Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El mapa electoral de las escuelas: las sciolistas, las macristas, "empatadas" y otras rarezas

Los puntos más fuertes y los flancos débiles del FPV y Cambiemos; cómo les fue a los candidatos en los establecimientos donde votaron

Viernes 30 de octubre de 2015 • 20:30
SEGUIR
LA NACION
0

No hace falta más que un vistazo al mapa del voto, escuela por escuela, para observar la polarización que hay en la Argentina. Un círculo amarillo, con núcleo en la Capital Federal se extiende por el interior de la provincia de Buenos Aires, el sur de Santa Fe y Entre Ríos y casi toda Córdoba. A su alrededor, la presencia del celeste es llamativa en el norte del país, buena parte de Cuyo y la Patagonia. La excepción es San Luis, donde tercia la fuerza comandada por Adolfo Rodríguez Saá.

Un monitoreo en cada centro de votación realizado por LA NACION ayuda a comprender cómo, el domingo pasado, los argentinos decidieron que haya ballottage para elegir al próximo presidente. Los puntos amarillos indican los colegios en los que ganó Cambiemos y los celestes son las escuelas que se inclinaron por el Frente Para la Victoria. La imagen permite observar cómo el partido de Mauricio Macri , hasta hace poco "capitalino" y sin territorio, a partir de esta elección -y tras la alianza con la UCR y la Coalición Cívica- comenzó a penetrar en las provincias, especialmente en la pampa húmeda.

Es cierto que Daniel Scioli salió primero en 21 de las 24 provincias. Pero si se consideran las escuelas, la distribución es mucho más pareja: el Frente Para la Victoria ganó en 6752 y Cambiemos en 6072 instituciones de todo el país. San Luis es un caso aparte: en el 70% de esas instituciones se impuso Adolfo Rodríguez Saá .

Una lupa sobre el mapa permite encontrar varias curiosidades y rarezas:

-Las escuelas de los candidatos. La mayoría de los candidatos no son profetas en su tierra. Sólo Mauricio Macri y Sergio Massa salieron primeros en las escuelas en las que votaron. El líder de Pro dio un batacazo en el colegio Wenceslao Posse de Palermo donde cosechó el 70% de los votos, contra el 14% que obtuvo su rival del ballottage.

Scioli, en cambio, no es el preferido entre sus vecinos: en la escuela N° 16 del Dique Luján, sacó un voto menos que el candidato de UNA y quedó a sólo dos votos de Cambiemos. Es que en Tigre, Sergio Massa sigue pisando fuerte y salió primero en su escuela, con el 37% de los votos. A pesar de la fuerza de Rodríguez Saá en San Luis, el candidato de Compromiso Federal sacó sólo un 30% de los votos en su centro de votación y quedó detrás de Cambiemos (39%).

-Las zonas más "sciolistas" y las más "macristas". El "mapa de calor" de cada fuerza permite ubicar las escuelas donde los candidatos obtuvieron mayor ventaja. Scioli pisa fuerte en Santiago del Estero, Formosa y Misiones. Allí en buena parte de los colegios, especialmente los ubicados en la frontera, superó el umbral del 90%.

Los puntos más sólidos de Mauricio Macri se concentran mayormente en la Capital Federal, especialmente en los barrios del norte, como Núñez, Belgrano y Palermo. También en Vicente López y San Isidro. La ciudad de Córdoba y alrededores fue una fortaleza clave del líder de Pro: hay escuelas en las que rozó el 100% de los votos.

-Las escuelas de Vidal y Aníbal Fernández. En su escuela de Castelar, la gobernadora electa María Eugenia Vidal sacó más del 46% de los votos y casi duplicó al Frente Para la Victoria. Aníbal Fernández , en cambio, perdió por paliza en su centro de votación: en la escuela N°9 de Quilmes Este, el kirchnerismo obtuvo el 27% de los votos, contra 47% que sacó Cambiemos, que impuso a su candidato a intendente, Martiniano Molina.

-Las escuelas de Cristina Kirchner y Máximo. El la escuela donde votó la presidenta Cristina Kirchner , el Colegio Nuestra Señora de Fátima en Río Gallegos, el FPV salió primero pero no ganó "en primera vuelta". Mientras el kirchnerismo sacó un 47%, Cambiemos lo siguió muy de cerca con el 45%. En la escuela de Máximo Kirchner , la performance fue aún peor: la lista que lo llevaba como candidato a diputado nacional obtuvo un 38% de los votos.

-La fuerza de UNA. La mayor penetración de UNA en el electorado se observó en Salta -la provincia del ex candidato a vicepresidente, Gustavo Sáenz- y en Jujuy. También unas 120 escuelas distribuidas en Córdoba, Buenos Aires y Santa Fe optaron por el tigrense como primer candidato.

-Pérdidas respecto a las PASO. Entre las primarias de agosto y las generales de octubre, los votantes no siempre se comportaron igual. Hay varios puntos en donde los candidatos perdieron caudal electoral. Para Scioli, Tucumán fue un flanco débil. Bajó su porcentaje en casi todas las escuelas, tras las polémicas elecciones a gobernador que terminaron en denuncias de fraude y represión. También perdió votos en el sur de Entre Ríos y en varios puntos del interior de la provincia de Buenos Aires que fueron azotados por las inundaciones a pocas horas de las PASO.

Las bajas de Macri se dieron fundamentalmente en Jujuy en manos de UNA, en parte por la tracción que generó el gobernador electo Gerardo Morales (UCR), colgado de casi todas las boletas de la oposición. También en Formosa, donde el FPV pisó fuerte, en Neuquén y en la provincia de la Presidenta, Santa Cruz.

-Empates. Las escuelas "empatadas" son otra perlita. Son 46 y se ubican, principalmente, en tres distritos "indecisos": Capital Federal, Santa Fe y Santiago del Estero. Si bien algunas son poco representativas, por la escasa cantidad de votantes, muestran divisiones y polarización entre los vecinos. El empate FPV-Cambiemos se dio en 21 escuelas. En una escuelita de La Cocha, San Luis, hubo un triple empate: con tres votantes, un voto fue para Rodríguez Saá, otro para Macri y otro para Nicolás Del Caño .

-El FIT, primero en una escuela. Fue en un colegio de la localidad de Sierra Chica, provincia de Buenos Aires, donde Del Caño obtuvo 6 de los 8 votos positivos. Progresistas, la fuerza de Margarita Stolbizer , no logró encabezar ningún centro de votación.

-Sin llegada. Si se analiza la distribución del voto por escuela, se hacen evidentes cuáles son las provincias donde los candidatos tienen menos "llegada". El talón de Aquiles de uno y otro candidato es distinto. Por ejemplo, en Formosa, Macri ganó en sólo 3 de las 172 escuelas. En Santa Cruz salió primero en dos de 107 instituciones y en Tierra del Fuego en 5 de 60.

Por su parte, Scioli tiene escasa penetración en el electorado porteño (ganó en 33 de las 776 escuelas), en Córdoba (con 75 de los 948 centros de votación), y en San Luis, (con 7 de las 212 instituciones).

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas