Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los Pumas están de regreso... y ya son el equipo de todos

Rodeados del afecto de unos 300 admiradores, volvieron a la Argentina y apuntan al futuro con más pergaminos

Lunes 02 de noviembre de 2015 • 22:48
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Foto: LA NACION

Los Pumas están en casa. La terminal A del aeropuerto de Ezeiza se convirtió, de pronto, en un festín de tries, orgullo y pertenencia. Unos 300 admiradores, entre familiares, curiosos y fanáticos, que se acercaron al rugby por obra de un grupo de valientes que alcanzaron un histórico cuarto puesto en el Mundial de Inglaterra, provocaron unos largos minutos de emoción compartida. Nicolás Sánchez, el goleador del Mundial, resultó el más ovacionado. Gritos, cánticos, banderas, lágrimas, matizadas en la inocencia de decenas de niños que convirtieron la espera en el aeropuerto internacional en una suerte de tercer tiempo de la alegría. Jóvenes vestidos con camisetas de los Pumas, como también de Lomas o San Cirano, clubes cultores de esta noble disciplina, generaron un tiempo de simpatía en presente, que con el tiempo será, seguramente, el comienzo de algo verdaderamente grande.

El seleccionado argentino aterrizó pasadas las 18, luego de la muy buena participación en la Copa Mundo, que finalizó el sábado pasado, con el triunfo de Nueva Zelanda, uno de los mejores equipos de la historia. La Argentina obtuvo el cuarto puesto tras caer con Sudáfrica, el último viernes, por 24-13. Daniel Hourcade, el entrenador, Agustín Creevy, el capitán, Carlos Araujo (presidente de la UAR) y Fernando Rizzi (secretario) contaron la magnífica experiencia en la terminal C, mientras que en el otro sector, el calor y el color se confundieron con varios integrantes de la delegación. Algunos protagonistas que actúan en las ligas del viejo continente no regresaron, como Marcelo Bosch, Juan Figallo, Marcos Ayerza, Juan Martín Fernández Lobbe, Juan Imhoff, Lucas González Amorosino y Horacio Agulla.

Foto: LA NACION

Daniel Hourcade fue claro. "Ojalá este equipo quede en la historia y que ésto sea el comienzo de un camino. Éste es un proyecto que sigue", comentó. "El balance del Mundial es altamente positivo. Es fruto de un proyecto en el que se fueron dando los pasos que se tenían que dar y ahora se ven los resultados. Pero éste es el comienzo de la historia, este equipo todavía tiene mucho por crecer", señaló.

Y lo más importante: lo que vendrá. "Va a continuar en el plantel la mayoría de los jugadores que participaron en el Mundial más otros que se quedaron en Buenos Aires. El futuro es promisorio. Este cuarto puesto es el comienzo de una historia que promete capítulos más grandes", insistió. Araujo exhibió su entusiasmo y respaldó al tucumano... hasta donde puede.

"Nosotros arrancamos con un plan que tenía como objetivos los mundiales de 2015 y 2019. Hourcade va a seguir en el cargo hasta 2017, porque este Consejo dura hasta marzo de 2018. Fijamos ese plazo por una cuestión de prudencia política, pero eso no quiere decir que Hourcade no pueda seguir. Lo decidirá el próximo presidente", explicó. Creevy exhibió parte de la emoción contenida por tantos días. "El rugby no es el deporte más popular de la Argentina, por eso es muy lindo que ahora se hable un poco más. No nos imaginábamos tanta repercusión", contó. ¿Y ahora? Los Pumas se reencontrarán cuando Daniel Hourcade confirme el plantel que emprenderá la última misión del año, para el choque contra Barbarians, el sábado 21 de noviembre, otra vez en Londres. Pasó el Mundial, el futuro cada día es más grande.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas