Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Festival de cine de Mar del Plata: de la búsqueda del nuevo Riquelme a la película filmada con un iPhone

Entre los varios centenares de títulos que se exhibirán en la muestra cinematográfica, seleccionamos 10 proyectos que, tanto por los nombres propios involucrados como por sus temáticas inusuales, merecen ser seguidos con atención

SEGUIR
PARA LA NACION
Viernes 30 de octubre de 2015 • 14:09
0

No son, en su mayoría, directores consagrados, pero sus más recientes películas se ubican entre las sorpresas (o ratificaciones) de este año en el circuito de festivales internacionales. Por eso, estos diez títulos conforman un Top 10 (sin orden de preferencias) de joyas escondidas que merecen rescatarse entre la frondosa programación de 380 films que este año ofrece la 30ª edición de la muestra marplatense.

1. El apóstata. El uruguayo Federico Veiroj (Acné, La vida útil) narra la historia de Gonzalo Tamayo, un joven que está a punto de terminar su carrera de filosofía y decide renunciar a la religión católica. Claro que nada será fácil para este querible personaje sin demasiada fortuna. Una tragicomedia que aborda cuestiones profundas de forma leve y amable.

2. Los pibes. Tras la notable Parador Retiro, el argentino Jorge Leandro Colás consigue un documental fascinante (querible y despiadado a la vez) sobre la tarea de los captadores de Boca Juniors que intentan descubrir por todo el país al nuevo Riquelme.

3. Homeland (Iraq Year Zero). Abbas Fahdel filmó el antes y el después de la invasión estadounidense a Irak con su familia como principales protagonistas y logró un registro contundente y demoledor (son casi seis horas) sobre las consecuencias humanitarias de la guerra.

4. Heart of a Dog. Compositora musical, cantante, violinista, poetisa y artista plástica experimental, la estadounidense Laurie Anderson debutó como directora de largometrajes con un ensayo existencialista sobre la memoria y la muerte. El resultado es en un collage metafísico que mixtura expreriencias íntimas con conceptos filosóficos de Søren Kierkegaard o Ludwig Wittgenstein, reflexiones budistas y una potente denuncia política.

5. O futebol. Nacido en San Pablo, pero radicado en Madrid, Sergio Oksman dirigió elogiados cortos y documentales como A Story for the Modins. Esta película es, sí (como lo indica el título), sobre fútbol, pero también sobre el contradictorio Brasil actual y sobre una compleja relación padre-hijo. El realizador regresó a su ciudad para compartir el último Mundial con su papá y la experiencia se transformó de manera impensada en algo mucho más profundo y conmovedor.

6. Kaili Blues. Esta ópera prima de un director de apenas 26 años como el chino Bi Gan es uno de los descubrimientos del año. Lírica, virtuosa, sensible, ambiciosa, hipnótica y sensorial, esta combinación entre el melodrama y la road-movie se ubica a mitad de camino entre el cine del primer Jia Zhang-ke y Café Lumière, de Hou Hsiao-hsien. Trenes y motos. Viajes en el tiempo (no lineales). Familias escindidas. Amores perdidos. Tradiciones. Poemas. Música. Narración en off. Y un plano secuencia de casi 40 minutos que quedará en la historia.

7. El movimiento. Tras Historia del miedo, Benjamin Naishtat filmó en blanco y negro este film ambientado en 1835, época de pestes y anarquía, sobre un caudillo (Pablo Cedrón) que deambula por las pampas buscando (o, mejor, imponiendo) apoyo para "el movimiento" del título. Mezcla de western, thriller político, costumbrismo gauchesco, épica histórica y falso documental tiene algo de Jauja, de Lisandro Alonso; de Aballay, el hombre sin miedo, de Fernando Spiner, pero también de La película del rey, de Carlos Sorin; y de trabajos de Werner Herzog como Fitzcarraldo o Aguirre, la ira de Dios.

8. Tangerine. Sean Baker (Starlet) filmó con un iPhone 5s una historia extrema ambientada en las zonas menos turísticas de Los Angeles y protagonizada por intérpretes transgénero. Una historia de amor mutante y políticamente incorrecta que, además, transcurre en plena época navideña.

9. Drunk Stoned Brilliant Dead: The Story of the National Lampoon. Este documental de Douglas Tirola reconstruye la historia de esta revista surgida de la contracultura colegial en los años '70 y devenida luego en una institución cultural con influencia en el teatro, el cine y la TV (fue el germen del programa Saturday Night Live). Gilda Radner, John Belushi, Harold Ramis, John Landis, Bill Murray y Chevy Chase son algunos de los artistas que brillaron en distintas etapas de la franquicia.

10. La impresión de una guerra. El colombiano Camilo Restrepo aborda el conflicto armado que marcó a fuego a una sociedad escindida no sólo en clases sociales sino también en facciones de poder (militares, guerrilleros, paramilitares, narcos, bandas mafiosas), pero lo que hace con materiales tan diversos como imágenes distorsionadas en 16mm, fotografías borrosas, diarios mal impresos, narración fragmentaria, bandas de punk rock tocando en vivo, testimonios de ex presidiarios e imágenes de los enfrentamientos bélicos subidos a YouTube por los propios protagonistas. Un impactante ensayo político sobre la violencia (especialmente en Medellín y Cali) con notables logros formales.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas