la corrupción y el revanchismo se habrá equivocado de senda.

Por eso como dice el evangelio de Marcos 9, 30 a 37 , citado por Su Santidad "Quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos.»

Roberto Peláez

DNI 21.142.456

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas