Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Instrucciones para prestar atención a la Buenos Aires que no miramos

Open House propone un recorrido arquitectónico y urbanístico por edificios emblemáticos cerrados habitualmente al público; las actividades continúan hoy

SEGUIR
PARA LA NACION
Domingo 01 de noviembre de 2015
La basílica del Sagrado Corazón de Jesús es uno de los mayores atractivos
La basílica del Sagrado Corazón de Jesús es uno de los mayores atractivos. Foto: LA NACION / Maximiliano Amena
0

Sebastián Garriz acomoda a su perro Rufino en el canasto de su bicicleta. Están listos. Junto a otras 15 personas, todas sobre sus bicis, emprenderán un recorrido durante más de dos horas por distintos puntos del sur de la ciudad. La oferta es amplia e incluye iglesias, museos y edificios emblemáticos. Sebastián es arquitecto y asegura que estos paseos "permiten que uno vea cosas que habitualmente no ve. Otra Buenos Aires". Así comienza el Open Bici, un evento combinado con el programa Vení a conocer Barracas del gobierno porteño, que apunta a la promoción del barrio y en especial del Distrito de Diseño, cuyo epicentro es el Centro Metropolitano de Diseño, ubicado en Algarrobo 1041.

El recorrido transcurre por el Parque Lezama, la Usina del Arte, la estación de trenes Yrigoyen y otros puntos del sur. Constanza Siniavsky, una de las organizadoras, dice que está muy contenta con la convocatoria y con el entusiasmo que muestran los participantes. "Para muchos es una linda sorpresa esta parte de la ciudad", explica.

Vení a conocer Barracas forma parte de la tercera edición del Open House Buenos Aires, el evento mayor que durante 48 horas (ayer y hoy) permite adentrarse en el interior de edificios usualmente vedados al acceso público. Unos 25.000 inscriptos recorrerán durante este fin de semana 90 edificios, algunos históricos, otros modernos, todos muy porteños. El Palacio Bencich, el Centro Cívico de la Ciudad (Edificio Foster), el Palacio Barolo, la torre IBM y el C. C. K. forman parte del programa. Esta edición incluye además Camina BsAs: visitas guiadas por el casco histórico con intervenciones musicales sorpresivas. También se desarrollará Open Foto 2015 con la idea de construir imágenes y crear historias durante los paseos.

La ex fábrica recuperada Bagley, en Gral. Hornos 260, encastra perfectamente en el paisaje fabril que todavía domina el barrio de Barracas, donde galpones y viejas construcciones se mechan con construcciones más modernas. Bagley construyó esta planta en 1910 y funcionó hasta 2004. En el sótano donde ahora funcionan oficinas persisten unos inmensos toneles donde se fabricaba la bebida Hesperidina, la primera marca patentada en la Argentina. La otra mitad de la vieja fábrica fue destinada al complejo Moca.

Historias que impresionan

Paula Da Cruz y Julieta Torres son vecinas del barrio y participan de un taller de fotos. Se enteraron del Open House y quisieron conocer por dentro aquellos lugares por los que suelen pasar y en los que nunca pueden ingresar. "Me interesa mucho la arquitectura y la historia de la ciudad", dice Paula, mientras se entretiene con un viejo libro que contiene fichas de pacientes psiquiátricos de Open Door, expuesto allí por la Fundación Lebensohn.

Uno de los máximos atractivos del barrio es, sin duda, la basílica del Sagrado Corazón de Jesús, en Av. Vélez Sársfield 1351. De estilo ecléctico, neorrománico con detalles góticos, la basílica conserva una imponencia deslumbrante. Fue construida en 1908 por la familia Pereyra Iraola, en terrenos de su propiedad y que eran entonces un pantano, según cuenta el párroco Sebastián García. Además del templo, decorado por artistas franceses con dos rosetones de 8,5 metros de diámetro y 34 vitrales, están abiertos al público los claustros (donde funciona una escuela y un jardín) y la cripta, donde descansan los restos de los fundadores de la basílica.

Sebastián Juárez también es fotógrafo y estudia una licenciatura en audiovisión. "Es muy impresionante", repite una y otra vez mientras gatilla su máquina. "Soy de zona sur pero nunca había entrado a esta iglesia; es imponente."

El contingente de ciclistas aficionados llega al Centro Metropolitano de Diseño, un espacio recuperado por el gobierno porteño que se transformó en un punto de referencia en el sur. Allí funcionó hasta 1983 el Mercado del Pescado y actualmente el edificio alberga escuelas de oficios, una incubadora de empresas de diseño y otra de talleres textiles, un auditorio y una cafetería. Karin Hogg está contenta. Mientras sus compañeros toman agua y se acomodan para recorrer el espacio junto a los guías voluntarios de Open House, reflexiona: "Uno viaja por el mundo y a veces no conoce lo que tiene cerca". Para Karin, el Open Bici además es una combinación perfecta: "Hacés ejercicio, conocés gente y lugares muy lindos".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas